Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Crisis Ucrania

Kiev desea la paz, pero se prepara para la guerra por si fracasa la tregua

Poroshenko promulgó hoy una ley ​que permite la imposición de sanciones contra Rusia.

Efe. Kiev Actualizada 10/09/2014 a las 21:18
0 Comentarios
Reuters

 Ucrania desea la paz, pero reconoció hoy que está reagrupando sus tropas en el este del país por si fracasase el alto el fuego, tras lo que los rebeldes prorrusos advirtieron que los cañones no callarán durante largo tiempo.

"Estamos reagrupando a parte de las Fuerzas Armadas, la Guardia Nacional y la Guardia Fronteriza, pero no para un ataque u ofensiva, sino para defender de manera efectiva nuestro territorio", aseguró Petró Poroshenko, el presidente ucraniano.

Poroshenko destacó que, en el marco de la tercera ola de movilización parcial, las empresas de defensa han acelerado su producción, lo que permite suministrar a las tropas una treintena diaria de blindados.

En particular, destacó las tres líneas de defensa desplegadas en torno a Mariúpol, sede provisional del gobierno de la región de Donetsk leal a Kiev y principal puerto ucraniano en el mar de Azov, en cuyas inmediaciones se encuentran miles de milicianos rebeldes.

El líder ucraniano subrayó la importancia de reforzar la defensa de la frontera con Rusia, punto de entrada de tropas, mercenarios y armamento ruso, según Kiev.

De hecho, Ucrania anunció hoy el inicio del Proyecto Muro, que consiste en fortificar la frontera con más de 1.500 kilómetros de trincheras y puntos para el emplazamiento de piezas de artillería y tanques con el fin de repeler una posible agresión rusa.

Poroshenko reconoció esta semana que, finalmente, varias potencias occidentales han accedido a suministrar armas a Ucrania, aunque no especificó de qué países y clase de armamento se trata.

Al mismo tiempo, reconoció que, según los últimos datos de la inteligencia ucraniana, el grueso de las tropas regulares rusas desplegadas en Ucrania, un 70 por ciento del total, han regresado a su país.

"Quieres la paz, prepárate para la guerra", aseguró Valeri Gueletéi, ministro de Defensa, quien no descartó una ruptura del alto el fuego por parte de los separatistas.
El ministro reconoció que la tregua ofrece a Kiev "la posibilidad de reforzarse en todas las direcciones", tanto desde el punto de vista material como humano, para defender sus posiciones en Donetsk y Lugansk, bastiones de los separatistas prorrusos.

"Para nosotros (los militares) esta tregua es una preparación para los procesos que pueden producirse como resultado de una violación del alto el fuego", dijo.

Al respecto, el líder de la autoproclamada república popular de Lugansk, Ígor Plótnitski, aseguró que "difícilmente la actual calma será larga, a la vista de que el Ejército ucraniano rota y reagrupa a sus tropas".

"Diariamente, las tropas ucranianas nos provocan con toda clase de avances. Nosotros sólo respondemos en caso de ataque, nosotros no avanzamos", afirmó.

El insurgente aseguró que "las tropas pasan a una segunda línea y en la vanguardia aparecen mercenarios de Polonia y otros países" con armamento moderno.
"Esto significa que lo más seguro es que se esté preparando algo", resaltó.

Sea como sea, expresó su confianza en que en las próximas consultas con Kiev los separatistas puedan abordar el asunto del estatus de Donetsk y Lugansk, algo que fue incluido tímidamente en el protocolo de Minsk firmado el 5 de septiembre.

"El alto el fuego provisional no puede revocar el resultado de la voluntad popular. Los habitantes del Donbass se pronunciaron a favor de la independencia de nuestras repúblicas. Y no se puede hablar ya del retorno al estatus anterior", dijo, en alusión a los polémicos referendos separatistas celebrados el 12 de mayo pasado en ambas regiones.

Al respecto y en respuesta a las críticas del acuerdo de Minsk por parte de algunos políticos como Yulia Timoshenko, Poroshenko descartó hoy que la concesión de un "estatus especial" a las zonas controladas por los prorrusos sea un paso hacia la federalización del país o la pérdida parcial de soberanía.

"El protocolo de Minsk no contempla la federalización o la enajenación. Prevé el restablecimiento y la conservación de la soberanía de Ucrania en todo el territorio del Donbass (territorio que abarca a ambas regiones) y fija su estatus como regiones en el seno de Ucrania", dijo.

El documento de 12 puntos adoptado en Minsk compromete a Ucrania a aprobar una ley "Sobre el régimen temporal de autogobierno en determinadas zonas de las regiones de Donetsk y Lugansk" (ley de estatus especial).

Poroshenko adelantó que el proyecto será enviado a la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania la próxima semana y pidió a los diputados que apoyen la iniciativa.

"De esta ley depende el destino de la paz. El proyecto garantizará un retorno pacífico de esas zonas bajo la soberanía ucraniana", resaltó.

A su vez, el presidente promulgó hoy una ley que da luz verde a la imposición de sanciones contra Rusia, incluida la prohibición del tránsito de hidrocarburos rusos con destino a Europa.

El presidente ruso, Vladímir Putin, encendió hoy varias velas en una iglesia en Moscú "por aquellos que sufrieron defendiendo a la gente" en el este de Ucrania, lo que algunos interpretaron como el reconocimiento de la presencia de tropas rusas en el país vecino.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual