Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Francia

El Gobierno francés sabía que teléfono de Sarkozy estaba pinchado

Los jueces habían ordenado pinchar su teléfono en el marco de una investigación por corrupción.

Efe. París Actualizada 11/03/2014 a las 18:35
2 Comentarios
Nicolas Sarkozy

Los ministros franceses de Interior y Justicia conocían que los jueces habían ordenado pinchar el teléfono del expresidente Nicolas Sarkozy en el marco de una investigación por corrupción, según informa en su edición de mañana el semanario "Le Canard Enchainé".

De acuerdo con esta publicación, la Fiscalía envió el pasado 26 de febrero un resumen de las conversaciones telefónicas grabadas por los magistrados a la ministra francesa de Justicia, Christiane Taubira.

A través de su cuenta en la red social Twitter, el semanario satírico afirma que el responsable de Interior, Manuel Valls, también estaba al corriente de que los jueces habían ordenado pinchar el teléfono con el que Sarkozy se comunicaba con su abogado.

Taubira había negado unos días antes en la cadena de televisión TF1 conocer que el teléfono del expresidente estaba siendo seguido por los jueces.

Además, el semanario señala que Sarkozy utilizaba una identidad falsa en esas conversaciones telefónicas.

'Le Canard Enchainé' hace estas revelaciones cuando la oposición conservadora había preguntado al Gobierno socialista si estaba al corriente de estas actuaciones judiciales.

El presidente de la opositora Unión por un Movimiento Popular (UMP), Jean-François Copé, preguntó directamente si el jefe del Estado francés, François Hollande, conocía que el teléfono de su predecesor en el Elíseo estaba pinchado.

Los diputados conservadores pidieron, incluso, una comisión parlamentaria de investigación para aclarar este caso.

El vespertino 'Le Monde' reveló el pasado viernes que dos jueces habían pinchado el teléfono de Sarkozy, en el marco de una investigación sobre la presunta financiación de su campaña presidencial de 2007 con dinero del dictador libio Muamar el Gadafi.

Las escuchas de esas conversaciones, en las que Sarkozy hablaba con su abogado, sacaron a la luz indicios de un presunto delito de tráfico de influencias y de revelación de secretos de sumario.

Según 'Le Monde', de las escuchas se desprende que el abogado de Sarkozy era informado por un magistrado del Supremo de los avances en el caso sobre la financiación de la campaña con dinero de la heredera del imperio cosmético L'Oréal, Liliane Bettencourt.

A cambio, ese juez había pedido la intervención del ex jefe del Estado para obtener un puesto en Mónaco.


  • hxc12/03/14 00:00
    #1 El juez no dirige los destinos de la nación. El juez autoriza que una persona bajo sospecha de delito sea investigada aunque sea el presidente de la Francia , como le puede ocurrir a cualquier ciudadano, con los que no hay tantos miramientos. El problema es que en España, sobre todo para la prensa sumisa al poder, no se concibe. Pongamos de ejemplo las agencias de espionaje que han saltado a la palestra lo malas que eran cuando espiaban a Alicia Sanchez Camacho, cuando espiaban infidelidades y otros casos, bien que eran legales.
  • manolin mira11/03/14 00:00
    Tremendo y no lo comparto, no se puede judiacilizar  todo. Es discutible el comportamiento, la actuación, muchas aptitudes o decisiones, pasadas y presentes de nuestros dirigentes, pero se puede estar entrando en un terreno bastante peligroso el meter en zona judicial todas esas "actuaciones". Todo es discutible, pero no deseemos que sea un Juez el que dirija los destinos de una nación, y seria un largo debate este tema, e interesante.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual