Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Economía

​¿Cuántas pesetas hay todavía en circulación?

​Aún quedan muchos billetes y monedas de la antigua divisa que a partir del 31 de diciembre de 2020 ya no podrán canjearse por euros.

P. Zapater. Zaragoza 08/05/2016 a las 06:00
Pesetas en billetes y monedasAntonio García/Heraldo

Puede que muchos estén sin un real y sean más majos que las pesetas... que todavía quedan, aunque dejaron de estar en circulación el 28 de febrero de 2002, y se pueden canjear hasta el 31 de diciembre de 2020, fecha en que concluirá el plazo para cambiar pesetas por euros para aquellos que aún atesoran dinero en la antigua moneda.

Y no son pocos. Según datos del Banco de España, todavía quedan por canjear 1.651 millones de euros en pesetas, de los cuales 850 corresponden a billetes y 801 a monedas.

Para cambiar pesetas por euros solo hay que dirigirse a cualquier sucursal del Banco de España, si se quiere realizar el trámite de manera presencial. En Aragón, solo hay una sede, que se encuentra en la plaza de España, 8, en Zaragoza.

También se puede gestionar el canje por correo, cuando el solicitante no sea residente en España y no pueda dirigirse a una de las sucursales del organismo estatal. En ese caso, las pesetas “deben enviarse por correo certificado junto con un formulario debidamente cumplimentado”, según se detalla en la página oficial del Banco de España. Esta modalidad solo es válida para el canje de billetes, quedando excluidas las monedas.

Si se acude al Banco de España, es obligatorio identificarse mostrando DNI, pasaporte o tarjeta de residencia cuando la cantidad a canjear sea igual o superior a 1.000 euros. Si es inferior, también se podrá solicitar la identificación al interesado.

No todos los billetes y monedas en pesetas son válidos a la hora de realizar el cambio. “Como norma general son canjeables los billetes en pesetas emitidos a partir de 1939. Los emitidos entre 1936 y 1939 deben ser examinados por los expertos del Banco de España para determinar su valor de canje”, matizan desde el Banco de España.

En el caso de las monedas, son canjeables las de 1, 5, 10, 25, 50, 100, 200, 500 y 2.000 pesetas y no se cambiarán las que “hayan sufrido una alteración derivada de un proceso industrial o mecánico”, añaden.

En 1992, se emitieron nuevos billetes de 10.000, 5.000, 2.000 y 1.000 pesetas con motivo del V centenario del descubrimiento de América, En ellos aparecían figuras y elementos artísticos españoles y americanos: Juan Carlos I de Borbón (10.000), Cristóbal Colón (5.000), José Celestino Mutis (2.000) y Hernán Cortés y Francisco Pizarro (1.000). El diseño contó la participación del artista Reinhold Gerstetter, de la fábrica de billetes del Estado alemán.

Estos billetes estuvieron en circulación hasta la entrada en vigor del euro, en 2002, e incorporaron nuevos elementos de seguridad: cambios de color en las tintas al exponerse a luz ultravioleta, relieve para la identificación de personas con problemas de visión, o impresiones codificadas, entre otras.

El campo del coleccionismo es otra alternativa para las pesetas que muchas veces se guarda también por nostalgia. En mercadillos y tiendas de numismática es posible encontrar monedas y billetes cuyo valor oscila en función del año en que fueron acuñadas o si tienen algún error en sus caras que las haga únicas y/o revaloricen su precio. En otros casos, se venden por kilos a precios moderados.

Desde que quedaron fuera de la circulación, en varias ocasiones se han realizado campañas en establecimientos comerciales que han aceptado compras en pesetas para animar el comercio y el cambio de esta divisa cuyo valor sigue siendo efectivo a día de hoy. Y más afectivo a partir de 2020.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual