Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Gran Premio de Fórmula 1 de Bahréin

Ecclestone rechaza cancelar la carrera y se ofrece a hablar con los manifestantes

Varias ONG piden a los participantes que se replanteen su participación en el evento en un país cuyo Gobierno "continúa cometiendo graves violaciones de los Derechos Humanos".

Europa Press. Madrid Actualizada 16/04/2013 a las 10:24
1 Comentarios
Ecclestone, el patrón de la F-1EFE

El patrón de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, ha rechazado cancelar el Gran Premio de Fórmula 1 de Bahréin a pesar de la represión por parte de las fuerzas de seguridad de las manifestaciones pro democráticas en el país, si bien se ha ofrecido a hablar con los manifestantes.

"Me encantaría hablar de esto con todo el mundo, como ya hice antes. No quiero ver problemas. No queremos ver a gente protestar y enfrentarse por cosas que no entendemos, porque realmente no las entendemos. No queremos ver a gente reprimida como resultado de la carrera", ha manifestado en los medios británicos.

"Algunas personas creen que es nuestra culpa que haya problemas. Tenemos gran simpatía por ellos. Que no se olvide que fui el que canceló la carrera en Sudáfrica durante el Apartheid", ha agregado Ecclestone.

La carrera fue cancelada en el año 2011 después de que un levantamiento pro-demócrata fuese aplastado y dejase al menos 35 víctimas mortales, mientras que el pasado año sí tuvo lugar pero estuvo rodeado de fuertes medidas de seguridad e intervenciones policiales en la zona. En 2012, cuatro miembros del equipo Force India se vieron afectados por el impacto de un cóctel molotov contra el circuito.

"Hablé con los representantes de los manifestantes (el año pasado). Nos reunimos en Londres y Bahréin y mantuvimos conversaciones. También hablé con las autoridades, y fue difícil decidir quién tenía razón y quién estaba equivocado", ha argumentado.

"Cuando uno habla con la gente que representa a los manifestantes entiende que se trata de una persona sensible y comprende lo que acabo de decir, que ambas partes podrían estar equivocadas", ha añadido Ecclestone.

"Uno siempre se va a encontrar con gente que va a intentar sacar ventaja de cualquier situación. Si vas a hacer algo, vas a tener que hacerlo cuando hay muchas televisiones internacionales pendientes", ha dicho, antes de expresar su simpatía "por ambas partes".

En este sentido, ha expresado su deseo de que "estas partes pudieran solucionar las cosas". "Si hay algún problema, como es evidente, ya que la gente no crea problemas si no los hay, podrían solucionarlo", ha apuntado, según ha informado el diario británico 'The Guardian'.

Preguntado sobre la seguridad del personal que se desplazará al país, el patrón de la Fórmula 1 ha indicado que no considera que "las personas que discutan sean mala gente", por lo que ha recalcado que no cree "que vayan a intentar causar daño para demostrar su punto de vista". La carrera se disputará el 21 de abril.

"Hemos tenido todo tipo de manifestantes. Mirad esos que ahora se quejan de la señora Margaret Thatcher. Esto pasa todo el tiempo. La gente usa estas cosas cuando hay una oportunidad", ha dicho. "El gran problema es que hay gente que quiere tener más que decir sobre cómo el país es gobernado", ha añadido.

"Es probablemente lo mismo que pasa en nuestro país, Inglaterra. Hay sectores que ven que la otra parte lo hace mal y querrían que se hiciera a su manera. Pasa en todo el mundo", ha apostillado Ecclestone.

Petición de varias ONG 

Este mismo lunes, cuatro ONG han enviado varias cartas a los organizadores del Gran Premio, a los conductores, los patrocinadores y los medios de comunicación que retransmitirán el evento para que reconsideren su participación en el mismo.

"Escribimos para que os replanteéis vuestro compromiso con el Gran Premio de Bahréin y abandonéis la carrera. Si sale adelante, se celebrará en un país en el que su Gobierno continúa cometiendo graves violaciones de los Derechos Humanos, desde arrestos arbitrarios hasta torturas", han indicado.

"En las cárceles del país hay miles de presos políticos, la Policía hace un uso excesivo de la fuerza con impunidad, y a los miembros de la oposición se les ha retirado la nacionalidad", han agregado los firmantes.

Estas ONG son el Centro de Bahréin por los Derechos Humanos (BCHR), la Asociación de la Prensa de Bahréin (CPA), la Sociedad Juvenil de Bahréin por los Derechos Humanos (BYSHR) y la Campaña contra el Comercio de Armas (CAAT).

"Debido a la controversia global y las protestas públicas, el gran premio del año pasado fue una vergüenza para el deporte y para todos los que participaron. La carrera fue utilizada por el Gobierno de Bahréin para emitir una imagen falsa de normalidad al extranjero, al tiempo que evitó la entrada de periodistas internacionales que querían ver la realidad sobre el terreno", han resaltado.

En este sentido, ha subrayado que la carrera se celebró "bajo condiciones que equivalían a una ley marcial". "En las semanas precedentes, muchos activistas y líderes opositores fueron detenidos, y algunos de ellos pasaron varios meses encarcelados", han añadido.

"Los periodistas extranjeros fueron atacados, arrestados e incluso deportados. Durante el fin de semana de la carrera, un hombre falleció a manos de las fuerzas de seguridad. Su cadáver, con marcas de tortura, fue lanzado en el tejado de una vivienda", han apuntado.

"La situación en Bahréin no ha mejorado desde el año pasado. En todo caso, ha ido a peor. El Gobierno se ha comprometido con la reforma, pero no está haciendo nada para implementarla", ha remachado.

Contexto político 

El emirato, aliado de Estados Unidos y las monarquías del Golfo, ha reprimido violentamente durante el último año las protestas pro democráticas en el territorio. Manama impuso en respuesta la ley marcial y pidió la entrada de tropas saudíes y emiratíes para controlar las protestas y aplastar las manifestaciones.

La oposición ha denunciado en reiteradas ocasiones las medidas violentas utilizadas por las fuerzas de seguridad y ha afirmado que han fallecido más de 80 personas desde el inicio de las protestas, la mayoría de ellas por inhalación de gases lacrimógenos y atropellos de vehículos policiales.

Asimismo, desde el inicio de la represión de las autoridades contra los manifestantes, ONG internacionales como Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW) o Reporteros Sin Fronteras(RSF) han emitido múltiples comunicados para denunciar la situación de Derechos Humanos en el país y pedir a la comunidad internacional una postura activa de presión sobre el Ejecutivo.

En enero, el monarca hizo una propuesta de diálogo a la oposición, que respondió que la misma "es vaga y está cubierta de niebla", al tiempo que destacó que "no refleja un acercamiento real y serio para responder a las demandas de la población".

El anterior proceso de diálogo para intentar poner fin a la crisis política en Bahréin concluyó en julio de 2012 sin alcanzar ningún acuerdo por la retirada del principal grupo de la oposición, Al Wefaq, que denunció que estaba infrarrepresentado en la mesa de diálogo.


  • Manuel16/04/13 00:00
     Una muestra mas de una sociedad sin moral ni valores humanos donde el dinero y la codicia gobiernan el mundo sin importar las personas.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual