Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pensiones

El factor de sostenibilidad empobrecerá a los futuros jubilados

Las pensiones futuras representarán un porcentaje menor de los salarios a los que sustituyen, y subirán o bajarán en función de los ingresos y gastos del sistema.

Amparo Estrada. Madrid Actualizada 28/05/2013 a las 14:06
2 Comentarios
JubiladosHA

El informe provisional sobre el que este lunes debatió el Comité de Expertos nombrado por el Gobierno para diseñar el factor de sostenibilidad de las pensiones plantea profundos cambios en el sistema de cálculo de las prestaciones que conducirán a que el nivel de vida del que pueda disfrutar un pensionista en el futuro será menor que en la actualidad, comparando lo que significarán esas pensiones con el salario anterior al retiro. Es lo que se denomina 'tasa de sustitución'. En España, la pensión pública que se cobra representa, en promedio, el 82% del último sueldo, según un estudio de la OCDE correspondiente a 2009. La media en los países de la OCDE es del 47%. No significa que vayamos a llegar a eso, a que las pensiones no supongan ni la mitad del salario que se cobra, pero el informe de los expertos admite que, con su fórmula, en 2020, en 2030 y, especialmente, en 2050, las pensiones "representarán una proporción sustancialmente inferior a la actual" tanto comparándolas con los salarios del momento o con los que se percibían antes de jubilarse.

¿Qué es exactamente lo que propone el Comité de Expertos? A la hora de calcular la pensión a un nuevo jubilado, considera que hay que ligarlo a la esperanza de vida porque lo que cuenta es el importe total de la pensión que va a cobrar a lo largo de toda su vida y no lo que perciba mes a mes. De lo contrario, no habría equidad, dice el informe, y se estaría perjudicando al jubilado actual, que va a vivir menos años que el que se retire en el futuro.

Según los proyecciones del INE, la esperanza de vida en España aumenta aproximadamente un año cada década. La propuesta del comité consiste en multiplicar la pensión inicial con la que los nuevos pensionistas entran cada año en el sistema por un coeficiente de «equidad intergeneracional». Este coeficiente resultaría de dividir la esperanza de vida de los que han entrado en el sistema en un momento anterior con la de los nuevos pensionistas. Por ejemplo, se divide la esperanza de vida a los 65 años que hay en 2014 (20,27) por la que habrá en 2015 (20,32), lo que da un coeficiente de 0,997 por el que se multiplicaría la pensión, que sería ligeramente inferior a la de los jubilados el año anterior, ya que el coeficiente es inferior a uno. Con ello se pretende «tratar de manera igual a personas que se van a beneficiar del sistema de pensiones durante un número de años muy distinto», resalta el informe. Y debería acompañarse de incentivos a la prolongación de la vida laboral para que los trabajadores puedan acceder a pensiones medias mayores, al beneficiarse del sistema de pensiones durante un número menor de años.

Más fórmulas

Sin embargo, ésta no sería la única fórmula a aplicar. Además, se introduciría un factor de actualización anual de las pensiones para que evolucionen en función de la ratio entre ingresos y gastos del sistema de pensiones. El objetivo, afirma el comité, es "garantizar el equilibrio presupuestario de la Seguridad Social a lo largo del ciclo económico". Esa ratio entre ingresos y gastos reflejaría los cambios en la tasa de dependencia (número de cotizantes que hay por cada pensionista); los cambios en la tasa de paro y en la tasa de actividad que determinarían el número de cotizantes; y los cambios en la productividad, que se verían en los salarios. La fórmula incorporaría los datos de 11 años (cinco años por detrás, el año en cuestión y las previsiones de cinco años futuros) para minimizar el impacto del ciclo económico en la actualización de las pensiones. De esta forma, un año malo se vería suavizado con los años buenos del periodo.

Ambos coeficientes, el de equidad intergeneracional y el de actualización anual, tendrían un efecto complementario, de manera que la reducción de la pensión inicial de los nuevos pensionistas permite una mayor revalorización anual de la pensión, sin desequilibrar el sistema, según la propuesta de los expertos.

¿A quién se aplicaría?


El coeficiente de equidad intergeneracional, lógicamente iría solo a pensionistas futuros porque afecta al cálculo de la pensión inicial. El factor de actualización anual sería para todos los pensionistas, actuales y futuros, pero con matices. El informe reconoce que reducir "nominalmente" las pensiones a los ya jubilados implicaría "cambiar drásticamente las reglas de juego" porque "llevan bastante tiempo dando por supuesta una revalorización anual de su pensión", y ya no tienen edad ni capacidad de reacción para adaptarse a las nuevas circunstancias. Por lo tanto, propone que la cuantía individual de cada pensión que estén percibiendo en el momento de entrada en vigor del factor de sostenibilidad se considere el "valor mínimo" y nunca caiga por debajo.

Eso sí, deben "asumir que sus pensiones dejan de actualizarse según el IPC", algo que los expertos recuerdan no siempre se ha hecho por decisión del Gobierno de turno. Si la aplicación del factor de actualización implicase una reducción de su pensión, ésta no descendería, sino que mantendría el valor nominal. Pero cuando suponga una subida, nunca podrá ser superior al IPC. Para los que están próximos a jubilarse se les aplicaría un razonamiento similar y para los que se jubilarán en el futuro, su pensión podrá subir o bajar anualmente en función de la ratio de ingresos y gastos del sistema.


  • Framel04/06/13 00:00
    Suscribo y corroboro el comentario de Pantoza, totalmente de acuerdo.
  • Pantoza28/05/13 00:00
    También los pensionistas españoles tendrán que hacerse un poquito mas pobres para que nuestra casta política mantenga su estatus. ¡ Para qué van a cambiar !


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo