Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Combate medieval

Los 'mercenarios aragoneses' regresan de la Edad Media

El equipo español de combate medieval, formado en su mayor parte por luchadores de Aragón, ha participado en la 'Battle of Nations', el Mundial de esta disciplina.

J. L. Gaona. Zaragoza 11/05/2016 a las 06:00
Etiquetas
Nueve luchadores de Aragón han representado a España en el Mundial de combate medieval.

Nueve luchadores aragoneses han viajado durante unos días a la Edad Media para competir en la 'Battle of Nations' de combate medieval, una disciplina deportiva de contacto con un gran componente histórico, ya que los participantes pelean con trajes, armaduras y escudos reales basados en modelos de los siglos XIII, XIV o XV. Esta delegación del equipo zaragozano 'Urna Regnum' ha representado a España en el campeonato mundial, celebrado en Praga, junto a seis personas de otras comunidades.

Después de varios días de luchas en la liza y confraternización fuera de ella, los aragoneses han regresado con buen sabor de boca y sin dejar indiferente a nadie. Tanto es así que les han puesto su propio apodo: los 'mercenarios' españoles. “Nos llaman así desde el cariño”, explica Miki Pantaleón, uno de los aragoneses que ha defendido los colores españoles en la República Checa: “Como en la competición de 21 contra 21 no éramos suficientes para tener nuestro propio equipo luchamos en el equipo del Reino Unido, y gracias a nosotros han acabado en quinta posición del Mundial”.

La coalición ya viene de lejos, ya que los británicos colaboraron con ellos cuando esta disciplina, popular en otras zonas de Europa desde hace años, llegó a nuestro país. “Han acabado muy contentos con nuestra colaboración y, en general, el resto de equipos han valorado el trabajo realizado por España pese al poco tiempo que llevamos practicando este deporte”, asegura Pantaleón.

En el campeonato de cinco contra cinco, en el que España sí tenía equipo propio, los resultados no fueron tan buenos, aunque los aragoneses firmaron un buen papel en uno de los grupos más complicados. Se enfrentaron a Rusia, que revalidó su título, así como a Polonia, a Francia y a Hungría, logrando una victoria ante este último país y dos ajustadas derrotas contra los polacos y los franceses.


 

Eso sí, la alianza con el Reino Unido no ha sido la única que ha hecho el equipo español, que fuera del campo de batalla se ha hermanado con países de habla hispana como Argentina, México y Chile, que se han apoyado mutuamente durante los combates. “La alegría del equipo español ha contagiado también al resto de países en las noches del campamento”, asegura este aragonés, en referencia a la parte extradeportiva del evento. Y es que al margen de las batallas, el 'Battle of Nations' cuenta con un campamento medieval que permite a todos los asistentes retroceder varios siglos en el tiempo.
 

¿Qué es el combate medieval?


El combate medieval es un deporte de contacto con un fuerte componente histórico que nació en Europa del Este hace ya dos décadas y que en los últimos años se ha extendido por el resto del mundo, incluida España. Hay batallas individuales o por equipos y gana el último que queda en pie, ya que los participantes son eliminados cuando caen al suelo.

En estos torneos, los combatientes visten indumentarias y armaduras basadas en modelos reales de los siglos XIII, XIV o XV. Lo mismo ocurre con los escudos o armas, que van desde espadas de todos los tamaños a hachas, mazas, martillos o alabardas similares a los que se usaban en la época. Eso sí, modificadas para que no puedan herir al resto de participantes. A las espadas se les quita la punta y tienen el filo redondeado, igual que las hachas, por lo que solo pueden usarse para golpear a los rivales.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual