Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Juegos Olímpicos

Andrés Mir: "Nunca pensé que llegaría a disputar unas segundas Olimpiadas"

El defensa internacional aragonés disputa sus segundos Juegos. Mir entra hoy en acción con el equipo nacional de hockey (00.30) contra Brasil en la fase de grupos.

A. Cortés Actualizada 09/08/2016 a las 19:53
El jugador zaragozano de hockey hierba Andrés Mir, en la Villa Olímpica de RíoFacebook

¿Sensaciones de los primeros diez días de estancia en Río?
Muy positivas. Los deportistas españoles nos encontramos en el Edificio 27 de la Villa Olímpica de Río de Janeiro, y todo va muy bien. Había muchas incertidumbres por el famoso zika, las instalaciones medio construidas, la seguridad, el campo de hockey…. Pero todo eso se ha quedado en opiniones y artículos de prensa.


¿Cómo es la Villa Olímpica?
Como la de Londres, impresionante. Son 31 edificios de 18 plantas que acoge una enorme ciudad de 18.000 deportistas de 260 países diferentes. Hay un gran lago en la parte central, piscinas comunitarias, carril bici, transporte interno para moverte por el interior sin cansarte lo mas mínimo, restaurantes, gimnasio, policlínica, salón recreativo, salón de belleza, zona de tiendas... Los edificios se encuentran bastante bien. Hay pequeñas irregularidades, pero me imagino que aquí eso es normal.

¿Y la familia del hockey hierba?
Estamos instalados en la planta 13, que se divide en cuatro apartamentos –con capacidad para seis personas cada uno–, cuatro baños, una cocina –que la utilizamos para dejar nuestras maletas y las bolsas de los sticks–, un salón –que es el centro de vida del apartamento– y una terraza gigantesca donde podemos ver gran parte de la Villa.


¿Se nota la seguridad?

Es máxima. Hay militares en cada acceso a la zona de edificios; controles para entrar a la Villa y dentro de los autobuses que son utilizados para llevar a los deportistas a las instalaciones.

Es el primer aragonés en iniciar la competición. ¿Hay muchos nervios?
Ya tenemos ganas de que empiece la acción. Son mis segundos Juegos y, la verdad, nunca piensas que llegaría a esto. En Río asumo otro rol, soy más veterano y las sensaciones son distintas.

Lleva una década formando parte de la selección absoluta. ¿Se imaginaba cumplir por dos veces el sueño olímpico?
Mi objetivo cuando llegué a Madrid, a la Residencia Blume, con 17 años era luchar por llegar a la selección absoluta y pelear por estar en unos Juegos. La cita de Pekín me pilló un poco joven, con 19 años, aunque estuve en la convocatoria. Fue un regalo estar en esa selección que quedó campeona olìmpica. Y desde entonces ya me planteé hacerme un hueco en la siguiente lista de Londres. Ese fue mi objetivo. Es cierto que acudí como suplente, pero la mala suerte de la lesión de un compañero me llevó a debutar en el segundo partido contra Australia. Desde 2009 soy fijo en la lista y voy camino de las 150 internacionalidades... Es increíble.

Tras Londres, otro ciclo olímpico. ¿Cómo ha sido?
Diferente y divertido. He estado tres años en España y el último en Holanda. La decisión de irme fue para progresar. Vi que en mi equipo (Club de Campo Villa de Madrid) me estaba acomodando y esto es algo que no me gusta. Sabía que para preparar los Juegos lo mejor era irse un año fuera. Así que me marché a Holanda y fiché por el Bloemendaal. Y también jugué durante dos años en la liga india, que es una competición espectacular.

Ha ganado en madurez deportiva y personal...
Sí, he madurado mucho. Es cierto que, al final, lo buenos y malos resultados te ayudan a crecer y positivamente. Jugar otras ligas, con otra gente, hablar otro idioma y aprender otro hockey... Todo esto me ha permitido crecer, y que a mis 29 años me sienta mejor jugador.

¿Qué retos se ha marcado España en Río?
El primer objetivo es clasificarnos para cuartos de final. Estamos dos grupos de seis y se clasifican los cuatro primeros. Después, esperamos quedar con la mejor posición en el grupo y tener un cruce de cuartos lo más asequible posible, con la India o Argentina, jugar de tú a tú con ellos y aspirar a semifinales. Sería un gran logro.

¿Sienten presión por lograr un buen resultado?
No. Somos ambiciosos y queremos llegar lejos. Si alcanzamos las semifinales podemos dar un golpe de calidad, de confianza para el futuro de la Federación Española de Hockey Es cierto que hemos pasado los cuatro peores años de la historia de la federación, ya que la crisis nos ha afectado mucho. No hemos ido a torneos y no hemos podido competir por falta de presupuesto. Y esto no debería suceder nunca. Esto ha llevado a que preparemos los Juegos de otra forma. A mí me gusta decir que nos hemos reinventado.

¿Cómo?
Por ejemplo: yo que estaba en Holanda tenía que ir todos los martes en coche a Bélgica para entrenar con los españoles que estaban jugando en este país. Hemos intentan preparar los Juegos de la mejor manera posible.

A ver si da resultados.
Echa la mirada atrás y descubre a un niño que sujetaba el stick con determinación y daba sus primeros paso en el Salduie...
Cuando empecé a hockey, bromeaba con un amigo y le decía: "A ver si consigo entrar en la selección aragonesa". Para nosotros, entonces era lo más. Y ahora estoy en Río, en mis segundos Juegos. Mi familia está muy emocionada e ilusionada.

El éxito es total ya que el hockey español cuenta en Río, además de usted, con otra aragonesa, Begoña García.
Sí, y no hay que olvidar que de jefe de equipo de la selección masculina también está el zaragozano César Hernández. Que de 110 personas que están jugando en Zaragoza, al final salgan dos olímpicos pasa muy pocas veces. Sería para que se valorara y que hasta el Gobierno de Aragón se planteara por qué no hay que apostar algo más por el hockey. Si ayudaran un poco más igual dentro de más tiempo habría más internacionales.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual