Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

opinión

Cálidas cifras frías

Los favorables datos económicos de los últimos meses están pasando casi desapercibidos para la opinión pública española. Pero basta recordar el pasado reciente de la crisis en España para calibrar su alcance. Conviene, en todo caso, evitar la euforia.


Los más ancianos tenían terrores nocturnos después de las tertulias televisivas de la noche. Muchos guardaban la tela bajo la lana del colchón de látex. O repartían su dinero entre los bancos porque creían, empapados en una suerte de ingenua seguridad jurídica, que el corralito respetaría sus cien mil euros. Europa planeaba intervenirnos a la griega mientras nos intervenía un poco, pero esperó a la hora del té, marcó mucho los tiempos, y a lo que quiso agarrarnos del cuello se le complicó el ahogo.

Los seres humanos desarrollamos el olvido para sobrevivir. Nuestra mente borra los malos recuerdos con la facilidad con la que nuestros adolescentes borran un mal selfi. Tal vez por eso, y por el monotema en las tierras de este, están pasando casi desapercibidas las noticias económicas más positivas de los últimos nueve años. Ahí es nada, casi una década.

La Seguridad Social bate récords en términos de afiliación. Si hablamos de empleo, 2017 nos ha traído 611.146 nuevos puestos de trabajo en nuestro país. Se trata de la cifra más alta desde 2005, pero en aquel año los datos estaban impulsados por la regularización masiva de inmigrantes del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La creación de puestos de trabajo ha estado acompañada por una reducción del paro, que descendió a 3,4 millones tras la salida de las listas del desempleo de 290.193 personas, lo que supone el nivel más bajo de los últimos ocho años en un mes de diciembre.

Para saber dónde estamos nada como recordar donde estuvimos. Cuando Rodríguez Zapatero, ante un centenar de presidentes de multinacionales, economistas y dirigentes de todo el mundo, retrasó durante diez minutos el Foro Económico Mundial de Davos, en enero de 2010, al ser el único que no hablaba inglés, además de hacerle todo un homenaje al cine mudo de los años treinta, estaba dando el pistoletazo de salida para que ‘los mercados’ y sus afiladas garras hiciesen jirones la economía española.

En realidad, los mercados se limitaron a eso, a hacer jirones los ropajes que tapaban nuestras vergüenzas, porque para entonces la economía española era ya un muerto viviente, que se había suicidado al manejar imprudentemente un revólver cargado de gasto y déficit en plena recesión mundial. España era ya para entonces un ‘walking dead’ que en plenos estertores seguía respirando el humo violento de la combustión de millones y millones de euros. Aquel Davos de Zapatero nunca fue una causa, tal vez ni siquiera un efecto, pero era la metáfora perfecta de un país expuesto y desprotegido, empobrecido y sin rumbo, la peor foto en términos de sufrimiento y desgaste de las instituciones.

Las cifras económicas son frías y se explican mal al conjunto de la opinión pública; todas, excepto dos: las que hablan de número de parados y las que marcan el salario mínimo. El Gobierno ha sellado un incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) de hasta el 20% en tres años, siempre y cuando el país mantenga el robusto ritmo de crecimiento y generación de empleo actual. Se conseguirá así el mayor logro de la recuperación de la economía española: que los buenos datos se trasladen a los salarios más modestos, y por arrastre, al conjunto de la política salarial en España. De ser así, se incorporarán al empleo, en igualdad salarial, los jóvenes. Ese es el mayor reto que queda por delante en términos de igualdad y justicia social, y el arma más poderosa contra la pobreza en España. Conviene no olvidar de dónde venimos para no hacer olas y para no repetir fracasos.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo