Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Referéndum en Escocia

Gerry Adams cree que la consulta en Escocia acelerará su celebración en Irlanda

Los acuerdos de Viernes Santo de 1998 solo permiten hacerla cada siete años.

Reuters/EP. Dublín Actualizada 19/09/2014 a las 17:33
Etiquetas
0 Comentarios
Gerry Adamsafp

El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, ha considerado que el "inspirador" referéndum sobre la independencia en Escocia acelerará la consulta para unificar Irlanda, una perspectiva rápidamente descartada por los unionistas, con quienes su partido comparte el poder en Irlanda del Norte. 

Los nacionalistas predominantemente católicos en Irlanda del Norte, que siguieron formando parte de Reino Unido en una provincia dominada por los protestantes después de que Irlanda logró su independencia en 1921, han mantenido un estudiado silencio en las últimas semanas. 

Aunque los protestantes unionistas todavía suponen la mayoría de la población en el Ulster, Adams ha intensificado su campaña por una votación en los dos lados de la frontera ('border poll'), que está permitida no más de una vez cada siete años en virtud de los acuerdos de paz de Viernes Santo de 1998. 

El Sinn Fein ha argumentado que según los términos del acuerdo, existe el derecho a un referéndum y que debería haber un debate sobre la cuestión. "La campaña en Escocia acelerará todo el proceso", ha considerado Adams en declaraciones a la televisión estatal irlandesa RTE. 

"Nunca deberíamos perder de vista el hecho de que nuestro pueblo está dividido y ahora tenemos una oportunidad de reunirnos democrática y pacíficamente", ha subrayado. 

La Secretaría de Estado para Irlanda del Norte británica podría convocar una 'border poll' en cualquier momento, según el acuerdo de 1998. Asimismo, especifica que la Secretaría "debería" ordenar un referéndum si parece probable que una mayoría de los que votan optarían por formar parte de una Irlanda unida.

Referéndum a partir de 2016

Adams ha dicho a la prensa que su partido quiere que se celebre un referéndum durante la próxima legislatura de la Asamblea norirlandesa, que comenzará en 2016, y que no cree que sea demasiado pronto, dos décadas después del frágil proceso de paz. 

"No hay ninguna perspectiva de que consigan su objetivo de sacar a Irlanda del Norte fuera de Reino Unido", ha defendido Jeffrey Donaldson, miembro del Partido Democrático Unionista (DUP) que comparte el poder con el Sinn Fein en Irlanda del Norte. 

El líder del DUP y ministro principal, Peter Robinson, ha dicho que no tiene miedo a dar a los ciudadanos de Irlanda del Norte la opción de decidir pero ha considerado que todas las pruebas sugieren que no hay deseo de una consulta en los dos lados de la frontera.
 

Traspaso de competencias 

Robinson ha señalado que si pudiera hacerse de forma calmada, consideraría la opción de que se transfieran más competencias a Irlanda del Norte después de que el primer ministro británico, David Cameron, haya prometido un mayor papel para Escocia, Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte. Por su parte, Adams reclama la devolución completa de las competencias. 

Mike Nesbitt, líder del pequeño Partido Unionista del Ulster (UUP), ha considerado que el resultado abre la puerta a la devolución inmediata de la competencia en materia de impuestos de sociedades a Belfast para que pueda competir con la tasa más baja en el sur y hacer que la provincia sea menos dependiente del préstamo de 10.000 millones de libras de Londres. 

Cameron dijo en Belfast el año pasado que la decisión final sobre el impuesto de sociedades se tomaría para finales de 2014. Irlanda del Norte aplica el tipo del 21 por ciento de Reino Unido, en comparación con el 12,5 por ciento de pagan las empresas al sur de la frontera. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual