Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Mercados

Las inmobiliarias valen en bolsa una décima parte desde sus máximos de 2007

Las siete grandes inmobiliarias han incrementado un 50 % sus números rojos en los nueve primeros meses de 2012.

Efe. Madrid Actualizada 18/11/2012 a las 18:54
1 Comentarios

Las principales inmobiliarias españolas han perdido en bolsa 21.793 millones de euros o, lo que es lo mismo, un 92,3 % de su capitalización bursátil desde los máximos que registraban en el parqué a comienzos de 2007, justo antes de que comenzase a notarse la crisis y, con ella, la debacle del sector. 

En este contexto, y acuciadas por su apalancamiento, las siete grandes inmobiliarias han incrementado un 50 % sus números rojos en los nueve primeros meses de 2012 hasta anotarse pérdidas de 1.000 millones.

Desde los años de esplendor, las inmobiliarias han cedido el testigo a la banca, que ha asumido el negocio con unos activos que se ha ido adjudicando -en la mayoría de los casos-, gracias a las ejecuciones hipotecarias.

Atendiendo a los máximos históricos, el mayor recorte lo ha sufrido Reyal Urbis, que ha perdido en bolsa un 99 % de su valor, mientras que sus títulos se han abaratado un 99,7 % hasta los 0,09 euros.

La inmobiliaria, que perdió entre enero y septiembre 258 millones, se ha acogido al preconcurso de acreedores a fin de refinanciar con la banca un pasivo de 4.535 millones, que, de no lograrlo, le llevaría a protagonizar la segunda mayor insolvencia del país.

A continuación se sitúa Urbas, con una depreciación del 96,7 % en su capitalización -vale 11,1 millones- y con unas acciones que se han abaratado un 99,7 % hasta los 0,01 euros.

Por su parte, Renta Corporación se ha dejado en bolsa durante la crisis un 96,4 % y el valor de sus acciones ha caído un 98 % hasta los 0,7 céntimos, en tanto que Colonial, que llegó a valer más de 6.400 millones en bolsa, ahora solo alcanza los 273 millones, lo que arroja un descenso del 95 %.

Especialmente significativa ha sido la evolución en bolsa de sus acciones, que antes de la crisis se vendían a 543 euros, y que ahora lo hacen a 0,7 euros.

Metrovacesa y Realia han seguido una tendencia similar. La primera, que antes de la crisis era la inmobiliaria con mayor capitalización -8.523,4 millones-, ha visto reducido su valor un 92 % y el importe de sus títulos un 98 %, hasta los 0,68 euros.

Un día antes de anunciar unas pérdidas de 193,2 millones, Ignacio Moreno, consejero delegado de la firma N+1 Private Equity y consejero de Telefónica España, se convirtió -a petición de BBVA- en el nuevo presidente del grupo tras la dimisión de Vitalino Nafría.

Realia, el grupo participado por FCC y Caja Madrid, se ha devaluado en bolsa un 92 % desde los 1.814 millones de 2007, al igual que lo ha hecho en estos años el valor de sus títulos.

Y es que, en este periodo, la pérdida de valor de las inmobiliarias en bolsa ha sido notable, quedando relegadas a un segundo plano o, incluso, viéndose obligadas a dejar de cotizar en bolsa.

Fue el caso de Martinsa Fadesa, que abandonó el continuo en 2008, cuando presentó el mayor concurso de la historia de España con un pasivo de 7.200 millones, y del que consiguió salir en marzo de 2011, o el de Nyesa, que dijo adiós al parqué en 2011.

Los títulos de ambas compañías alcanzaron su máximo histórico con 67 y 37,3 euros, respectivamente, en tanto que las acciones de Quabit -cuyo principal accionista, Rayet, ha solicitado el concurso con una deuda de 593 millones-, se han devaluado un 99 % hasta los 0,04 euros.


  • Claro, claro.19/11/12 00:00
    Lo que deberían valer sus pisos si de verdad se ajustaran a mercado. Es la ley del mercado, no?. Una cosa vale, lo que la gente esta dispuesta a pagar. O solo funciona cuando sube?





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual