Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

OPEL

Opel España pide un convenio a cinco años que dé estabilidad

El comité plantea que dure un año e incluya al personal de los niveles 6 y 7, extremo que rechaza la dirección.

M. Llorente 15/11/2017 a las 06:00

Sin abordar aún el detalle de lo que el PACE supondrá para el día a día de los trabajadores de la planta de Opel en Figueruelas, la dirección planteó ayer una vigencia de cinco años para el XIV convenio colectivo, que se está negociando. Ser una planta competitiva pasa por tener un marco de relaciones laborales estable, según la dirección de la compañía, que pide una vigencia temporal larga que favorezca la puja por los nuevos modelos dentro del grupo PSA. Sin embargo, la postura del comité es la contraria. Los sindicatos apuestan por una duración más corta, de un año, que sirva de transición hasta que el nuevo propietario de la marca del rayo tenga definido un plan industrial para cada una de las plantas de la antigua filial de General Motors en Europa.

Por ahora las posturas no pueden estar más alejadas. Y no solo en este punto. También en uno que resulta irrenunciable para la mayoría del comité de empresa y es que los mandos intermedios e ingenieros –niveles 6 y 7, que agrupan a algo más de 600 personas– queden bajo el paraguas de este nuevo convenio colectivo. Ayer la compañía contestó a esta propuesta con una negativa al entender que la alta dirección negocia sus propias condiciones al margen del convenio.

Más allá de la vigencia y de los afectados por el nuevo convenio, la dirección de la planta zaragozana volvió a explicarle al comité a grandes rasgos el PACE!, presentado la semana pasada por el consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, y avalado por el presidente del grupo PSA, Carlos Tavares.

Los representantes de los trabajadores de nuevo tuvieron que escuchar la reducción en costes de 700 euros por coche fabricado (400 correspondiente a la parte de manufacturas y logística), a la que tendrán que llegar y que Opel les exige para poder volver a la rentabilidad en 2020, así como al recorte en plataformas ya que las nueve que Opel/Vauxhall utiliza para sus turismos se quedarán progresivamente en dos. También las familias de motorizaciones serán bastantes menos que las actuales.

Todo con el fin, recordó la dirección de Opel Figueruelas, de dejar de perder dinero y volver a ser rentables. Es esa obligatoriedad la que va a enmarcar una negociación, que pese a llevar ya varias reuniones, no ha entrado en el meollo de la cuestión, que es el ajuste en costes que Figueruelas tiene que afrontar para ser una pieza maestra en el mapa de fábricas de PSA igual que en su día lo fue dentro de GM. Si bien la factoría zaragozana cuenta en línea de salida con una ventaja competitiva, que es ser la única de Opel que ya fabrica dos modelos basados en los productos de PSA, por contrapartida afronta mayor peso ante la aplicación del PACE!, ya que al tener la mayor producción de todas las plantas europeas se vera más afectada.

Además, es previsible que Opel fije nuevas paradas de hasta dos semanas en la línea 2, la del Corsa, para diciembre, si bien este calendario está pendiente todavía de confirmación oficial.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo