Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

De perdidos a Cornellá

El Real Zaragoza visita el difícil campo del Espanyol sin nada que perder y con la obligación moral de lograr la victoria.

J. Mercadal. Zaragoza Actualizada 11/02/2012 a las 22:14
0 Comentarios
Ángel Lafita se lamentaTONI GALáN/ A PHOTO AGENCY

Nada que perder. El Real Zaragoza visita el Estadio de Cornellá – El Prat ocupando la última posición de la tabla y con una distancia de 11 putos respecto al equipo que marca la salvación. Con este panorama, el descenso de categoría se dibuja como el más factible de los futuros. Aquel que espera a un cuadro que no supo ordenarse en verano y se confió al siempre arriesgado milagro invernal. Fallido esta vez.

Para explicar el escaso rendimiento del conjunto aragonés, que se ha adelantado durante los tres últimos encuentros que ha disputado y no ha logrado cerrar la victoria en ninguno de ellos, Manolo Jímenez habla de miedo. Temor a la victoria, a no lograrla se entiende, que les obliga de manera irracional a echarse atrás cuando las cosas van bien en el electrónico. Una condena que suma cemento en las botas y termina por hundir al cuadro blanquillo en el pozo de la derrota.

Sin embargo, ya no debe haber miedo que valga. Peor no se puede estar y la única vía hacia la felicidad pasa por la total liberación de responsabilidades adquiridas. Solo un pero en la conciencia de los jugadores; de no ganar al Espanyol, el Real Zaragoza igualaría su peor racha liguera con 14 partidos consecutivos sin conocer la victoria.

Para que esto no ocurra, el técnico zaragocista ha ensayado a lo largo de la semana el uso de las bandas. Desechadas en un principio en favor del rombo, con el que el equipo logró más presencia pero no consiguió cerrar los partidos, la confección de la plantilla, con hasta cuatro extremos, aconseja intentar el desborde a través de las alas. Así, Juan Carlos podría entrar en el once inicial en sustitución del lesionado Aranda mientras que Dujmovic y Apoño formaría como un doble pivote en la medular.

La otra novedad se encuentra en la zona de atrás, con el más que posible debut de Álvarez en el lateral derecho. El último fichaje blanquillo está recuperado de las molestias con las que aterrizó en la capital aragonesa y formará por primera vez en la demarcación para la que fue fichado. Paredes, por su parte, será duda hasta el último momento debido a problemas físicos. Según anunció Jiménez, de estar disponible será titular en el centro de la zaga. En caso contrario, Lanzaro ocupará su lugar.

Rival europeo

En frente espera un Espanyol en un magnífico estado de forma. Instalado en puestos que dan acceso a las competiciones europeas, los pericos sueñan con poder irrumpir en el máximo torneo continental. Una ambición que pasa por vencer al Real Zaragoza y no perder comba con el resto de competidores por la cuarta posición.

Para afrontar el encuentro, Pochettino no podrá contar con varios jugadores. Hasta siete son las bajas que presentan los catalanes, incluidas variasde hombres importantes que ya llevan tiempo alejados de los terrenos de juego y no han restado competitividad al equipo. Zou, Cristian Gómez, Albín, Sergio García, Álvaro Vázquez, Pandiani y Javi Márquez se quedarán sin vestir. Las novedades respecto a la última convocatoria son la entrada de Jordi Amat y el delantero Christian Alfonso.

Alineaciones probables

RCD Espanyol: Casilla, Javi López, Raúl Rodríguez, Héctor Moreno, Dídac Vilá, Baena, Romaric, Forlín, Verdú, Coutinho y Rui Fonte

Real Zaragoza:
Roberto, Álvarez, Da Silva, Paredes o Lanzaro, Obradovic, Dujmovic, Apoño, Lafita, Juan Carlos, Luis García y Postiga







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual