Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Atletismo

Nuria Fernández y Carlos Tobalina se lucen en Gallur

Toni Abadia se ha reservado para los nacionales de cross en su tierra.

José Antonio Diego/Efe. Madrid Actualizada 06/03/2016 a las 00:26
Etiquetas
Carlos Tobalina.Victor Lerena

Dieciocho años después de conseguir su primer título nacional bajo techo, entonces en 800 metros, la madrileña Nuria Fernández ha obtenido el séptimo, ahora en 3.000, después de batir con un cambio brusco a la joven arandina Celia Antón, de 19 años, que había tirado de ella desde la salida.

Nuria fue la estrella de la primera jornada de los campeonatos de España junto con el barbudo lanzador leonés Carlos Tobalina, que no sólo acabó con la racha victoriosa de Borja Vivas en peso -siete títulos seguidos-, sino que se ganó el billete para los Mundiales de Portland con un tiro de 20,50 metros.

La final femenina de 3.000 ofrecía un duelo generacional entre Celia Antón, que aspiraba a coronarse por vez primera, y Nuria Fernández, que a cinco meses de cumplir los 40 y con tres partos por el camino, luchaba por un nuevo título, 18 años después del primero.

La experiencia se impuso a la juventud. Dos veces campeona bajo techo en 800, otras dos en 1.500 y otras tantas en 3.000, Nuria adornó su colección de medallas nacionales con la tercera en esta última distancia, gracias a su marca de 9:09.29, frente a los 9:21.58 de su joven adversaria.

Antón tomó la cabeza desde el disparo y Nuria se colocó a rebufo. La arandina cubrió el primer mil en 3:06.54 y sólo Fernández aguantó su ritmo. Pasaron el 2.000 en 6:08.32 y la madrileña seguía pegada a la burgalesa, pero a 500 metros la veterana realizó un durísimo cambio para el que Celia no tuvo respuesta.

Carlos Tobalina salió a por todas en la final de peso: 20,43 en su primer tiro. Borja Vivas, actual subcampeón de Europa al aire libre, se veía ante la obligación de mejorar mucho su marca del año para obtener su octavo título consecutivo. En el cuarto turno Tobalina mejoró: 20,50, un tiro que le daba el billete para lo Mundiales de Portland, dentro de dos semanas. Vivas hubo de conformarse con el segundo puesto (20,19).

En un recinto con las gradas llenas, viejas glorias del atletismo español presenciaban la competición desde la tribuna. Algunas, como la velocista Sandra Myers o el saltador de altura Arturo Ortiz, todavía en posesión de récords que datan de hace 26 años.

En la final masculina de los 3 km no estuvo el líder español del año, el aragonés Toni Abadía, que se ha reservado para los nacionales de cross en su tierra (el 13 de marzo en Calatayud), pero el soriano Dani Mateo se encargo de calentarla con un ataque súbito a mitad de recorrido que le puso 30 metros por delante.

Carlos Alonso, tirando del grupo, le alcanzó a 250 metros del final, pasó por delante en la campana pero no pudo contener el último ataque de Ayoub Mokhtar, de 19 años, que había guardado energías y venció con 8:16.29 por delante del asturiano. Kevin López, campeón de 800 los cuatro últimos años, refrendó su condición de favorito para la final del domingo ganando muy sobrado su serie en 1:49.98. Su principal oponente sobre el papel, Álvaro de Arriba, ganó la cuarta con 1:50.56.

La baja por lesión de Adel Mechaal en 1.500 reforzaba el papel de favorito de Manuel Olmedo, que ha recuperado su prestancia este año. El sevillano controló la primera serie, tomó la cabeza a falta de 400 y, como pasaban los dos primeros, no le importó ceder el primer puesto a David Lorenzo (3:50.58). Otros candidatos al podio como Marc Alcalá y David Bustos también pasaron sin dificultad a la final del domingo.

Las bajas por lesión de los dos vallistas de origen cubano, Orlando Ortega y Yidiel Contreras, restaron parte de su atractivo a la final, pero le vino bien a Jackson Quiñónez, que se apuntó con 7.86 su noveno título de 60 m vallas por sólo dos centésimas de ventaja de Gerard Mateu, diecisiete años más joven.

El título número 13 de pértiga resultó fácil para Naroa Agirre. En la historia de los campeonatos, sólo Ruth Beitia, que este domingo optará al decimoquinto en altura, tiene más laureles que la donostiarra en pista cubierta.

La plusmarquista nacional (4,56 en 2007) realizó un concurso perfecto, sin un solo fallo hasta los 4,25, altura en la que tuvo que agotar los tres intentos para superarla, y luego, sola en competición, falló en 4,35. Carla Franch y Malen Ruiz de Azúa la escoltaron en el podio con igual marca de 2,15.

En triple, la gallega Ana Peleteiro, que una semana antes había igualado aquí su marca personal bajo techo con 13,91, logró con 20 años su segundo título sénior gracias a su tercer salto, de 13,80, que relegó a la madrileña Patricia Sarrapio -seis veces campeona- al segundo puesto.
Trece años separaban a las dos favoritas, que comparten entrenador (Juan Carlos Álvarez).

El podio en la altura masculina quedo cerrado ya en el primer listón, colocado a 2,16. Falló el favorito, Miguel Ángel Sancho, y sólo tres salvaron la barra a ese nivel: Lysvanys Pérez, Simón Siverio y Juan Ignacio López.

Los dos primeros también superaron 2,20 y fallaron en 2,23. Tuvieron que recurrir al desempate, a un solo intento en marcas decrecientes. Derribaron en 2,23 y en 2,21, pero Siverio, a diferencia de su rival, acertó en 2,19 y se llevó su primer título. Por la mañana, Juliet Itoya (longitud) e Igor Bychkov (pértiga) se alzaron con los primeros títulos en juego, en dos finales que perdieron por lesión a los campeones anteriores: Concha Montaner, que hizo un solo salto, nulo, y Didac Salas, que no compareció.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual