Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Siria

La aviación rusa destruye el centro de mando y arsenales del Estado Islámico en Siria

Los ataques aéreos se están centrando en las provincias de Idleb y Al Raqqa, principal bastión yihadista.

Efe. Moscú Actualizada 03/10/2015 a las 16:38
Etiquetas
Nube de humo tras un bombardeo de fuerzas rusas en en el término de Ibdel, en Siria.Khalil Ashawi/Reuters

La aviación rusa destruyó un centro de mando, un arsenal y un almacén subterráneo de explosivos del Estado Islámico (EI) en Siria, según informó hoy el Ministerio de Defensa de Rusia.

"En las últimas 24 horas los aviones rusos Su-34 y Su-24M realizaron 20 vuelos contra nueve objetivos terroristas del EI", dijo Ígor Konashenkov, portavoz castrense ruso, en su parte diario.

Los ataques aéreos rusos se centraron durante la tarde del viernes y esta madrugada en las provincias de Idleb y Al Raqqa, principal bastión yihadista en el país árabe. 

El Observatorio Sirio de derechos Humanos informó de que en los ataques se registraron heridos pero no víctimas mortales, sin especificar si los afectados son civiles o combatientes opositores.

La provincia de Latakia, situada en la costa mediterránea en el norte de Siria, es uno de los feudos del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, y ya fue blanco de los ataques rusos ayer.

Rusia insistió este sábado en que el único objetivo de su campaña de bombardeos aéreos es acabar con los yihadistas y, de esa forma, defender a su pueblo de la amenaza terrorista, tal y como aseguró el primer ministro Dmitri Medvédev al canal de noticias Rusia 24.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual