Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Congreso de los Diputados

Podemos pide que los becarios cobren el Salario Mínimo y no trabajen más de 6 horas al día

Presenta una proposición no de ley para evitar que las empresas "utilicen las prácticas para cubrir puestos de trabajo".

Europa Press. Madrid Actualizada 14/03/2016 a las 14:23
Segundo González, portavoz de Presupuestos de Podemos en el Congreso.Efe

El portavoz de Presupuestos de Podemos en el Congreso, Segundo González, y el diputado morado Miguel Vila han registrado este lunes una proposición no de ley para plantear una nueva regulación de los becarios en prácticas que incluya su derecho a cobrar una remuneración equivalente al menos al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y a no trabajar más de seis horas al día.

En la iniciativa, que recoge Europa Press y que será debatida en la Comisión parlamentaria de Empleo, Podemos exige suprimir las prácticas no laborales en empresas y las prácticas extracurriculares, a la para que se reforman las que son obligatorias en función del plan de estudios.

En esta nueva regulación se deberían recoger unas "mínimas condiciones laborales" para los estudiantes, que incluyan un límite anual de 500 euros, no superando "en ningún caso" las seis horas diarias; una remuneración obligatoria equivalente al Salario Mínimo y proporcional al número de horas trabajadas, limitar al 5% de la plantilla el número total de becarios permitidos --o a una persona en caso de empresas con menos de diez trabajadores-- y garantizar la rotación entre diferentes puestos en prácticas.

Además, la formación morada considera que se debe promover la contratación de los becarios tras el periodo de prácticas, impidiendo que el mismo puesto sea cubierto de forma sistemática por becarios mediante el establecimiento de cuotas obligatorias de contratación. Los contratos en prácticas deberían extenderse, asimismo, tanto a los estudiantes universitarios o de FP que hayan terminado sus estudios como a los que hayan superado al menos el 50% de los créditos.

180.000 afectados

Según ha explicado a los medios Segundo González, muchas empresas utilizan las prácticas para "cubrir puestos de trabajo" de forma fraudulenta, lo que implica que "el Estatuto de los Trabajadores queda en papel mojado" porque los becarios no tienen ningún derecho laboral.

Una circunstancia que estaría afectando a unos 180.000 estudiantes en España, según una estimación que Podemos realiza a partir de los datos de afiliación de becarios a la Seguridad Social, que en 2015 sumaban 70.000 y que, según un informe de la Comisión Europea (CE), apenas representarían el 40% del total de becarios.

"La falta de control hace imposible conocer el número real", se denuncia en el texto, en el que se incluye por ello la reclamación de reglamentar y dotar de medios a la Administración para crear un sistema estadístico que permita controlar las condiciones de los convenios de prácticas y el número real de becarios.

Junto a los diputados de Podemos, también ha registrado la proposición no de ley Eduardo Ocaña, portavoz de Oficina Precaria, un colectivo vinculado al movimiento 15M e inspirador de las medidas planteadas, cuyo objetivo es "acabar con los eternos becarios y que dejen de suponer una forma fácil de contratación fraudulenta y barata" que, además, presionan a la baja las condiciones laborales del resto de trabajadores.

"Queremos que haya formación y creemos en las prácticas, pero con unos límites", ha defendido el activista estudiantil, insistiendo en que la idea es que los estudiantes universitarios y de FP tengan ocasión de "aprender" pero que "también tengan derechos laborales".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual