Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Australia

La justicia australiana impide a una madre dar el pecho a su hijo por haberse hecho un tatuaje

Un juez considera que expone a su bebé a un riego inaceptable a pesar de dar negativo en las pruebas de hepatitis y VIH a las que se sometió.

Efe. Sídney Actualizada 18/06/2015 a las 17:15
Etiquetas
0 Comentarios

IUn juez australiano prohibió a una mujer que se grabó un tatuaje hace cuatro semanas que le dé pecho a su hijo de 11 meses por considerar que expone a su bebé a un riego inaceptable, informaron medios locales.

La decisión del juez Matthew Myers del Circuito de los Tribunales Federales se da a pesar de que los resultados de las pruebas a la que se sometió la mujer para descartar hepatitis y VIH arrojaron negativo, según la cadena local ABC.

EL juez determinó en este caso, que fue presentado ante los tribunales en Sídney por el padre de la criatura en medio de una amarga disputa familiar, que las pruebas clínicas no son concluyentes.

Por su lado, la directora ejecutiva de la Asociación Australiana de Lactancia Materna, Rebecca Naylor, expresó su preocupación por el precedente que pueda sentar este fallo en el sentido de dar mayor poder a los jueces para pronunciarse sobre los riesgos a los que se exponen las mujeres.

Naylor también subrayó que la industria del tatuaje en el país está muy regulada y las posibilidades de contraer una infección son muy bajas, por lo que remarcó que "a menos de que exista alguna evidencia de que haya contraído una infección a raíz de su tatuaje, la decisión no es razonable".
 
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual