Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Cierre de la compañía aérea

Spanair presenta concurso de acreedores

La aerolínea Spanair ha presentado a primera hora el concurso voluntario de acreedores con un pasivo que supera los 300 millones de euros.

Efe. Barcelona Actualizada 30/01/2012 a las 12:10
4 Comentarios

La aerolínea Spanair ha presentado a primera hora el concurso voluntario de acreedores con un pasivo que supera los 300 millones de euros.

El concurso, que ha entrado en el registro de la Ciudad Judicial, será enviado en las próximas horas a uno de los juzgados mercantiles de Barcelona, probablemente al nueve o al diez, que son los que reciben normalmente este tipo de causas, de empresas con deudas acumuladas superiores a los cien millones de euros.

La misma fuente ha asegurado que la voluntad del equipo legal de Spanair, representada por el bufete de abogados Roca i Junyent, es que el concurso se declare lo antes posible para evitar que alguno de los acreedores solicite el concurso necesario, lo que dificultaría mucho el margen de maniobra en la gestión de la crisis de la aerolínea.

Principal acreedor, una compañía sueca

El principal acreedor de Spanair es la aerolínea sueca SAS, propietaria del 10 % de la compañía y antiguo máximo accionista hasta 2009, que reconoce en sus cuentas que la empresa española le adeuda 165 millones de euros.

Por otra parte, la compañía de "low-cost" Ryanair ha presentado ante el juzgado mercantil número tres de Barcelona una solicitud de demanda de medidas cautelares para evitar que Spanair pueda recibir más ayudas públicas durante el proceso de concurso de acreedores que se abre ahora, según han informado también fuentes judiciales.

La demanda, que no aporta más pruebas que recortes de periódicos, según las mismas fuentes, quedará resuelta en las próximas horas.

Previsiblemente, esta petición de medidas cautelares quedará aplazada a la espera de que se llame a declarar a los responsables de Spanair.

Con esta demanda son dos los frentes judiciales que se le abren a la aerolínea que preside Ferran Soriano y que recibió en los últimos tres años 150 millones de euros de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

Tras el cese abrupto de actividad que Spanair llevó a cabo el pasado viernes día 27 a última hora de la tarde, la principal prioridad de la compañía, una vez puesto en marcha el mecanismo para buscar salida a los viajeros de la aerolínea, es iniciar el proceso de concurso de acreedores.

Los trabajadores de la aerolínea consideran imprescindible que el proceso se inicie lo antes posible para poder exigir la indemnización que les corresponde y empezar a cobrar lo antes posible el subsidio del paro.



  • jose javier m.m.30/01/12 00:00
    150 millones de dinero publico dilapidados y una deuda de 350 millones de euros mas,22000 pasajeros en tierra y 4000 trabajadores a la calle es el resultado del delirio nacionalista y su afan de "fer pais" y tener su Air America o LUftcatalonia. Por supuesto el problema es España y los españoles que les maltratamos ,no le entendemos y no les damos bastante dinero para financiar sus proyectos.Como si tener una deuda equivalente a la de Portugal y que suponen mas del 30% del total de la deuda española no fuera suficiente. Sin comentarios.
  • jose javiwer millas30/01/12 00:00
    las ultimas noticias elevan el pasivo a 500 millones de euros.Los aviones por supuesto son de alquiler.
  • cierzo30/01/12 00:00
    Me parece interesante que una compañía como ryanair que no se abscribe al plano jurídico español, escudandose en que la empresa es Irlandesa y siguen las leyes de allá, ponga una denuncia bajo leyes españolas. 
  • andres30/01/12 00:00
    Animo Sra. Pastor, veamos como lidia Vd. este primer toro.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual