Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

La Bolsa

El Ibex-35 se vuelve a quedar atrás no puede con los 10.000 puntos

Los datos económicos que se publicaron en la sesión fueron mixtos, mejores en Europa que en Asia.

Cristina Vallejo. Madrid Actualizada 08/09/2015 a las 19:17
Etiquetas

Los datos económicos que se publicaron en la sesión fueron mixtos, mejores en Europa que en Asia, pese a la celebración que se impuso en los índices chinos, pero el Ibex-35 volvió a quedarse atrás respecto a otros índices europeos y no pudo con los 10.000 puntos.

Los índices de renta variable chinos cerraron la sesión con potentes subidas después de conocerse datos que, quizás, no llegaran a justificar del todo esos ascensos. Fueron datos de la balanza comercial, los que en agosto provocaron, junto a la posterior devaluación del yuan, la última y potente corrección global. Las importaciones cayeron un 13,8% en agosto, por encima del 7,9 estimado por los analistas. Pero las exportaciones cayeron un 5,5% interanual, por debajo del 6,6% previsto y por debajo del 8,3% del mes anterior. Quizás gustó este segundo componente de la balanza comercial porque reducen la necesidad de nuevas devaluaciones de la divisa china y porque muestran que la demanda del resto del mundo a China sigue fuerte. También hay que tener en cuenta que los datos pueden estar distorsionados por la explosión en el puerto de Tianjin y el cierre de muchas fábricas para prevenir que la contaminación afeara el desfile del Día de la Victoria. Pero la caída de las importaciones es preocupante, puesto que implica que los países que le venden al gigante asiático pueden sufrir. Se trata de la décima caída de las importaciones chinas.

En Japón se conoció la revisión del PIB del segundo trimestre. Se revisó al alza desde el -1,6% trimestral anualizado hasta el -1,2%. Pero el índice Nikkei de Tokio sufrió un recorte del 2,43%.

En Europa también tuvimos un gran número de referencias económicas. En primer lugar, la balanza comercial de Alemania: tanto las importaciones como las exportaciones crecieron en julio más de lo previsto y abandonaron los descensos sufridos en el mes de junio, un síntoma de que la pérdida de fuelle en el comercio mundial podría no ser tan importante como habían pensado muchos inversores. Además, en España, la recuperación del precio de la vivienda se aceleró: de acuerdo con el INE, en el segundo trimestre del año, los precios avanzaron a un ritmo interanual del 4%. En la zona euro, conocimos el PIB: creció un 1,5% en tasa interanual, por encima del 1,2% esperado por los expertos. En conjunto, muy buenos datos en España.

Ello cuajó en las Bolsas europeas con subidas desde la apertura. El selectivo español comenzó la jornada con poca fuerza: superó los 9.900 puntos a partir de las nueve y media de la mañana y marcaba máximos del día en los 9.980 puntos. Que alcanzara los 10.000 puntos era demasiado pedir. De hecho, a partir de tocar máximos las compras de Bolsa española comenzaron a perder fuerza y, al cierre daba un último cambio en los 9.866 puntos, más o menos el nivel al que daba el primer cambio por la mañana, tras una subida del 0,62%.

El selectivo español se desinfló pese a la potente apertura con la que comenzó su andadura la Bolsa de Nueva York tras el fin de semana largo que se tomó de vacaciones (el lunes se celebraba el Día del Trabajo en Estados Unidos). Hay analistas que achacan las fuertes caídas del viernes pasado en Estados Unidos, precisamente, al fin de semana largo que se avecinaba: preferían retirarse por los riesgos que podían surgir en estos días, sobre todo los procedentes de China.

El índice español lo volvió a hacer peor que el resto de índices europeos. Y parece que no hay otra razón que las próximas citas electorales detrás del peor comportamiento relativo del selectivo español en comparación con el resto de Bolsas del Viejo Continente.
El índice más rentable del día fue el Dax alemán, que ganó un 1,61%.A continuación se colocó el Ftse Mib de Milán, que se anotó alrededor de un 1,5%. El Ftse 100 británico también ganó más de un punto porcentual, al igual que el Cac 40 francés. Ningún índice lo hizo peor que el selectivo español. Hasta el PSI-20 de Lisboa lo hizo mejor: cerró con una subida del 0,8%.

De hecho, el selectivo español ya cae un 4% en el año, frente a subidas de más del 15% en Italia, y de avances de más del 7% en el Cac 40 francés, por poner un par de ejemplos.

Indra, el mejor, Acerinox, el peor
Indra encabezó los ascensos dentro del Ibex-35, con una subida del 2,86%. A continuación, Enagás, que se anotó un 2,47%. Telefónica, por su parte, avanzó un 1,64%, mientras que IAG ganó un 1,58%. CaixaBank, Dia, ArcelorMittal y Endesa también ganaron más de un punto porcentual.

Entre los grandes valores, el mejor fue Inditex, con una revalorización del 0,84%. Mientras, BBVA ganó un 0,60%. Iberdrola, por su parte, se apuntó un 0,22%.

Acerinox fue el peor del Ibex-35, con una caída del 3,52%. Después se colocó Sacyr, con una bajada del 3,02%. FCC y Abengoa se dejaron más de dos puntos porcentuales. OHL, por su parte, siguió sufriendo el castigo tras la confirmación de su multimillonaria ampliación de capital y al cierre se dejaba casi un 2%. Mediaset y Aena completaron la lista de valores en negativo.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Natra fue el valor más rentable, con una subida del 3,75%, seguido de Talgo, y Nmas1, que avanzaron más de tres puntos porcentuales. En negativo, Tubos Reunidos fue el peor, con un descenso del 6,83%, seguido de Urbas y Duro Felguera, que se dejaron más de cinco puntos porcentuales.

En el mercado de deuda, vimos una fuerte caída de la rentabilidad del bono español: desde el 2,14% hasta el 2,06%, lo que hizo posible una caída de la prima de riesgo hasta los 137 puntos básicos.

En el mercado de materias primas, fuerte subida también para el petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, avanzó un 3,30%, hasta los 49,20 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, en cambio, retrocedió levemente, un 0,30%, hasta los 45,91 dólares.
En el mercado de divisas, el tipo de cambio entre el euro y el dólar cerró la sesión prácticamente sin cambios en 1,1176 unidades. Por la mañana llegó a superar el nivel de 1,12 unidades.


El Ibex-35 cerró la sesión con una subida del 0,62%, para dar un último cambio en los 9.866,20 puntos.

Indra encabezó los ascensos, con una revalorización del 2,86%. A continuación, Enagás, que se anotó un 2,47%. Acerinox y Sacyr fueron los peores, con pérdidas de más de un 3%.

La rentabilidad del bono español a diez años cayó con fuerza: desde el 2,14% hasta el 2,07%.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo