Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Italia

Italia exige una solución a la UE ante las tragedias migratorias y fuerza una cumbre el jueves

En los últimos días se cree que podrían haber perdido la vida en el mar un millar de personas.

Agencias Actualizada 21/04/2015 a las 00:20
0 Comentarios
Inmigrantes rescatados en RodasEfe

El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, ha lamentado las cientos de muertes de refugiados y emigrantes en el mar Mediterráneo y las ha considerado un "grito" para que los países europeos emprendan las "necesarias" acciones humanitarias al respecto.

"Sus muertes son el resultado de un fracaso esencial en la cobertura de las necesidades de protección y seguridad de los ciudadanos", ha manifestado Maurer en un comunicado. Aprovechando que el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea se reunía este lunes en Luxemburgo, ha declarado que los países europeos "deben asegurarse de que las medidas de búsqueda y rescate que pongan en marcha para remplazar la operación italiana Mare Nostrum son suficientemente amplias".

Por su parte, Italia redobló sus peticiones a la Unión Europea (UE) para que afronte de una vez el drama de la inmigración ilegal en el Mediterráneo y la crisis en Libia, mientras continúan las labores de recuperación de cadáveres tras la desaparición de cientos de personas este domingo en el naufragio de un pesquero.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, así lo señaló en una rueda de prensa en Roma junto con el primer ministro maltés, Joseph Muscat, y logró forzar la convocatoria de una cumbre extraordinaria de líderes de la UE el próximo jueves en Roma.

"No podemos cerrar los ojos ante lo que está pasando. La crisis humanitaria debe tener una respuesta no solo por parte de Italia y Malta. Aquello que Italia y Malta están haciendo tiene que convertirse en una prioridad comunitaria", dijo.

Durante su comparecencia ante los medios reconoció que el problema de la inmigración no es fácil de resolver, pero consideró que pasa por garantizar la estabilidad en Libia, algo que no se logra con la intervención militar.

"La intervención en Libia no está sobre la mesa, sino que lo que hay que hacer es ayudar a garantizar la estabilidad en el país", insistió.

También pasa por poner en marcha acciones contra los traficantes de seres humanos que describió ayer como "una gran plaga que afecta al continente" y de los que hoy dijo que forman parte de "organizaciones criminales que están haciendo negocio, ganando dinero y, sobre todo, robando muchas vidas".

"Esto es lo que pedimos a la comunidad internacional, que considere como prioridad el hecho de poder asegurar que estos criminales respondan ante la justicia internacional", apostilló.

En la misma línea se expresó el primer ministro de Malta, país que está colaborando junto con Italia en la búsqueda de supervivientes y en la recuperación de cadáveres tras la última gran tragedia en el Mediterráneo, en la que se cree que podrían haber perdido la vida entre 700 y 950 personas.

Muscat consideró que "es el momento de que Europa haga equipo" para dar respuesta a "un problema internacional de proporciones casi nunca vistas" y condenó que, si no actúa para frenar estas muertes, "la historia la juzgará muy duramente".

El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, pidió una "respuesta inmediata" a la UE frente a estas tragedias para evitar más muertes desde Luxemburgo, donde participó en el Consejo de Asuntos Exteriores.

"Esta es una emergencia europea y hasta ahora la respuesta, los esfuerzos y las ayudas están siendo solo italianos", lo que "no es sostenible", apuntó.

Estas reivindicaciones han sido secundadas en las últimas horas por otros líderes europeos, como la canciller alemana, Angela Merkel, que se comprometió a hacer "todo lo posible para impedir más muertes" y a "intensificar la lucha contra las mafias".

También desde Luxemburgo el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, reconoció la necesidad de que la UE cuente con medios para socorrer a las víctimas de dramas como el naufragio ocurrido este domingo en el Canal de Sicilia, aunque al mismo tiempo alertó del posible "efecto llamada" que pueden tener tales medidas.

La necesidad de prevenir nuevas tragedias en el Mediterráneo será la línea que sigan los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la cumbre extraordinaria convocada para el próximo jueves en Bruselas.

Estas reacciones se producen tras la tragedia del pasado domingo, en el que solo se pudieron socorrer a 28 inmigrantes y en el que se teme que hayan perdido la vida entre 700 y 950 personas según el testimonio de los supervivientes.

Este lunes, al menos tres personas murieron al encallar una embarcación con unos 200 inmigrantes ante las costas de la isla griega de Rodas, en el archipiélago del Dodecaneso.

Además, el Gobierno italiano informó de que medios de la Guardia Costera italiana y de Malta se están ocupando de socorrer a dos barcazas en dificultades frente a las costas de Libia, en las que viajan unos 450 inmigrantes.

Las autoridades italianas no han hablado de la posibilidad de que haya ya fallecidos o las barcas hayan naufragado.

En este sentido, la Guardia Costera italiana informó de que el balance en la tragedia del domingo sigue siendo de 28 supervivientes y 24 fallecidos, cuyos cadáveres fueron trasladados a Malta. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual