Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Polémicas declaraciones

La presidenta del Círculo de Empresarios prefiere contratar a mujeres "que no vayan a tener hijos"

"Es mejor que una alta directiva se case con un funcionario o con un marido al que le gusten mucho los niños", afirma Mónica de Oriol.

Europa Press. Madrid Actualizada 03/10/2014 a las 13:09
42 Comentarios
Mónica de Oriolcirculodeempresarios.org/

La empresaria y presidenta del Círculos de Empresarios, Mónica de Oriol, ha afirmado que "prefiere" contratar a mujeres mayores de 45 años o con edades inferiores a los 25 años por el amparo que da la ley a las madres trabajadoras. 

"Si una mujer se queda embarazada y no la puede echar durante los once años siguientes a tener a su hijo, ¿a quién contratará el empresario?", se ha preguntado la presidenta del Círculo en alusión a las mujeres trabajadoras que se cogen jornada reducida. 

"Prefiero a una mujer después de los 45 años o antes de los 25 porque, por el medio, ¿qué hacemos con el problema?", ha subrayado la presidenta del Círculo, que ha añadido que "esa protección de la mujer la desvincula del alineamiento con los intereses de la empresa" y la desconecta del "esfuerzo diario", una de las variables que más influye en la motivación.

"Recursos Humanos elegiría antes a un hombre que a una mujer", ha asegurado. 

Mónica de Oriol ha afirmado además que para que las mujeres lleguen a altos cargos directivos no hacen falta leyes, sino sacrificios. 

"Cuando le dices a una mujer de 35 años si quiere volver tarde por la noche y viajar constantemente, la realidad es que no. Llegar a puestos directivos no se consigue con cuotas o regulaciones, sino con que la mujer sepa que un puesto directivo requiere sacrificios", ha subrayado.

Por eso, considera que es mejor que una alta directiva "se case con un funcionario o con un marido al que le gusten mucho los niños".

En una mesa redonda celebrada el jueves en el marco de la XXV Asamblea Plenaria del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), la presidenta del Círculo ha indicado que las regulaciones, "en vez de favorecer a la mujer, la están condenando", y ha abogado por vincular a las mujeres con su productividad diaria. 

La presidenta del Círculo ha explicado que entró en el consejo de administración de una empresa por la cuota femenina mínima que se exige.

"Cuando llegué, éramos las cuotas, pero no decíamos tonterías (...) En un consejo de administración, la edad media son 56 años y casi todo hombres, que esperaban poco de nosotras, pero conocer es amar", ha agregado. 

En esta mesa redonda participaron además la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; la vicepresidenta de Eulen, María José Álvarez; la vicepresidenta ejecutiva y jefa de operaciones del Banco Iberamericano de Desarrollo (BID), Julie Katzman, y la secretaria de Estado de la Comunicación, Carmen Martínez de Castro. 

Precisamente, Martínez de Castro respondió a las palabras de la presidenta del Círculo de Empresarios afirmando que "no todas las mujeres tienen que ser presidentas, pero todas tienen que poder trabajar". "Hay que conseguir que las mujeres se incorporen de forma satisfactoria al trabajo, favoreciendo la conciliación, o si no, habrá un problema en el futuro para que tengan hijos", dijo. 


  • garcía07/10/14 00:55
    Lo que más me llama la atención de sus declaraciones es eso de que si una mujer tiene un hijo, ya tiene el puesto de trabajo garantizado durante 11 años, once, porque no se la puede despedir en todo ese tiempo. Eso no se lo he oído decir a nadie más y me parece más bien una simple propuesta, de las que acaban en la papelera.
  • Zeus06/10/14 16:10
    Desde luego las feministas teneis que estar en pié de guerra con esta señora ¿no?
  • rural06/10/14 13:19
    Pues que es políticamente incorrecto  pues que lo sea , sin paños calientes, si se tiene que callar mejor abandonar el puesto, las cosas claras y nos dejamos de ñoñerías si es una realidad  porqué lo tienes que disimular y si tenemos que actuar lo hacemos sobre una realidad no sobre unas palabritas huecas Hato estoy de gente que no dice más que medias verdades
  • garcía06/10/14 00:17
    De acuerdo contigo, #38. Los empresarios y sus hijos nos cuestan un riñón, por su capacidad de amasar fortunas en poco tiempo, a costa del erario público. Así  que no les nteresa hablar de la memoria histórica, desde Franco para acá.
  • Politicamente incorrecto04/10/14 15:10
    Pues me sumo a lo politicamente incorrecto y pienso casi igual que ellla, yo creo que los empresarios tampoco deberian tener hijos, deberia levantar la empresa la primera y unica generacion, asi no habria segunda que la mantuviera ni tercera que la hundiera, luego se socializan y para el bien comun...
  • indignada04/10/14 11:16
    vergüenza me da oír a esta señora, me gustaría saber si cuando acabo la carrera  a los 25-28 se quedo en su casa  criando malvas o en la puerta de un municipio del estado esperando novio, mas que nadas por eso de que tenemos que buscarnos un novio que trabaje, en hacienda ayuntamiento .........etc vaya mierda de futuro español que les espera a nuestra HIJAS
  • Carlos04/10/14 07:23
    La pena no es que lo diga una mujer, alta directiva, en público y "no pase nada", ni se pronuncie ningún colectivo feminista, ni social, sino que sea el sentir generalizado de la gran mayoría de empresarios y el proceder cotidiano en la inmensidad de procesos de selección de personal. Aunque yo no esté en absoluto de acuerdo con las declaraciones de esta señora, tengo que reconocer que por lo menos ha sido valiente y se atreve a decir en público y sin miedo a lo que le pueda caer lo que el 99% de los empresarios piensa y nunca declararía abiertamente en un foro público. Los hijos son de los padres, pero no sólo de ellos, los hijos son la futura mano de obra de las empresas, los futuros cotizantes de la seguridad social, los que dentro de unos años moveran un país, sus obreros, sus directivos, sus políticos, sus intelectuales y sus artistas, los futuros clientes, proveedores y trabajadores de las empresas, son el relevo de todos nosotros, y sin ellos no habría mañana, y el futuro sí es de todos, creo que al igual que ocurre con los ancianos, los discapacitados, pero también con las empresas a través de subvenciones, los bancos con ayudas millonarias y otros colectivos, instituciones y organizaciones que se apoyan tanto con dinero público -de todos, incluidos trabajadores y empresarios- las ayudas para apoyar la conciliación de la vida familiar y laboral, para favorecer la natalidad, el cuidado, la atención y la educación de nuestros hijos (de los de todos), no deberían ser vistas como un lastre, sino como una inversión en la "materia prima" más importante de una sociedad: su infancia, aquellos que dentro de un instante en términos históricos serán los que la sostengan. Un saludo.
  • GLORIA04/10/14 06:11
    Hola, es una vergüenza. Si ni si quiera las mujeres nos apoyamos entre nosotras, como podemos esperar que los hombres lo hagan. Esta señora debería pensar que necesitará a los hijos de esas mujeres para que trabajen en el futuro en sus empresas. Impresentable. Retrocedemos al siglo XIX. Me da pena oir a una mujer hablar así.
  • las cosas como son03/10/14 22:08
    Maja lo tuyo tiene delito, se te ve el plumero. No deberías presidir ni la junta de vecinos, hay cosas que no se pueden decir aunque lo pienses, aunque solo sea por higiene social..
  • No future03/10/14 21:26
    Esta personaje no deberia ser presidente ni de su comunidad de vecinos vips, yo creo que no deberia de ser ni empresaria...lo que mejor le iria seria dedicarse a la taromancia, si se llama asi, o el arte de decir sandeces que no se cree ni uno mismo...
Ver más comentarios





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual