Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Salón del Automóvil de Ginebra Salón del Automóvil de Ginebra

Motociclismo

​Nuevo asalto de Lorenzo frente a Rossi (y los elementos)-

Este viernes arranca el Gran Premio de Australia con el español a 18 puntos del italiano.

Borja González. Phillip Island Actualizada 15/10/2015 a las 22:37
Etiquetas
Lorenzo, Rossi y Márquez en una foto de archivo.AFP Photo

"Ha hecho muy buen tiempo en estos dos últimos días, así que crucemos los dedos para que siga así, aunque en los últimos Grandes Premios también hizo muy buen tiempo en los dos primeros días y luego no sé por qué el domingo se giró todo. Igual este cabrón (NdR: señalando a Valentino Rossi) está hablando con alguien ahí arriba". Ante las carcajadas de todos los presentes, el australiano Jack Miller resumió el pensamiento de moda en el paddock de MotoGP, ese que vincula la irrupción de la lluvia en los domingos de Inglaterra, San Marino y Japón a una especie de pacto de Valentino Rossi con el Altísimo (podríamos resumirlo así). La influencia de la climatología, un factor que de nuevo está sobre la mesa en la segunda de las tres pruebas del tríptico asiático-oceánico que debería dejar muy definido el título en la clase reina. El circuito de Phillip Island recibió a los pilotos con un tiempo espléndido, con pocas nubes en el cielo y temperaturas inusualmente altas para esta época del año. Un clima que, previsiblemente, irá empeorando a partir del viernes con una acusada bajada térmica que en especial puede ser preocupante el domingo. Y es que al igual que en 2014 la carrera de MotoGP se disputará a las cuatro de la tarde, hora australiana, las siete de la mañana en España. Algo que fue clave en aquella carrera: a mitad de la prueba, con la caída del sol, entró un gélido frío oceánico que empezó a enfriar los perfiles de los neumáticos de las motos provocando un carrusel de caídas en pocos minutos y que hizo que el final terminase siendo un concurso de resistencia.

Concurso que ganó, como no, Rossi. "El año pasado terminé la temporada con tres carreras muy bonitas, logré ganar aquí, hice segundo en Malasia y segundo en Valencia, haciendo la pole, así que el objetivo es tratar de volver a hacerlo este año". Rossi apela a la experiencia como arma para este final de año; en Australia alcanzará los 328 Grandes Premios disputados desde que debutase en 1996, una cifra que le hará empatar en el primer puesto histórico con Loris Capirossi. Así que, de proclamarse campeón lo haría después de haberse erigido como el número 1 en esta paricular estadística ("Con la experiencia se trata de no tomar decisiones precipitadas, se trata de entender lo que ocurre durante la carrera, porque como vimos también el pasado domingo la carrera termina cuando se da la bandera a cuadros, pueden suceder muchísimas cosas").

"El potencial para hacer lo mismo que el año pasado está, aunque tendremos el extra de la tensión de jugarse el campeonato". Y esto es, después de la cuestión del azar, otro de los factores sobre la mesa del final del curso, la tensión dentro del box Movistar Yamaha. Un box en el que Jorge Lorenzo continúa jugando el papel de cazador, después de haber llegado a igualar a puntos con Rossi tras ganar en la República Checa. ¿Operación remontada segunda parte? "O cuarta o quinta... Bueno va a ser la última, seguramente, y nuestra última oportunidad de hacerlo, porque esta carrera es muy importante para poder hacerlo o no", comentó el mallorquín, recuperado ya casi totalmente de la lesión de hombro. Lorenzo fue segundo en 2014 por detrás de Rossi, después de haber ganado en 2013 y de haber sido también segundo en 2012. En 2011 no pudo correr después de lesionarse en el warm up, en un año en el que fue el único que se acercó al intratable Casey Stoner, un auténtico tirano en Phillip Island. Por su parte, Rossi es el piloto que más carreras ha ganado en el trazado australiano, con seis triunfos en la clase reina (y 15 podios en sus 18 visitas a la isla).

"Si uno realmente domina el campeonato con mucha diferencia es muy complicado no ganarlo", reflexionó Lorenzo volviendo a la polémica acerca de la suerte y de los merecimientos de los dos contendientes por el campeonato. "Pero si es un caso particular como el que tenemos nosotros, la lluvia, las circunstancias deciden. Pueden decidir como sucedió en el 2006 con Nicky Hayden. El propio Valentino ha dicho que en ese año tuvo un poco de mala suerte, con el incidente con Elías en Jerez, con la rotura de motores y al final quizás no ganó el más rápido y el más completo, que era él. Y podría suceder también este año, pero no por ello le voy a quitar mérito a la inmensa temporada que está haciendo, porque conseguir estar en todos los podios menos en Misano, siendo quizás el tercero más rápido, y saliendo desde la segunda y tercera línea, es algo casi imposible, y lo está consiguiendo".

Segunda oportunidad para Kent


Después de salvar una situación comprometida en Motegi (rodó fuera de los puntos y muy por detrás de Enea Bastianini en el inicio de carrera aunque al final terminó por delante del italiano), Danny Kent volverá a tener otra oportunidad de cerrar el Mundial de Moto3. Esta vez con terminar por delante de su rival tendrá suficiente para ser el segundo campeón coronado del año; o consiguiendo que este no sume seis puntos más que él. "La presión es la que yo me ponga, aunque lo de Japón me ha venido muy bien", explicó un Kent que podría convertirse en el primer británico en coronarse campeón del mundo 38 años después del último título logrado por un piloto de las islas, el de Barry Sheene en 1977.
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual