Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gastronomía

Gastronomía
De copas

Que 20 años no es nada para el Whisky Viejo de Zaragoza

Es uno de los bares musicales más veteranos de Zaragoza, de los pocos que quedan de aquellos viejos roqueros que se podían visitar hace más o menos veinte años, los mismos que cumple este local.

J. L. Solanilla. Zaragoza Actualizada 10/06/2013 a las 12:07
12 Comentarios
En la decoración del Whisky Viejo hay incluso sitio para el arte. En la foto pequeña, detalle de la barra

Aquí sí que podríamos decir aquello de que "ya no quedan sitios como este", tan auténticos. Por lo menos en Zaragoza, ciudad que en los años ochenta y noventa del siglo pasado era una plaza fuerte de bares que combinaban las mejores copas con música de la buena, incluso con actuaciones en vivo. El Whisky Viejo es uno de los pocos supervivientes de aquella época dorada. Su propietario, Félix Pérez, sigue empeñado en mantener abierto este "lugar de encuentro neutral", como él lo denomina, para sus clientes. Este mes de mayo ha cumplido su veinte aniversario con el ánimo de mantener abiertas las puertas mientras el cuerpo y el alma aguanten.

Lo primero que llama la atención al entrar al Whisky Viejo es la decoración del local, algo recargada pero sin duda agradable y que contribuye a que sea un espacio acogedor. El arte tiene su sitio importante. Como comenta una de las clientas del bar, "algunas obras muy similares a estas te las puedes encontrar en cualquier edición de la feria ARCO, en Madrid". En la misma mesa, otro cliente asiente, haciendo hincapié en un detalle muy importante, que todo lo que allí hay es auténtico, hasta el más mínimo detalle ha sido atesorado e instalado por su dueño a lo largo de todos estos años. "Hasta las tulipas de las luces del baño combinan con las de la barra y todos los objetos o cuadros los ha ido colgando Félix durante este tiempo. Esto no tiene nada que ver con esos locales temáticos que montan ahora en serie y que no tienen nada de autenticidad".

En cuanto a su oferta, está basada en la venta de copas de calidad, de primeras marcas, además de cervezas y de, por supuesto, de buena música, que sea del agrado más o menos general de la amplia y variada clientela. La coctelería ha sido desde el principio una de sus señas de identidad y el Whisky Viejo ha sido siempre un bastión de este arte de la hostelería, incluso en años más o menos recientes en los que la actividad de los buenos barman parecía destinada a la desaparición. Y ahora, lo que son las cosas, Félix Pérez dice que prepara menos gin-tonics que antes. Tal vez porque tiene unas ideas muy claras que no siguen la línea del 'boom' que estamos viviendo en España con este combinado. Para él, el gin-tonic no es más que una buena ginebra, una tónica que no la modifique –mayormente prefiere la Schweppes– y un toque de cítrico que realce el sabor. "El gin-tonic es una copa, no un postre; lo que pasa es que ahora se ve desde la perspectiva de un cocinero y no desde la de un coctelero", afirma con conocimiento de causa este experto, quien en los primeros tiempos del Whisky Viejo ya ofrecía a su clientela verdaderas novedades como el gin-tonic sin tónica o el gin-tonic elaborado con tres ginebras.

Otro de sus puntos fuertes, por descontado, es el del producto en el que se apoya su nombre, pues el cliente dispone de un centenar largo de marcas de whisky, procedentes de todo el mundo, y con todos los bourbon en el catálogo.


Negocio y servicio

Félix Pérez piensa seguir mientras pueda al pie del cañón porque está convencido de que Zaragoza necesita locales como el suyo, que es un negocio pero "que también ofrece un servicio al barrio y a la ciudad, se convierte en un sitio neutral en el que los clientes pueden relacionarse de tú a tú". Y se manifiesta dispuesto a seguir aprendiendo como ha aprendido de los compañeros que han estado a su lado dentro de la barra, como Gala, la camarera que en estos momentos sirve a los clientes y que defiende el futuro del local porque –asegura– cada vez es frecuentado por más gente joven.

Haga clic para volver al suplemento de gastronomía.


  • Maria13/06/13 00:00
    Desde que cruzas las puertas de cristal, la buena música te envuelve, la de antes y la de ahora. Es difícil escuchar en el Whisky algo en castellano que no sean las conversaciones de sus clientes. El buen hacer de un barman experimentado se deja notar desde el primero hasta el último sorbo de la copa. Barman que se mantiene informado de las novedades en cocteleria, pero que no se deja llevar por las modas, como la de los "cocinillas" que últimamente convierten tu copa en una ensalada. La decoración ha ido evolucionando con el tiempo, pero manteniéndose fiel a sus principios. Los precios son acordes a la calidad. Chapeau!! maestro Felix y a por otros veinte. El que escuchó a David Bisbal en el Whisky... posiblemente estaba oyendo el politono de su móvil.
  • JESUS ANGEL08/06/13 00:00
    Para mi es uno de los mejores bares que conozco, para poder tomar una buena copa y en un ambiente muy acogedor. Lo recomiendo
  • Irene07/06/13 00:00
    Sin lugara dudas uno de los mejores bares de Zaragoza si te gusta tomarte una buena copa tranquilamente y charlar con tu pareja o amigos mientras escuchas buena música. Si desde luego te gustan los bares agobiantes con copas de garrafón a 4 euros, no es tu bar. El dueño y la camarera son además psicólogos del paladar y les pidas lo que les pidas, aciertan, y si un día no sabes muy bien qué tomar, ponles a prueba, te prepararán seguramente la copa perfecta para ese momento. No suelo salir del "gin-tonic" de Marin Miller's, pero si alguna vez he estado indecisa, el resto de cócteles me han parecido espectaculares. El café, que aunque no tienen cafetera a la vista también sirven, también está muy bueno. Y si entro a hablar de la decoración, sin lugar a dudas es uno de los bares con más personalidad de Zaragoza. No está cortado por un patrón, es como la vida, lleno de cosas que han marcado la historia del bar. Mis padres ya tomaban copas allí, y yo con 30 años lo hago ahora. Es un bar de generaciones.
  • Irene07/06/13 00:00
    ¡Ah! ¡Felicidades!
  • Jesús07/06/13 00:00
    Está en la calle tenor Fleta en el tramo entre Sagasta y la Gran Vía.En la acera del Huerva .Muy cerca de los Mallorquines.
  • AceiteDeRicino07/06/13 00:00
    Jesús, entre Sagasta y la Gran Vía está la Avenida Goya.
  • Lamarck07/06/13 00:00
    Llevo yendo a este tugurio toda la vida y no me extraña que esté vacío casi siempre. La última vez que fuí, Felix en persona, me metió una hostia de siete pavos y pico por un white label-cola. Me podeis decir misa pero la música que sonaba de fondeo era el jodido David Bisbal. El blues y el buen rock and roll hace tiempo que ya no pasan por ahi.
  • Jesús07/06/13 00:00
    En este bar acabamos nuestra reunión los compañeros de colegio en la conmemoración los 25 años de salida del colegio.Un espacio perfecto para los recuerdos y evocar aquellos maravillosos años.Uno de los camareros había ido casualmente al mismo colegio y se dedicó a relatar anécdotas de esos tiempos de inocencia y candidez infantil.
  • Aguila de Patmos07/06/13 00:00
    El buen servicio se paga, si puedes. Otra historia es el confundir "cutres garitos" masificados y que, a la postre, pagas más por menor calidad...
  • Juan07/06/13 00:00
    Totalmente fuera de órbita en cuanto a precios, te cobran como en el Palace y te atienden como en un tugurio. 15 euros por un gintonic premium con una tónica normal, copa normal, servicio malucho me parece una ESTAFA.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo