Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Secuestro

El FBI halla una carta de Ariel Castro en la que se describe como un "depredador sexual"

En la carta, hallada al registrar la vivienda en la que tuvo cautivas a las tres chicas, se revela que Ariel Castro sufrió abusos en la niñez y se describen la captura de las víctimas.

Efe.EE.UU. Actualizada 10/05/2013 a las 08:41
0 Comentarios
Los hermanos acusados del secuestro

El FBI ha encontrado una carta en la vivienda en la que Ariel Castro mantuvo cautivas a Michelle Knight, Amanda Berry y Gina DeJesús, en la que relata los hechos más relevantes de su vida, incluidos los supuestos abusos que sufrió a manos de sus padres así como que uno de sus tíos lo violó cuando era un niño.

La cadena WOIO de Cleveland, que dijo que ha tenido acceso a la carta, señaló que en la misiva Ariel se identifica como "un depredador sexual" y expresa su necesidad de ayuda.

Según WOIO, Ariel Castro también escribió que "están aquí contra sus deseos porque cometieron el error de subirse a un automóvil con un desconocido".

Medios de información de Cleveland informaron de que las autoridades penitenciarias vigilan las 24 horas del día a Castro por temor de que se suicide.

Castro está encarcelado en la prisión del condado de Cuyahoga, en Cleveland.

Según estos medios, un agente vigila constantemente a Castro quien se encuentra sólo en una celda y parece "abatido".

Castro y sus dos hermanos, Onil y Pedro, comparecieron hoy ante una juez de Cleveland que estableció una fianza de 8 millones de dólares para Ariel y dejó en libertad a los otros dos hermanos.

Durante la vista, Ariel Castro estuvo cabizbajo y sin comunicarse con sus dos hermanos.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual