Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gastronomía
Aragón

Las panaderías degustación marcan tendencia en Aragón

El sector del pan y la repostería es uno de los que mejor está soportando la crisis en la comunidad.

Camino Ivars. Zaragoza Actualizada 04/09/2014 a las 17:59
12 Comentarios
Una de las panaderías degustación en Aragón

Panadería, pastelería o cafetería. O todo a la vez. Este extendido concepto de negocio va tomando fuerza en nuestra Comunidad y cada vez es más habitual salir a la calle y toparse con uno de estos establecimientos. Se trata de obradores de pan y productos de bollería o pastelería que cuentan con su propia zona de degustación. La Panadería, Panishop, Overpani o Tolosana son algunas de las más empresas aragonesas más tradicionales en la comunidad.

En los últimos 12 años, el Ayuntamiento de Zaragoza ha tramitado unas 500 licencias de establecimientos suministradores de pan, entre los que se encuentran los que se dedican a la fabricación y venta, a la panadería y pastelería, a degustación o a los que incluyen bar o cafetería. En lo que llevamos de año se han tramitado 24 expedientes de este tipo, frente a los 41 de 2013, a los 50 de 2012, a los 47 de 2011 o a los 40 de 2010.

Estas cifras demuestran que se trata de un tipo de comercio que mantiene la demanda a pesar de la crisis, y que, según fuentes del Consistorio, se distribuye de manera uniforme por el territorio. “Desde 2010, dejaron de centralizarse en los barrios consolidados y comenzaron a extenderse hacia los de ensanche”, afirman.

Dentro de los establecimientos denominados panaderías degustaciónOverpani fue pionera en este tipo de centros. Actualmente, la cadena zaragozana tiene 14 establecimientos repartidos por la capital aragonesa. En total cuenta con 70 trabajadores, y tres establecimientos franquiciados. "Estamos continuamente formando a nuestros empleados e innovando en nuestro obrador para posicionar nuestros productos con un valor diferencial", explican fuentes de Overpani. 

Además, este mes lanza el proyecto 'Overpanilandia'. Se trata de una serie de talleres que se desarrollarán los sábados de manera gratuita en sus establecimientos y en los que se inculcarán hábitos saludables en los más pequeños: "El objetivo es asociar la cocina sana a la diversión e inculcar en los niños estas buenas costumbres", aseguran. 

Tolosana fue otra de las precursoras de este modelo de negocio en Aragón. La empresa familiar, que cuenta con tres generaciones de panaderos y con cinco locales y 89 trabajadores, abrió su primer negocio de estas características en la capital oscense en 1992. Desde entonces y hasta 2010 –cuando realizó su última apertura en Zaragoza-, no ha dejado de crecer.

En su caso, la clave ha estado en la modernización. “Todos nuestros locales incluyen cafetería excepto el obrador de Almudévar, que se encuentra en un entorno más rural”, explica Jesús Tolosana, gerente junto con su hermano Luis. “Cuando planteamos abrir el negocio era toda una novedad, sí que es cierto que estaba más extendido en Cataluña, pero en Aragón fuimos de los primeros”, añade.

La idea surgió de la necesidad de “facilitar al cliente un espacio tranquilo y sereno donde poder tomarse nuestros productos. Era un complemento muy importante. Queríamos crear una zona totalmente diferenciada en el mismo sitio”, explica. Aunque la calidad del producto también es imprescindible. “Ahora llegan muchas grandes cadenas que ofrecen productos que muchas veces son congelados, nuestras piezas son completamente artesanales”, asevera Tolosana.

En su opinión, si bien es cierto que el número de clientes se ha mantenido a raíz de la crisis “más o menos estable”, lo que ha descendido es el gasto medio por cliente. “Los que vienen son fieles, lo que pasa que consumen menos. A pesar del aumento de la competencia, nuestros productos están bien diferenciados”, concluye.


La tradición más innovadora

Con la misma idea de primar la calidad y el servicio personalizado, en 2009 abrió sus puertas el primer local de Dolce Vita en Zaragoza. Hoy, cinco años después, ya cuentan con tres establecimientos y 14 trabajadores.
 
Se trata de un negocio familiar de dos aragoneses, Lorena del Río y Fernando Rojas, ambos provenientes del mundo de la alimentación y la atención al cliente. “Siempre llevamos la idea de montar nuestro propio negocio así que cuando surgió la oportunidad no nos lo pensamos”, recuerda Rojas.

Dolce Vita ofrece productos de panadería, repostería y pastelería “para paladares exquisitos” en pleno centro de la ciudad. Como explica del Río, la clave de su negocio es “el esfuerzo, la constancia y tener las ideas claras. Creerte lo que vendes”. Su filosofía se basa en ofrecer productos originales, sanos y de calidad, sin dejar de lado la atención al público: “Usamos ingredientes naturales, sin conservantes ni colorantes, y hace tan solo unos meses decidimos eliminar poco a poco las grasas trans, habituales en productos industrializados”, asegura.

Si bien es cierto que sus precios son algo más elevados que los del resto de establecimientos, ambos gerentes lo tienen claro: “Nunca vamos a entrar en una guerra de precios, nuestro producto vale más porque es de calidad superior. El cliente valora mucho la atención que es lo que realmente marca la diferencia”, asegura Rojas.

La decoración del local, la estética de los trabajadores, el ambiente acogedor… todo está mimando hasta el último detalle. “Constantemente innovamos, no solo en el obrador sino también en la estética del establecimiento”, explica del Río. 


  • odracir05/09/14 19:57
    #11Rodrigo65 Te agradecería que pasaras ese listado porque merecería la pena una ruta por esos lugares. Gracias.
  • Rodrigo6503/09/14 15:33
    Y desde luego son carísimas.En el reportaje los propietarios dicen que si la calidad es superior, que si el obrador...¿que obrador..?...en estas pseudopanaderías no necesitan obrador, abren a las 8 de la mañana y listo, que les pregunten a los obradores de verdad a que hora se ponen a hacer el pan, se levantan a las 4 de la mañana a amasar.Y sobre lo de la calidad, no sé si es mejor o peor, pero sí sé que compras el pan por la mañana y por la noche no sirve ni para porra de la policía.Sin embargo el pan artesenal tiene una mayor duración.Enfín, estas pseudopanaderías son un engañabobos...no me verán por allí.Y si quereis ya pasaré lista de panaderías artesanales en Zaragoza capital, no hay muchas pero hay unas cuantas.
  • Sergio03/09/14 14:52
    #7Luis que se me ve el plumero de que? Acaso ahora ya no se puede decir lo que uno piensa, sin que nadie sospeche? Por regla de tres, yo puedo decir que a ti se te ve el plumero y pensar que eres de alguna de algún garito que no ha salido mencionado aquí.
  • Lobo03/09/14 13:03
    ¿Cuanto han pagado Tolosana y Dolce Vita para darles esta publicidad? Y bien es cierto que los productos que venden son precongelados. Yo tengo otra panaderia-degustación de otra marca y usamos a los mismos proveedores. Para ellos, artesanos es meterlos al horno y hornear 10 minutos. Menudo fraude.
  • PELOTO03/09/14 11:04
    Considerar al Panishop panaderia tradicional ya les vale, pero si que es verdad que hay algunas que estan muy bien montadas y con productos de primera calidad
  • Luis03/09/14 10:32
    #2 Sergio, se te ha visto el plumero...
  • aragones03/09/14 10:24
    Trabajadores de panaderáas con el convenio congelado desde 2001. Y luego panaderías que en realidad son cafeterías que se tenían que hacer con el convenio de hostelería. A ver si las autoridades se dan cuenta de esto.
  • Mari Carmen Sostres03/09/14 10:23
    La Dolce Vita, tiene obrador propio o funciona con producto ya precocinado? alguien puede aclararme la duda .Sale mucho en prensa ultimamente y yo tenia a otras tiendas como referencia pero me cae cerca la de Paseo Damas.
  • hola03/09/14 09:41
    Totalmente de acuerdo con Rodrigo. La estética muy cuidada. Todo te entra por los ojos y si, está bueno, pero no dejan de ser masas que sencillamente meten en un horno y ya está. Sabe mucho mas bueno (y aguanta mucho más) cualquier pan de horno tradicional, o cualquier repostería de la de toda la vida, aunque su envase sea una bolsa de plástico o papel y el local no esté adornada con tonos rosas y moraditos, florecitas y pijadillas. No dejan de ser negocios, y me alegro de que la gente se gane la vida, pero no califiquen de artesanal algo que no lo es.
  • Voy en tranvía03/09/14 09:31
    Y con la tontería de "degustación", son cafeterías sin baño. Intolerable.
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual