Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Restaurantes

Picoteo que combina con grandes poetas

Muy cerca de Grancasa, El Café de los Poetas homenajea a poetas universales con parte de su obra y con tapas y raciones clásicas.

Alejandro Toquero 04/07/2015 a las 06:00
Ángel Bellido y María Isabel Yáñez, en la barra de El Café de los Poetas.Agencia Almozara

Jorge Manrique, Pablo Neruda, Rafael Alberti, Jorge Guillén, León Felipe… Zaragoza rinde su particular homenaje a los mejores poetas en el Actur. Unas cuantas manzanas de este barrio zaragozano recuerdan a estos genios capaces de crear música con las palabras. Pero no solo el callejero da buena cuenta de la relevancia de su figura y de su obra.

Entre las calles Jorge Guillén y Rafael Alberti hay un pequeño rincón que desde hace 18 años también se acuerda de ellos. Es el Café de los Poetas. Ángel Bellido, propietario del establecimiento, quiso de esta forma que su local no desentonase con el ambiente lírico del entorno. Le costó encontrar fotografías de época de unos cuantos poetas, pero al final ha reunido las de un buen número de ellos.

Lorca, Alberti, Juan Ramón Jiménez y muchos más son testigos silenciosos en este bar del ajetreo continuo de tapas, raciones y bocadillos. Alrededor de ellos se puede entretener la espera repasando parte de su obra. Por ejemplo, la de Gustavo Adolfo Bécquer: "No digáis que, agotado su tesoro, de asuntos falta, enmudeció la lira; podrá no haber poetas; pero siempre habrá poesía", o la de autores anónimos: "Si no inspira la razón soñadora fantasía, ni brota del corazón, no lo llaméis poesía".

No es que en este establecimiento haya una especial actividad alrededor de la poesía, pero para los asiduos es una importante seña de identidad. La otra, sin duda, es la parte de picoteo. La salmuera es una delicia. Hasta hace poco tiempo llegaba a este café desde Castro Urdiales y en estos momentos lo hace desde Santoña. Primas hermanas debían ser, pero lo cierto es que la de ahora es de mucha calidad.

Se ofrece un picoteo clásico alrededor de callos y madejas, y de un buen surtido de croquetas (jamón, bacalao, bacón y roquefort, ternasco, longaniza…). Quizá la ración más singular y una de las más demandadas es el chilipeper, un curioso frito que incorpora bolitas de queso y pimiento picante.

El surtido de bocadillos es amplio –hasta 25 se recogen en la carta–, con denominaciones muy de la tierra como el aragonés (jamón, paté, queso y huevo) o el Pirineos (bacón, queso de rulo de cabra y mermelada de tomate casera). El clasicismo se nota también en otros detalles como el sifón que acompaña al vermú.

Aunque tiene dos entradas, con la llegada del buen tiempo la terraza del café se monta en la que da a la calle Rafael Alberti. Es la más concurrida de esta zona del Actur, tan próxima a Grancasa y que tan pocos visitantes recibe entre la multitud que acude a diario a este centro comercial. El Café de los Poetas, sin duda, supone una buena excusa para desviarse un poco.

El Café de los Poetas

Calle de Jorge Guillén, 21. Zaragoza
Teléfono 976 742 925
Horario: de lunes a sábado, de 7.00 a 22.30. Domingos, cerrado

Ver otros restaurantes recomendados
Ir al suplemento de gastronomía







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual