Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Patronal CEIM

Arturo Fernández dice que ha hecho "cosas malas" pero también "muchas buenas"

El presidente de la patronal pedirá disculpas a los asociados de CEIM, antes de abandonar su cargo.

Efe. Madrid Actualizada 18/12/2014 a las 18:02
0 Comentarios

El presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, ha dicho este jueves que ha hecho "cosas malas" por las que pedirá "excusas" a los asociados de CEIM en una reunión en la que abandonará el cargo, pero también "muchas buenas" en una organización que deja "en pleno funcionamiento".

Fernández ha realizado estas declaraciones a su llegada a la sede de la patronal, donde la tarde de este jueves anunciará su marcha a los directivos de la organización.

De acuerdo con los estatutos, el vicepresidente primero de la entidad, Juan Pablo Lázaro, pasará a ser automáticamente el presidente de la patronal, aunque a pesar de ello propondrá a la Junta Directiva que ratifique su nombramiento en una votación.

Fernández se despide de CEIM al día siguiente de las elecciones en la patronal CEOE -en las que apoyó de forma expresa al presidente electo, Juan Rosell- y meses después de la polémica suscitada por el uso de una tarjeta opaca de Caja Madrid cuando formaba parte de la cúpula de la entidad.

El todavía presidente de CEIM ha indicado que no dice "adiós", puesto que es empresario y seguirá siendo miembro de CEIM y CEOE, sino que renuncia a su cargo para dejarlo en manos de Lázaro, que ha definido como un "magnífico empresario" y un hombre "honesto y bueno" con experiencia en la patronal.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual