Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

CAI Teruel

No hay gloria

El CAI Teruel trabajó con intensidad por un partido que, al final, ganó el Noliko Maaseik.

A. Cortés. Maaseik (Bélgica) Actualizada 24/10/2012 a las 13:02
0 Comentarios
Bloqueo del CAI Teruel ante el remate de Maan en el partido de ayer en el Lotto Dôme de MaaseikF. SIMON

No hay gloria en Maaseik para el CAI Teruel. La ciudad belga y su equipo de referencia, el Noliko, siguen siendo insuperables para el conjunto aragonés, que el martes tuvo en sus manos la resolución de un partido que se festejó en el bullicioso Lotto Dôme. No hubo alegría en Maaseik para el CAI Teruel, que hizo un esfuerzo supremo por arrancar un resultado positivo en su cuarta puesta de largo en el torneo estrella de Europa, la Champions League. El conjunto aragonés, único referente del país en el continente, mostró esa personalidad de campeón de le ha llevado a reinar en el campeonato nacional, pero fue insuficiente la energía que trasladó a la pista del ruidoso Lotto Dôme. El duelo fue emocionante, intenso, un bonito espectáculo de voleibol que maravilló a un público entregado: 1.600 espectadores que no llenaron el pabellón, pero que ataviados con unos aplaudidores, a modo de abanico, elevaron el volumen al máximo. Con esa presión tuvo que manejarse el CAI, que no tuvo la cabeza fría para culminar el buen trabajo de los tres intensos sets que, al final, tuvieron color rojo, el del Noliko.

'No balls no glory' es más que un eslogan de bienvenida en el Lotto Dôme: cómo convertir la publicidad del principal patrocinador de la liga belga y de una instalación en una filosofía de empresa. Su máxima comercial, que apela al castizo 'Sin c..., no hay gloria' se aplica en un equipo que se llevó el honor de sumar los primeros puntos de la Champions, y dejó a su rival, el CAI, impotente por no alcanzar ese éxito que, por segunda vez en su trayectoria continental, le arrebata el Noliko. El conjunto belga apela al calor del hogar, a su ruidoso 'speaker' -impecable movilizando a las masas- y a la atronadora música para avanzar en Europa. Y con la bendición de dos árbitros un poco caseros. El CAI tendrá que recurrir a tales armas en el duelo de vuelta si aspira a pasar a la tan ansiada segunda fase. Y deberá mejorar aspectos de juego para pelear por ser uno de los doce grandes.

El CAI no tuvo un inicio de partido feliz (8-6, 16-10). La prisa no es buena acompañante. Óscar Novillo trataba que transmitir templanza en sus chicos, pero el ansia se apoderó de los jugadores, que pecaron de precipitación. Al otro lado de la red, el Noliko que maneja el debutante Brecht Van Kerckhove -joven entrenador de la casa con aires de cantante de 'rockabilly'- se envalentonó lanzado por el opuesto Egleskalns, letal con el saque. Con el dominio del balón desde el fondo, el Noliko hizo daño al CAI. La recepción no era limpia y la construcción del juego se quebraba. Novillo se vio obligado a cambiar piezas: Torcello, impotente para sujetar los balones, dio paso a Ronchi, Y la imagen del CAI cambió. Se estabilizó el conjunto aragonés que empezó a recordar su estilo y a poner nervioso al Noliko, que tuvo que recurrir al hombre más temido, Maan. El empuje del CAI, con Sevillano asumiendo la responsabilidad, permitió una reacción (24-24). El equipo turolense salvó dos bolas de set, pero claudicó.

El duelo creció en intensidad. El CAI se implicó más en la salida del balón y el Noliko lo acusó. Novillo respiraba un poco más: su equipo manejaba el electrónico (9-13) con un buen trabajo en defensa y ataque. Pero el conjunto belga no bajó la guardia. Un toma y daca de balones peleados al límite, con los jugadores de los dos equipos por el suelo. El trabajo en las segundas líneas era terrible. Los puntos, peleados hasta la extenuación. El CAI aceleró cuando peor se ponía la película (20-17). Demasiados errores en ataque. Arranz tomó la batuta que le cedió De Amo y con su saque se estableció la igualada (21-21). El choque entró en una dinámica asfixiante. Y el CAI tuvo la primera oportunidad de empatar el partido. Y dos, y tres. El Noliko se superó para delirio de la hinchada belga.

El CAI no bajó la cabeza. Con las fuerzas justas, siguió trabajando para cambiar el negativo rumbo (16-15). Al Noliko también se le veía falto de ritmo. El CAI se puso por delante: 18-20, dos puntitos que en la recta final pueden ser una buena renta. Pero la escuadra belga, en el momento preciso, sacó su genio. Un parcial de 5-0 dejó al CAI sentenciado y con la impresión de que hubiera merecido un mayor premio.

Ficha técnica

Noliko Maaseik 3
CAI Teruel 0
Noliko Maaseik Lorsheijd (10), Valkiers (2), Klinkenberg (8), Egleskalns (14), Van de Voorde (7), Wounembaina (5) -sexteto inicial-, Derkoningen (líbero). También jugaron Maan (12), Caldwell (2) y Rosiers (2).
CAI Teruel Parres (2), De Amo (2), Sevillano (12), Torcello (1), Sugrañes (6), Barcala (18) -sexteto inicial-, Llenas (líbero). También jugaron Ronchi (6), Sugrañes (6), Fran Rodríguez, Dreyer y Sanllehí.
Sets: 27-25 (32 min), 30-28 (37 min) y 25-22 (26 min).
Árbitros: Fabrizio Pasquali (Italia) y Frank Garthoff (Alemania).
Incidencias: 1.600 espectadores, en el Lotto Dôme de Maaseik.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual