Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Gstron

​​​​​​​​¿Qué turrones triunfan en Aragón?

De chocolate o licor, sin azúcar, duro o blando. La tradición turronera de la tierra se adapta a todo tipo de gustos.

24/12/2017 a las 05:00
Turrón de guirlacheTolosana

Se trata de uno de los alimentos más tradicional durante estas fechas. Cada año locales y grandes superficies se surten de turrones de diferentes procedencias y tradiciones. Sin embargo, en Aragón contamos con una tradición turronera de lo más amplia y, sobre todo, antigua. Como es el caso de los turrones de las Pastelerías Manuel Segura, ubicadas en Daroca –lugar desde el cual hacen las delicias de los paladares más exquisitos desde 1874-, Cariñena y la capital aragonesa.

Sin duda, uno de sus productos navideños estrella es el turrón de guirlache. Un turrón 100% aragonés. “Desde que era pequeño en casa siempre se ha hecho turrón. Hoy tenemos 49 variedades a elegir, entre lo más clásico como el guirlache o el conocido turrón negro C’alial, hasta lo más actual como praliné con cava o el de fresas liofilizadas”, explica Manuel Segura, que pertenece a la sexta generación de pasteleros de la familia.

Desde su obrador asegura que esta es la época de más trabajo de todo el año para casi todas las pastelerías de Aragón. Sin duda, uno de sus grandes éxitos es el turrón negro, muy parecido al guirlache de toda la vida pero realizado con almendra largueta con piel el lugar de marcona pelada y con una mayor proporción de miel romera que de azúcar. “Ahora se hace en más sitios, pero el origen de este turrón es aragonés”, reivindica.

“También son muy aragoneses el turrón de nieve y de avellana, y se consumen bastante las capuchinas, una especie de bizcocho de yema”, añade Segura. Sin embargo, es cierto que los gustos han cambiado mucho: “Los clásicos cada vez se consumen menos y la gente joven prefiere los chocolates, pralinés y sabores nuevos”. Además, asegura que también han cambiado los formatos. “Ahora la gente no quiere tabletas de 300 gramos, prefiere dos de 150 y cambiar de sabor, también vendemos cada vez más turrones sin azúcar”, asegura.

En Huesca, en concreto desde Almudévar, en Pastelería Tolosana se enfrentan a unas de las semanas de más faena del año. “Elaboramos 18 variedades diferentes de turrón desde el año 1970 aunque constantemente actualizamos el surtido para incorporar novedades tramando de orientarnos a los gustos del consumidor”, explica Jesús Tolosana, uno de los propietarios.

En su caso, sus productos se clasifican en turrones de mazapán, pralinés, trufados y especiales –en estos últimos la presencia de almendra supera el 70% frente a otros ingredientes-. “Nuestros productos estrella son los denominadas 5 estrellas del turrón, y son, por ejemplo, el de pan de piñones, crema de naranja y praliné, mazapán y frutas o el turrón de Juan”, enumera. Este último, además, tan solo se puede encontrar en la pastelería oscense y se trata, aseguran, de su especialidad más demandada y conocida.

“Elaboramos nuestro praliné de almendra y avellana, personalizado con especias de vainilla, canela y un tostado muy particular. El nombre es el del maestro pastelero que nos facilitó la receta original”, concluye Tolosana.

En su opinión, aseguran que la diferenciación es fundamental para hacerse un hueco en un mercado de tanta competencia como el de los dulces en Navidad. “Nuestros turrones se elaboran a partir del 17 de noviembre y solo pueden adquirirse en nuestras tiendas o en la tienda on line”, añade. Desde aquí logran que sus dulces oscenses lleguen a cualquier parte de España.

Mucho más que turrón

Si bien es cierto que los turrones tienen un hueco fundamental en las mesas de los aragoneses durante estas fechas, hay otros productos de la tierra han conseguido hacerse un hueco durante muchos años, como las famosas frutas de Aragón Jaysso.“La verdad es que es nuestro producto estrella durante todo, pero en Navidad las ventas crecen”, asegura Rosa Girón, perteneciente a la tercera generación de la empresa que nació hace más de 70 años en el zaragozano barrio de San José.

“También nos piden mucho nuestras cerezas al licor, las trufas de café, los gajos de naranja, los guirlachicos de almendra o los tabletones de chocolate de 1 kilo”, añade Girón. Algo que deja evidencia de que los aragoneses somos, y más para estas fechas, muy chocolateros –en cualquiera de sus formas-.

Otro de los productos de más demanda durante este mes es la trufa opera al Whisky, que precisamente nació de una receta familiar que, inicialmente, se vendía en formato de tableta de turrón: “Lo preparaban mi padre y mi tío en tres sabores diferentes, y este era el que más entusiasmaba a la gente por lo que decidimos hacerlo en formato pequeño y mantener la tradición”. Desde Jaysso, además, sus productos viajan a todos los rincones de España cada Navidad, “sobre todo a Madrid, donde más vendemos durante estas fechas”, concluye Girón.

 

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo