Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fraude de las tarjetas opacas

Rato y Blesa aclararán este jueves al juez sus lujosos gastos con las 'tarjetas B'

Ambos explicarán que esas tarjetas ya existían cuando tomaron las riendas de la Caja Madrid.

Efe. Madrid Actualizada 16/10/2014 a las 08:47
Etiquetas
0 Comentarios
Rodrigo RatoEFE

Los expresidentes de Caja Madrid Rodrigo Rato y Miguel Blesa tendrán que sentarse este jueves de nuevo ante el juez Fernando Andreu, en este caso para justificarle el uso que dieron a sus tarjetas opacas para costearse gastos en restaurantes y hoteles de lujo o exclusivas tiendas de moda.

Unas tarjetas que, sin embargo, ya existían cuando tomaron las riendas de Caja Madrid y así se lo trasladarán al magistrado.

Rato entendió que eran un añadido a su sueldo por el que la entidad aplicaba las retenciones fiscales oportunas, ya que se trataba de tarjetas para gastos personales, complementarias a las profesionales, y que llevaban años utilizándose.
De ahí que jamás pensara en que fueran opacas para el fisco, ya que se trataba de tarjetas en las que quedaban registrados todos los movimientos.


Se da la circunstancia además de que cuando renunció a la presidencia de Bankia, en mayo de 2012, la entregó y ya ha devuelto a esta entidad los gastos asumidos, un total de 54.837 euros, aunque también disfrutó de otros 44.200 que fueron sufragados por Caja Madrid y que no ha reintegrado.


Blesa, que está citado una hora antes que su antecesor y que gastó un total de 436.688 euros, concretará al magistrado cómo esta práctica la implantó en 1988 el anterior presidente de Caja Madrid, Jaime Terceiro.


Una versión corroborada por su 'mano derecha', Ildefonso Sánchez Barcoj, principal beneficiario de las tarjetas y a quien Bankia señaló directamente en el informe en el que destapó el escándalo y que remitió al FROB, al atribuir a su dirección la gestión de las tarjetas.

Barcoj ha consignado en una cuenta del Juzgado de Andreu los 484.200 euros que cargó a Caja Madrid y le ha remitido un escrito adjunto en el que se desvincula tanto de la creación como de la gestión de estas tarjetas, afirmando que se le entregó como un complemento "muy poco significativo" de su salario que ya existía en los años 80.

Andreu decidió imputar a los tres dentro de una pieza separada del "caso Bankia" después de que la Fiscalía Anticorrupción le informara de la posible existencia de delitos de apropiación indebida y administración desleal en el uso de estas tarjetas, emitidas al margen del circuito general y gestionadas de forma separada al resto de las de empresa.

Optó por imputarles solo a ellos y esperar a recibir la pericial de los dos peritos designados por el Banco de España antes de pronunciarse sobre las peticiones que ya le ha trasladado alguna acusación para citar a los más de 80 beneficiarios de las tarjetas restantes.

El 15mPaRato le ha solicitado además que interrogue como testigos a algunos de ellos, en concreto a Estanislao Rodriguez-Ponga, José Antonio Moral Santín, Antonio Romero, Pedro Bedia, Francisco Baquero, José Ricardo Martínez Castro, Guillermo Marcos Guerrero y Enrique de la Torre.

No es la primera vez que los tres primeros imputados por el caso de las tarjetas deben verse las caras con este juez.

Rato lo hizo en diciembre de 2012 en la pieza principal del 'caso Bankia', en la que Andreu investiga presuntas irregularidades en la fusión y salida a bolsa de la entidad, algo de lo que también tuvo que dar explicaciones Barcoj en septiembre del año siguiente.

Asimismo, tanto el ex director financiero como Blesa tuvieron que acudir en marzo pasado junto a otros miembros de la cúpula de Caja Madrid por planificar la emisión de preferentes, otra de las piezas separadas del 'caso Bankia'. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual