Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fútbol sala

"La simbiosis entre veteranía y juventud es la clave del éxito"

Carlos Retamar, peso pesado del vestuario de D-Link Zaragoza, valora el comienzo de temporada de "la mejor plantilla de los últimos años".

Javier Clavero. Zaragoza 30/10/2015 a las 06:00

A pesar de que no le gusta mentar la palabra líder, nadie duda que Carlos Retamar (Madrid, 1982) es y se siente uno de los pesos pesados dentro del vestuario de D-Link Zaragoza. Llegó hace cinco años -procedente de Benicarló- y a orillas del Ebro le ha tocado vivir de casi todo. Éxitos, fracasos, lesiones e incluso incertidumbre deportiva, siempre con el trabajo y la responsabilidad por bandera. 

'Reta' ha sabido adaptarse a las distintas fases de su trayectoria y ahora, en la recta final, es la prolongación que todo entrenador sueña sobre el parqué. Equilibrio defensivo, capacidad de mando y ejemplo para los jóvenes valores que asoman. Esos con los que la 'vieja guardia' ha sabido conjuntarse para completar uno de los inicios de Liga más prometedores de los últimos años.


-Carlos, imagino que se siente satisfecho con estos siete primeros partidos...

-La verdad es que sí. La pretemporada había sido complicada, pero conseguimos solucionar los problemas y, a partir de la primera jornada, con el buen juego desplegado ante el Barça, supimos que podíamos hacerle daño a cualquiera. Fue un punto de inflexión porque comenzamos a confiar en nosotros mismos y las cosas han ido saliendo bastante bien desde entonces.

-¿Cuál está siendo vuestra principal virtud?
-La defensa, sin ninguna duda. Tenemos muy trabajada la presión en zona y cuando conseguimos hacerla con intensidad los rivales lo pasan mal. 


-¿Y el defecto?
-No sabría destacar ningún defecto por encima del resto. La nota negativa están siendo las lesiones. Perdimos a Adrián Ortego por mucho tiempo y ahora Tejel y Nano están tocados. No hemos tenido suerte en ese sentido.

-¿Dónde está el techo de este equipo?
-El primer objetivo es mantener la categoría. A partir de ahí, dado que los resultados hasta el momento están acompañando, en el vestuario se habla de aguantar entre los ocho primeros y disputar el 'play off'. 

-¿Es este el mejor D-Link de los últimos años?
-Pienso que sí. Cuando llegué, hace cinco años, había un equipo muy competitivo, con jugadores como Alvarito, Carlos Muñoz o Chicho. Conseguimos quedar quintos y se jugó a un gran nivel. Después hemos atravesado algunos años complicados, hasta tener una gran plantilla que cuenta con gente experimentada y varios jóvenes destacados.

-¿Esa simbiosis entre juventud y veteranía puede ser clave del éxito?
-Por supuesto. Ahora la gente joven tiene oportunidad de debutar antes por el momento económico que vive este deporte. D-Link tiene la suerte de contar con jóvenes como Iván Bernad que han aportado frescura y han sabido compenetrarse con un servidor, Nano, Víctor Tejel o Arturo Santamaría. 

-Me consta que estos últimos están entre sus principales apoyos dentro de la ciudad... 
-Nos une una gran amistad. Tanto Tejel como Arturo me ayudaron mucho a mi llegada y hemos superado situaciones complicadas juntos. También hay grandes momentos, y los que están por llegar...

-¿Se considera el líder de este vestuario?
-Líderes somos todos. Sí puedo decir que he ganado peso y confianza. Mando y aconsejo más a mis compañeros, pero no considero que por ello tenga que ser su líder. 

-¿En qué se diferencian el Retamar de los comienzos y el de ahora?
-Principalmente, en lo que te comento. Conozco más el juego y lo que pueden dar quienes me rodean. Siempre me ha gustado ordenar, pero antes era un jugador más desequilibrante y explosivo. Podía aportar otras cosas. Uno se tiene que ajustar a lo que es en cada momento de su carrera. 

-¿Qué le hace ser tan querido por el público del Siglo XXI?
-Siempre he tenido muy presente la grave lesión que tuve al llegar a Zaragoza. Se me esperó y he intentado devolver sobre la pista todo el cariño recibido. Es algo mutuo, siento que esta es mi segunda casa y quizás por ello exista esa comunión con la grada.

-¿Queda Retamar para rato?
-Espero que sí. Me encuentro muy bien físicamente. Es cierto que no puedo descansar todo lo que quisiera durante los veranos porque la edad no perdona y he de prepararme por mi cuenta, pero estoy satisfecho con mi rendimiento. Confío en cumplir los dos años que aún me restan de contrato con garantías. 

-¿Y después qué?
-No pongo fecha a mi retirada, pero cuando llegue quisiera seguir vinculado al fútbol sala. Soy un apasionado de este deporte. Me veo como entrenador. Si no es a primer nivel, dirigiré a algún equipo de jóvenes o algo similar. Tengo claro que no quiero desvincularme de lo que ha sido mi vida.





















 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual