Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

TRIBUNALES

Tres años y nueve meses de cárcel por maltratar a varios ancianos en una residencia del IASS

El juez dice que las vejaciones de este auxiliar "no pueden tener cabida en una pauta médica alguna".

RUBÉN DARÍO NÚÑEZ. Huesca Actualizada 07/11/2011 a las 23:28
Etiquetas
7 Comentarios

El Juzgado de lo Penal ha condenado a 3 años y 9 meses de cárcel a Francisco Fernández Díaz, un auxiliar de enfermería de 44 años de edad, por maltratar a varios ancianos de la residencia Sagrada Familia de Huesca, dependiente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales. También se le inhabilita para labores geriátricas durante 4 años y 9 meses.


Pese a que el acusado negó en el juicio todas las acusaciones, la sentencia considera probado, a la vista de los testimonios que ofrecieron sus antiguos compañeros de trabajo en la vista oral, que durante los cuatro años que estuvo trabajando en la residencia en el turno de fin de semana "era frecuente y habitual que su comportamiento excediera del propio de la tarea que desarrollaba, infringiendo malos tratos físicos y psíquicos a las personas residentes en el centro, especialmente a los que se encontraban en la segunda planta aquejados de la enfermedad de alzhéimer", señala el fallo.

En primer lugar, se condena a Francisco Fernández a 2 años de cárcel por un delito de maltrato físico y psíquico habitual a varios ancianos ya que hasta 5 ex compañeros confirmaron que le habían visto insultar, propinar collejas y pellizcos, dar apretones y abrazos a los residentes hasta hacerles gritar, pintarles y maquillarles para ridiculizarlas y mofarse de ellos grabándoles con su móvil. "Situaciones de violencia que no pueden tener cabida en una pauta médica alguna", dice.

Además, el procesado ha sido condenado a 9 meses de prisión por un delito de maltrato sin lesión a una persona especialmente vulnerable después de haberle propinado a una residente un pellizco en la nariz "que le dejó un moratón perfectamente visible".

La sentencia también le considera culpable de un delito contra la integridad moral por vejar a una anciana enferma de alzhéimer mientras estaba desnuda y colocada en una grúa para ser aseada.

La defensa, representada por el letrado oscense Ricardo Orús, ha conseguido al menos que se le absuelvan de otro delito contra la integridad moral del que le acusaban por manipular los genitales de un residente ya que el juez considera que la acción podría estar entre sus funciones para realizar la limpieza y aseo del residente.

El centro actuó correctamente

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales solo estaba personado en el juicio como responsable civil subsidiario de una indemnización de 1.000 euros por daños morales solicitada por la acusación particular, que sostenía que podía haber evitado los hechos si se hubieran aplicado los mecanismos de control. Sin embargo, el juez exonera de cualquier responsabilidad al IASS y a la directora de la residencia, cuyo comportamiento califica de "correcto", por entender que cuando los trabajadores comunicaron los hechos se tomaron medidas como cambiarle de turno, ponerle controladores y abrirle un procedimiento disciplinario.



  • Maria Cruz10/11/11 00:00
    Me parece poquísimo. Esta persona ha demostrado que no es APTA para este trabajo, por lo que debería de desaparecer de la faz de ancianos y niños. Buscarse otra cosa. Y por supuesto unos añitos de cárcel le iran muy bien.
  • Susana08/11/11 00:00
    Si está probado que vejó, humilló y maltrató a ancianos este individuo (por llamarle algo) debería ser inhabilitado de por vida. Por otra parte, ésto, debería llamar la atención a las autoridades competentes para seguir un mayor control sobre las personas que, en teoría, cuidan de nuestros mayores. Y por último,una reflexión y un llamamiento a todas las personas que desempeñan su labor en residencias de ancianos, y que, la mayoría lo hacen de maravilla: a mayores, en mejor o peor estado llegaremos todos. Deberíamos hacer un poco de introspección y pensar si nos gustaría que a nuestros abuelos, padres y a nosotros mismos, ser tratados con mofas. Un saludo a todos los profesionales competentes y que tratan con cariño a nuestros mayores
  • Qué vergüenza08/11/11 00:00
    Vergonzoso, no sé cómo esa persona puede tener tan pocos escrúpulos y tanta falta de moral. Estoy con Vanessa, deberían inhabilitarle de por vida!!!!!!!!!!!!
  • garcía08/11/11 00:00
    Tenéis razón, Susana y José. Tiene que haber más control de los trabajadores de residencias, para evitar que algunos garbanzos negros empañen el prestigio que se merece la mayoría. Está bien que hagamos hincapié en ello.
  • Vanessa08/11/11 00:00
    No entiendo como a semejante burro no se inhabilita de por vida....vergonzoso...
  • José08/11/11 00:00
    Completamente de acuerdo con Susana en su comentario y quiero hacer especial incapié en el excelente trabajo que realizan los y las auxiliares de clínica en las residencias de ancianos. Es un trabajo muy duro que llega a afectarles pscologicamente. Me ha tocado vivir de cerca su trabajo y creo que la sociedad tiene una gran deuda con estos profesionales.
  • pilar 08/11/11 00:00
    como no leda berguenza no tiene abuelos ni padres es poca carcel mas letenia que aver caido abeces pagamos justos por pecadores mas denuncias de residencias tendria que aver





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual