Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Francia

El Parlamento de Francia da el 'sí' al matrimonio homosexual

La ley, que será promulgada en las próximas semanas por el presidente François Hollande, salió adelante con 331 votos a favor y 225 en contra.

Efe. París Actualizada 24/04/2013 a las 16:37
6 Comentarios
El Parlamento de Francia da el 'sí' al matrimonio homosexual

Francia se convirtió este martes en el décimo cuarto país del mundo que permite los matrimonios entre personas del mismo sexo, después de que los diputados adoptaran de forma definitiva la ley que así lo autoriza, en medio de una gran tensión provocada por las protestas de miles de ciudadanos en las calles.

A menos que lo impida el Consejo Constitucional, la ley será promulgada en las próximas semanas por el presidente francés, François Hollande, y las primera bodas homosexuales podrán tener lugar en pocos meses.

La primera de ellas ya se sabe que se celebrará en Montpellier (sureste de Francia) y contará con la presencia de destacadas figuras del Gobierno socialista.

La ley salió adelante con 331 votos a favor, esencialmente procedentes de los diputados de la izquierda que apoyan al Gobierno, frente a los 225 que se pronunciaron en contra, la mayor parte originarios de los bancos de la oposición conservadora.

La jornada, en la que el presidente de la Asamblea Nacional, Claude Bartolone, tuvo que desalojar la tribuna de invitados por los incidentes provocados, reflejó la tensión de las últimas semanas, cuando los opositores a la legalización de las bodas homosexuales multiplicaron sus manifestaciones.

Casi un millar de policías se desplegaron en torno a la Asamblea Nacional para evitar ataques, mientras partidarios y detractores de la ley se daban cita en dos manifestaciones separadas no lejos del lugar.

Con la votación de hoy se pone fin a medio año de trámites parlamentarios para sacar adelante una de las promesas electorales de Hollande.

Durante semanas, Francia ha aparecido como un país dividido en dos por la grieta del matrimonio homosexual, que la derecha ha convertido en uno de sus principales puntos de oposición.

La tensión política se ha trasladado a la calle, donde en los últimos días se ha vivido una creciente radicalización, con actos violentos, enfrentamientos con las fuerzas del orden y, según diversas asociaciones, un incremento de las acciones homófobas.

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, mostró este martes su confianza en que el final del debate parlamentario "acabe con estas polémicas absurdas" y todo el país se congratule de haber dado paso a un nuevo derecho.

"Hoy es un día histórico", afirmó la ministra francesa de Justicia, Christiane Taubira, madre intelectual del texto que considera como "el final de una discriminación".

Pero no parece que la derecha quiera enterrar el hacha de guerra, como augura el recurso ante el Constitucional, aunque todos los expertos le dan pocas opciones de éxito, lo que les deja como única salida protestar fuera de las instituciones.

En primer lugar en la calle, donde las asociaciones contrarias a la ley han asegurado que mantendrán la presión con nuevas manifestaciones, tras el éxito registrado en las convocadas hasta ahora.

El próximo día 5, víspera del primer aniversario de la elección de Hollande a la presidencia del país, han llamado a una nueva jornada de protesta y el 26 de mayo, Día de la Madre, a una gran manifestación en favor de la familia.

Al tiempo, muchos alcaldes conservadores ya han avisado que se negarán a casar a parejas del mismo sexo invocando la objeción de conciencia, mientras diputados de la derecha prometen acabar con la ley cuando vuelvan al poder.

La ley no recoge la posibilidad de las parejas de lesbianas de acudir a la fecundación artificial para tener hijos, una situación que el Gobierno pretende reglamentar conjuntamente para las parejas heterosexuales en una ley sobre la familia que será presentada próximamente.

Pese a ello, las asociaciones de homosexuales mostraron su satisfacción por el avance que supone el texto, catorce años después de que el Parlamento les permitiera convertirse en parejas de hecho.

Algunos diputados de izquierda compararon la ley con la abolición de la pena de muerte o la legalización del aborto.


  • ¿Que la gente no lo quiere o le da igual? pues se impone.24/04/13 00:00
    La  agenda de la ingenieria social orweliana sigue...  Cameron(que es un supuesto conservador) también  va a hacer lo mismo..
  • abelmartinez24/04/13 00:00
    A ver si en Uganda se hace la luz también.... 
  • Aragonés y persona24/04/13 00:00
    #1 ¿Que la gente no lo quiere o le da igual? pues se impone......... No pedes ser feliz sin "joibar" a los demás? Quién te obliga a ti a nada? Vive y deja vivir. Eso sí, en un Aragón libre de homófobos, xenófobos e hipócritas.
  • Juanjo24/04/13 00:00
    #1, ¿que la gente no lo quiere? ¿La gente a la que no le afecta en lo más mínimo? Entonces esa gente da igual. Si a alguien le da igual, ¿qué más da entonces? ¿Imponerse? Imponer es obligar a hacer algo o impedir que se haga algo que se quiere hacer, no obligarte a nada y permitir que otros, bajo su elección, lo hagan, no es imponer, En serio, un diccionario te hace falta, y leer algún libro, muchos, viajar, conocer gente, salir de la Iglesia... En fin, que si ésos son tus argumentos, claro lo llevas.
  • hxc24/04/13 00:00
    ¿ Ingeniería social Orweliana? Vaya, no sabía que ahora estaban obligando a los heterosexuales a casarse con los de su mismo sexo y a obligarles ocultar su sexualidad bajo pena de multa o condenarles a muerte por ser heterosexuales ... espera, que eso no pasa.
  • lamari24/04/13 00:00
    ¿Porque no empezamos a respetarles como personas que son? ....





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual