Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

RASTRILLO

Una nueva vida solidaria para los juguetes usados

Cáritas abre las puertas de su nuevo rastrillo, en el que se exponen más de 1.000 artículos entre muñecas, peluches y juegos educativos, procedentes de los talleres ocupacionales de la institución.

JAVIER SÁNCHEZ. Huesca Actualizada 16/12/2011 a las 23:19
2 Comentarios
Las muñecas ocupan otra de las mesas preparadas por CáritasJ. S.

Cáritas Diocesana de Huesca ha decidido dar una segunda vida a los juguetes usados con la puesta en marcha de un taller de reciclaje para personas sin recursos, cuyos resultados pueden verse este fin de semana en el rastrillo organizado en la sede de la peña ‘Os Casaus’. Peluches, camiones, muñecas, muñecos de acción, juegos educativos… Papá Noel y los Reyes Magos tienen así un nuevo almacén en el que llenar sus sacos por muy poco dinero, ya que los artículos cuestan tan solo entre 1 y 15 euros. La acogida no ha podido ser mejor por parte de los oscenses, que acudieron en masa el viernes a disfrutar de esta iniciativa.

“Sobre todo, lo que hace interesante esta actividad es que está destinada a una buena causa, de la cual nos beneficiamos todos. A mis hijos les están llamando mucho la atención los juegos de mesa”, asegura Elisabeth Estallo, madre de Dani y de Rafa, quien confiesa que ya había visto algunos de los juguetes en la sede de Cáritas. “Todavía no se han decidido por nada, estamos dando aún la primera vuelta para ver qué anotamos después en la lista a los Reyes Magos”, confiesa Elisabeth.

También dispuesta a escribir la carta a los magos de Oriente ha acudido María Ramírez, de la mano de su hija Nazareth. “Vamos a comprar, sobre todo, cosas de niñas, claro, de princesas, que le encantan a mi hija”, relata con una sonrisa, mientras la pequeña juega con un castillo en miniatura. “Me ha gustado mucho esta iniciativa, me parece muy original y más en los tiempos que corren. Por eso, hay que aprovechar oportunidades como esta antes de escribir a los Reyes”, añade María. Acompañada de sus nietos ha acudido, por otra parte, Carmen Sesé. “Le gustan todos, no sabe qué elegir. Hay muchas cosas que merecen la pena y como están muy bien de precio, se pueden comprar más juguetes”, asegura Carmen.

Los juguetes han despertado también el interés de los coleccionistas, como es el caso de Sheyla Castet. “He venido porque me gusta coleccionar muñecas y también para comprar un regalo”, explica con el enorme peluche de un ciervo en brazos. “Los artículos están además muy bien conservados y la verdad es que tanto este rastrillo como otros, son una buena oportunidad para ir de compras”, añade Sheyla.

Con ganas además de colaborar con los proyectos de Cáritas, ha acudido al rastrillo Pili Mainé. “Aparte de que las ofertas son muy interesantes, también lo es la labor que hay detrás de este proyecto, con todas las personas que hay ofreciendo su tiempo como voluntarios. Por eso, los que no podemos ofrecer nuestro tiempo, nos damos una vuelta y aprovechamos”, comenta. En cuanto a los artículos que más le han gustado de cuantos se ofrecen a la venta se encuentran así, “los juegos de construcción, también las casitas y los juegos educativos. Además está todo muy bien distribuido y organizado”, opina Pili.

Una de esas voluntarias de la organización humanitaria es así Antonia Piedrafita, presente en el rastrillo para ayudar a los clientes en todo lo que necesiten. “El taller de reciclaje de juguetes es para nosotros un proyecto anticrisis, que permite la acogida de personas con dificultades económicas y también que se relacionen con otra gente, cumplan unos horarios y puedan ganar algún dinero”, comenta Antonia. “Los juguetes además tienen unos precios muy asequibles y están muy bien presentados. Así, además, cada niño puede elegir su propio juguete, a su gusto y por muy poco dinero”, añade esta voluntaria.

Al frente de todo ello se encuentra así Jaime Esparrach, secretario general de Cáritas en Huesca. “El año pasado hicimos un reparto de juguetes a familias necesitadas, pero en ese momento, no nos pareció un buen modelo de funcionamiento, ya que llegábamos solo a las familias que atendíamos normalmente. Desde octubre de 2010 comenzamos así con estos talleres ocupacionales con personas en situación de dificultad económica”, narra Esparrach. Los miembros de los talleres reciben así una pequeña remuneración económica por su trabajo. “Se han encargado de limpiar los juguetes, de lavar los peluches o de recuperar las piezas, lo que ha permitido que nos veamos a día de hoy con 1.200 juguetes en exposición. Y solo es la mitad de lo que tenemos”, añade Esparrach. Además de la ayuda que supone esta iniciativa para la oenegé, el secretario general de Cáritas ha señalado la importancia de que el rastrillo sea también “una apuesta por un consumo más responsable, por el reciclaje, por la recuperación, lo que viene a ser, vivir más sencillamente para que otros puedan vivir”.

El rastrillo puede visitarse el sábado de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00.
“Si vemos que el público responde, ampliaremos también la actividad al domingo”, anunció Esparrach.


  • garcía17/12/11 00:00
    Muy bien, Cáritas, me parece muy bien que las personas con dificultades económicas puedan ganar algún dinero por trabajar. Me refiero a que el dinero se tiene que conseguir trabajando, y no sin trabajar.
  • PuntoHuesca17/12/11 00:00
    Muy interesante la iniciativa, PuntoHuesca.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual