Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Restaurante

Bar La Viña de Zaragoza: bravas, morunos y una berenjena especial

Este bar se ha especializado en tres referencias gastronómicas, muy diferentes entre sí y a las que en la cocina han cogido muy bien el punto.

A. Toquero. Zaragoza Actualizada 08/11/2013 a las 10:10
7 Comentarios
Adil El Fatmi, en la barra de La Viña, poniendo una ración de croquetas de jamónALMOZARA FOTOGRAFIA

Hay bares de tapeo que basan su modelo de negocio en barras bien surtidas, coloristas y que rotan constantemente, mientras que en el extremo opuesto, otros se decantan por la especialización, por tener pocas referencias pero bien hechas, y a ser posible, diferentes, que supongan una novedad. El bar La Viña es claramente de estos últimos. Su especialización es tan grande que solo se puede acudir con la idea de probar tres propuestas gastronómicas. Ni una más.  

Hace dos años y medio que Adil El Fatmi regenta este establecimiento ubicado en la calle Jordán de Urriés, que conecta la plaza Santa Marta con Don Jaime I. La estrecha calle es como un oasis de paz en medio de dos escenarios muy transitados; eso sí, repleta de tabernas, así que la vida en ella se activa cuando levantan la persiana. En este local, Adil se especializó primero en las patatas bravas (2 euros). No buscó en este producto la diferencia porque se podrían contar a cientos los bares que las ofrecen en Zaragoza, aunque el simple hecho de que estén bien preparadas ya supone un plus.

Las patatas son naturales, hay que pelarlas, tienen su punto justo de cocción, y así se dejan hasta que el cliente pide una ración. En ese momento reciben un golpe fuerte y rápido de fritura y al plato, crujientes por fuera y que casi se deshacen por dentro. Unas bravas con una textura y un sabor muy agradables, a las que se pueden añadir dos tipos de salsas: la de la casa, elaborada con especias marroquíes, y la aragonesa, una salsa verde con truco y secreto.

Cuando Adil le cogió bien el punto a estas patatas bravas se decidió por una nueva referencia y pensó en los pinchos morunos (2,40 euros), uno de esos productos que no se ven demasiado. Si acaso, elaborados con carne de cerdo, algo más, pero con la pierna de cordero, no tanto. Y es que trabajar este despiece como lo hace el dueño de La Viña lleva su trabajo. Él mismo deshuesa la pierna, la trocea y la mantiene en adobo con seis especias diferentes. No tiene mucho más secretos este pincho, para cuya elaboración se utiliza ternasco de Aragón.

Para terminar, la tercera propuesta que se ofrece en este bar son las tiras de berenjena con una reducción de miel (2,50 euros). Se presentan como si fueran patatas fritas envueltas en una especie de tempura que no llega a ser tal, elevándose en el plato para terminar de formar una torre. El contraste dulce y salado es lo que más llama la atención de esta receta singular.

Y poco más hay en este pequeño local –acaso unas croquetas de vez en cuando–, en el que ni las dimensiones ni la oferta invitan a apalancarse demasiado. No está pensado para ello. Es su fórmula: especialización y diferencia, una apuesta que cada vez cuenta con más adeptos.


Consulta otros restaurantes destacados.


  • Vicente26/04/15 14:44
    Vasos sucios, 1 hielo para el refresco sin limón, sin micro para calentar croquetas, camarero que no habla castellano.
  • GUILLEN09/12/13 00:00
    Espectacular sitio, mejor que no se divulgue mucho, ya hay problemas muchos dias para poder picar algo de gente que hay, las 3 cosas que hace, son top
  • santiago08/11/13 00:00
    ¿2 euros una ación debravas en la calle d jaime? Pues no he ido pero iré, tengo un hijo de 5 años que le encantan las bravas, ya digo que no he ido pero o bien me tendré que tragar mis palabras o a 2 euros la ración tiene que ser muy pequeña.
  • Muy bien!08/11/13 00:00
    Baratísimas y riquímas las raciones de este bar. Muy recomendable
  • manuel morillo08/11/13 00:00
    El Fatmi irá al infierno por poner croquetas de "jamón"
  • Liberto08/11/13 00:00
    Solo el hecho de que alguien llamado Adil el Fatmi demuestre una integración cultural y gastronómica, de tal grado que pueda servirme un plato de croquetas de jalufo o una ración de pinchos morunos, me inclina a visitar su bar. ¡Bravo!
  • TAPEADOR08/11/13 00:00
    Conozco el local y conozco a Adil desde hace más de dos años.Desde el primer día apostó por calidad y precio. Es famoso por la berenjena, pero lo realmente fabuloso son los pinchos morunos. Su premio, lo tiene cada día con el bar lleno de gente. ENHORABUENA.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo