Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ralentización de la economía mundial

Lagarde alerta del crecimiento "más débil" en 2015 y ve razones para estar "preocupados"

La directora gerente del FMI señala que hay incertidumbre y volatilidad en los mercados.

Agencias. Washington Actualizada 30/09/2015 a las 18:30
Christine Lagarde

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha señalado que el crecimiento de la economía mundial en 2015 será "más débil" que el año anterior, para dar paso después de una "modesta aceleración" en 2016, y ha asegurado que existen "razones para estar preocupados".

"La perspectiva de un aumento de los tipos de interés en Estados Unidos y la ralentización de China están contribuyendo a la incertidumbre y a una mayor volatilidad de los mercados. Se ha producido una fuerte desaceleración en el crecimiento del comercio global. Y la rápida caída de los precios de las materias primas está presentando problemas a las economías basadas en los recursos", remarcó.

En un discurso en el Consejo de las Américas, Lagarde también mostró su preocupación por otros aspectos de política exterior, como el flujo de refugiados en Europa, que es el "último síntoma" de las fuertes tensiones políticas y económicas en el Norte de África y Oriente. Además, añade que no es el único conflicto en el mundo, que se suma a los últimos desastres naturales.

En este sentido, añadió que, además del "desgarrador sufrimiento" derivado de un conflicto y de la emigración forzosa, existe un coste humano del desplazamiento económico y la baja actividad: más de 200 millones de personas está desempleadas en el mundo, la desigualdad de ingresos y riqueza sigue aumentando y las mujeres siguen estando en desventaja en el mercado laboral.

Pese a que las reformas realizadas en los últimos años han evitado una situación "mucho peor", la directora gerente del FMI alertó de que muchos de estos avances logrados pueden está ahora "en peligro", lo que lógicamente está generando "confusión y preocupación".

En este contexto, Lagarde defendió que pese a la incertidumbre y los grandes desafíos a los que se enfrenta la economía mundial, es posible con las "políticas correctas, un fuerte liderazgo y una cooperación global" gestionar la situación y lograr un futuro mejor para todos.

Debilidad de la economía global.

Por otro lado, recordó que la próxima semana el FMI publicará sus nuevas previsiones sobre la economía mundial, y, aunque no quiso dar cifras, adelantó de que el crecimiento global "será probablemente más débil este año que el pasado, con sólo una modesta aceleración prevista para 2016".
En concreto, destacó que el modesto repunte en las economías avanzadas es "una buena noticia". "La moderada recuperación se está fortaleciendo en la eurozona, Japón está regresando a un crecimiento positivo y la actividad sigue siendo robusta en Estados Unidos y Reino Unido", detalló.

Sin embargo, admitió que el hecho de que las economías emergentes registren su quinto año consecutivo de descenso de las tasas de crecimiento "no es tan buena noticia". Así, subrayó la ralentización de China en su proceso de reequilibrio económico, las "graves dificultades económicas" a las que se enfrenta Brasil y Rusia y la ralentización del crecimiento en América Latina.

Asimismo, incidió en que a nivel global aún no se ha logrado la estabilidad financiera total, ya que, a pesar de los progresos de los últimos años, persisten las debilidades del sector financiero en muchos países y los riesgos financieros son ahora elevados en los mercados emergentes.
"Si juntamos todo esto vemos un crecimiento global decepcionante y desigual. Además, las perspectivas de crecimiento en el medio plazo se han vuelto más débiles. El 'nuevo mediocre' del que hablaba hace exactamente un año --el riesgo de bajo crecimiento durante largo tiempo-- parece más cercano", resaltó.

Lagarde agregó que el potencial del crecimiento se está viendo frenado por la baja productividad, el envejecimiento de la población y los legados de la crisis financiera global. Así, la elevada deuda, la baja inversión y los débiles bancos siguen siendo una carga para algunas economías avanzados, especialmente en Europa, mientras que muchos emergentes siguen enfrentándose a ajustes tras el boom de crédito e inversión. en Lima. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual