Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

BAJO CINCA

El Justicia pide a Ballobar que facilite el acceso a la documentación municipal

Un vecino planteó una queja por la dificultad para obtener información sobre el PGOU.

I. ARA. Huesca Actualizada 11/05/2010 a las 00:53
Etiquetas
0 Comentarios

'''

El Justicia de Aragón ha dado un tirón de orejas al Ayuntamiento de Ballobar por no facilitar el acceso de los vecinos a la documentación sobre los proyectos que tramita durante la fase de exposición pública. Por ello, Fernando García Vicente ha emitido una sugerencia en la que pide al Consistorio que "exponga al público de forma generalizada" los planes o proyectos que tramite y que elimine el requisito de identificación personal y escrita para acceder a estos documentos, "por suponer una rémora a la participación ciudadana".

El origen de esta recomendación se encuentra en una queja presentada el pasado mes de marzo por un vecino que denunciaba que, ante la tramitación de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad, algunos ciudadanos había comparecido "para consultar la documentación relativa a la misma, pero no han podido verla inmediatamente y obtener copias de la parte sobre la que tenía interés, sino que han tenido que rellenar una instancia con sus datos y esperar la notificación del Ayuntamiento".

La persona que planteó la queja consideraba que "ello supone un recorte sustancia del derecho de información, puesto que se limita el acceso de los ciudadanos a los documentos públicos y se reducen los plazos para que puedan formular sus alegaciones".

Además, en respuesta a la solicitud de un interesado, el Consistorio alegó que "facilitar una copia de la modificación del PGOU, redactado por el arquitecto?, podría llevar a incurrir a esta Administración en las correspondientes infracciones de la Ley de Propiedad Intelectual mediante la expedición de copias sin el consentimiento del autor". Por ello, el Ayuntamiento le ofrecía la posibilidad de consultar los datos, sin obtener copia, "de forma que no se vean entorpecidas las tareas municipales", para lo cual debía solicitar día y hora en la oficina municipal. Y para obtener la documentación completa, le invitaban a dirigirse al despacho del arquitecto.

Ante esta situación, y tras pedir información al Ayuntamiento, que defendió su actuación, el Fernando García Vicente también solicita que "facilite las copias que los interesados demanden sobre los documentos que son objeto de trámites administrativos, en los términos legalmente establecidos", ya que "no es admisible la justiticación que hace al fundamentar su negativa en la Ley de Propiedad Intelectual".

'''
$(html_text)
'''El Justicia de Aragón ha dado un tirón de orejas al Ayuntamiento de Ballobar por no facilitar el acceso de los vecinos a la documentación sobre los proyectos que tramita durante la fase de exposición pública. Por ello, Fernando García Vicente ha emitido una sugerencia en la que pide al Consistorio que "exponga al público de forma generalizada" los planes o proyectos que tramite y que elimine el requisito de identificación personal y escrita para acceder a estos documentos, "por suponer una rémora a la participación ciudadana". El origen de esta recomendación se encuentra en una queja presentada el pasado mes de marzo por un vecino que denunciaba que, ante la tramitación de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad, algunos ciudadanos había comparecido "para consultar la documentación relativa a la misma, pero no han podido verla inmediatamente y obtener copias de la parte sobre la que tenía interés, sino que han tenido que rellenar una instancia con sus datos y esperar la notificación del Ayuntamiento". La persona que planteó la queja consideraba que "ello supone un recorte sustancia del derecho de información, puesto que se limita el acceso de los ciudadanos a los documentos públicos y se reducen los plazos para que puedan formular sus alegaciones". Además, en respuesta a la solicitud de un interesado, el Consistorio alegó que "facilitar una copia de la modificación del PGOU, redactado por el arquitecto?, podría llevar a incurrir a esta Administración en las correspondientes infracciones de la Ley de Propiedad Intelectual mediante la expedición de copias sin el consentimiento del autor". Por ello, el Ayuntamiento le ofrecía la posibilidad de consultar los datos, sin obtener copia, "de forma que no se vean entorpecidas las tareas municipales", para lo cual debía solicitar día y hora en la oficina municipal. Y para obtener la documentación completa, le invitaban a dirigirse al despacho del arquitecto. Ante esta situación, y tras pedir información al Ayuntamiento, que defendió su actuación, el Fernando García Vicente también solicita que "facilite las copias que los interesados demanden sobre los documentos que son objeto de trámites administrativos, en los términos legalmente establecidos", ya que "no es admisible la justiticación que hace al fundamentar su negativa en la Ley de Propiedad Intelectual".''' $(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''El Justicia de Aragón ha dado un tirón de orejas al Ayuntamiento de Ballobar por no facilitar el acceso de los vecinos a la documentación sobre los proyectos que tramita durante la fase de exposición pública. Por ello, Fernando García Vicente ha emitido una sugerencia en la que pide al Consistorio que "exponga al público de forma generalizada" los planes o proyectos que tramite y que elimine el requisito de identificación personal y escrita para acceder a estos documentos, "por suponer una rémora a la participación ciudadana". El origen de esta recomendación se encuentra en una queja presentada el pasado mes de marzo por un vecino que denunciaba que, ante la tramitación de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la localidad, algunos ciudadanos había comparecido "para consultar la documentación relativa a la misma, pero no han podido verla inmediatamente y obtener copias de la parte sobre la que tenía interés, sino que han tenido que rellenar una instancia con sus datos y esperar la notificación del Ayuntamiento". La persona que planteó la queja consideraba que "ello supone un recorte sustancia del derecho de información, puesto que se limita el acceso de los ciudadanos a los documentos públicos y se reducen los plazos para que puedan formular sus alegaciones". Además, en respuesta a la solicitud de un interesado, el Consistorio alegó que "facilitar una copia de la modificación del PGOU, redactado por el arquitecto?, podría llevar a incurrir a esta Administración en las correspondientes infracciones de la Ley de Propiedad Intelectual mediante la expedición de copias sin el consentimiento del autor". Por ello, el Ayuntamiento le ofrecía la posibilidad de consultar los datos, sin obtener copia, "de forma que no se vean entorpecidas las tareas municipales", para lo cual debía solicitar día y hora en la oficina municipal. Y para obtener la documentación completa, le invitaban a dirigirse al despacho del arquitecto. Ante esta situación, y tras pedir información al Ayuntamiento, que defendió su actuación, el Fernando García Vicente también solicita que "facilite las copias que los interesados demanden sobre los documentos que son objeto de trámites administrativos, en los términos legalmente establecidos", ya que "no es admisible la justiticación que hace al fundamentar su negativa en la Ley de Propiedad Intelectual".''' $(html_text)
  




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo