Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

De Tapeo

Bar El Ensanche de Carlos, curioso viaje del buey wagyu a la cojonciana

Está de aniversario este bar de Zaragoza en el que se produce una llamativa mezcla de tapeo tradicional y propuestas difíciles de ver en otros establecimientos.

A. Toquero. Zaragoza Actualizada 03/07/2013 a las 13:46
3 Comentarios
Noelia Manresa y Carlos Rodrigo, en la bien surtida barra del localALMOZARA FOTOGRAFIA

El Ensanche de Carlos es uno de los bares clásicos del Tubo, que en 2013 celebra los veinte años en su actual emplazamiento de la calle de Santa Cruz, donde Carlos Rodrigo llegó desde la calle Cuatro de Agosto. El proyecto de Puerta Cinegia le obligó a hacer una mudanza que no modificó un ápice su idea de qué tipo de tapeo iba a ofrecer en la nueva ubicación, prácticamente el mismo que ya elaboraban sus padres. 

Entre los clásicos de este bar hay que hablar de los caracoles en su versión más tradicional: con tomate, jamón, guindilla y un poco de chorizo, además de las madejas. Por supuesto, tampoco faltan los rebozados que tanto gustan en Zaragoza: bacalao, croquetas, empanadillas, pimientos…

Sin embargo, al margen de esta propuesta de cocina de siempre, hay que reconocerle a su propietario el interés por introducir alternativas a la oferta de tapeo más reconocible, sin que ello suponga hablar de grandes innovaciones. Es el caso, por ejemplo, del plato del día enfocado a los almuerzos, que bien puede consistir en novillo estofado (si coincide que hay cita en el coso de la Misericordia), riñones al Jerez (pequeños y delicados) o carrillera al vino tinto, cuyo precio oscila entre los 4 y los 5 euros la ración.

También llama la atención otra tapa tan sencilla como sorprendente: los higaditos de pollo en aceite (1 euro), de una textura y un sabor que en nada se parecen al foie, pero que seguro suponen todo un descubrimiento para los amigos de los menuceles. Y puestos a reseñar productos singulares, las mini hamburguesas de buey wagyu criado en Burgos sin duda lo son, presentadas en pan tostado con tomate, cebolla y alcaparras (2,40 euros).

En tamaño reducido también han creado en este bar una versión de la madeja tradicional, que lleva por nombre madejín, más delgada, con tiras de puerro y pan ajolio. Pero para tapa señera y demandada, la cojonciana. Es relativamente moderna, ya que se creó hace apenas 5 años, pero su fama ha crecido mucho. Hasta al dueño de este bar le conocen en muchos sitios por el nombre de la tapa y eso que, en apariencia, no tiene grandes secretos: sobre una rebanada de pan se ponen dos huevos de codorniz fritos, dos trozos de chistorra y dos gambas al ajillo picantes (2,40 euros). Se elabora al momento y degustada al instante es como más se disfruta.

En la barra tampoco faltan productos como la anchoa en salmuera, tres o cuatro quesos de varias zonas de España y las setas de temporada, como las de primavera que ahora mismo se pueden disfrutar. Lo dicho, que El Ensanche de Carlos es uno de los clásicos del Tubo, pero con detalles gastronómicos diferentes y muy interesantes.


Haga clic para consultar otros restaurantes.


  • Sara20/05/13 00:00
    Las tapas del ensanche son muy recomendables gracias a la calidad de sus productos. El trato de Carlos y Noe con sus clientes es escepcional.
  • extrañado20/05/13 00:00
    En el Tubo "fuman en pipa", te vas de tapeo y podrías haber comido en un buen restaurante.
  • Javier20/05/13 00:00
    Excelentes las tapas y excelente el trato; para mí, sin duda, lo mejor del Tubo y resto de Zaragoza. Saludos a Carlos y compañía.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual