Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Un día para cambiar la historia

El Real Zaragoza ascenderá esta noche a Primera División si sabe administrar en Las Palmas la ventaja de 3-1.

Paco Giménez. Las Palmas Actualizada 21/06/2015 a las 19:28
Etiquetas
3 Comentarios
Pasillo de la afición del Real Zaragoza antes del duelo ante Las PalmasG. Mestre

Llegó el día. Ha llegado la hora. Es el momento del último empujón. De apurar al máximo el sorbo del éxito que tiene el Real Zaragoza rozando los labios. Entre las 7 de esta tarde y el tramo horario que va de las 9 menos cuarto a las 10 de la noche, en virtud de que haya prórroga o no, el equipo aragonés se juega en el difícil campo de la UDLas Palmas el ascenso a Primera División. Un logro enorme. Un reto superlativo en las condiciones en las que se halla la SAD zaragocista tras el caos que dejó el agapitismo y que la Fundación Zaragoza 2032, los nuevos propietarios desde finales del pasado julio, están intentando reanimar para evitar su fallecimiento definitivo.

No hace falta decir ni abundar más en la idea. Se trata de un partido histórico. De 90 (o tal vez 120) minutos de honda repercusión en el devenir del viejo club blanquillo. Retornar a Primera División en este 21 de junio de 2015 podría significar el mayor flotador que jamás se imaginara nadie entre el zaragocismo en los últimos meses. Un seguro de vida que pondría a la entidad en un rumbo positivo inesperado hace escaso tiempo.

Con este envoltorio de tanta responsabilidad societaria, los protagonistas del ámbito deportivo –jugadores y técnicos– han de ser capaces de administrar los dos goles de ventaja que adquirió el Real Zaragoza el pasado miércoles en La Romareda en el duelo de ida.

Dos preciosos tantos de diferencia que dotan a los muchachos de Ranko Popovic de una iniciativa, de unos galones antes del partido que necesitan de inteligencia y calma por su parte para acabar sacando la rentabilidad que todo el zaragocismo ansía y desea. Parecen mucho pero, en este caso, es conveniente pensar que no son casi nada. La euforia es mala amiga.

El 3-1 de Zaragoza hace que en Las Palmas tengan como reto inmediato lograr el 2-0. Con ese tanteador, quien subiría a Primera sería el cuadro canario por el valor prevalente de su gol fuera de casa. No es, fríamente visto, un marcador imposible. Al contrario, son guarismos muy habituales entre equipos de este nivel. Por eso, no cabe ninguna confianza, ningún falso convencimiento previo por parte de los de Popovic. El triunfo final está tan cercano como alejado si no se actúa con mesura.

En condiciones normales, el Zaragoza sabe que va a tener que superar minutos y fases del partido de mucho sufrimiento. De alta presión por parte de un adversario peligrosísimo de mitad de campo en adelante, con gente veterana, con larga trayectoria en el primer nivel del fútbol español e internacional.

La tarde va a ser única para el equipo zaragocista. Nada que ver con los 42 partidos de liga jugados desde agosto. Bien distinta también a la vuelta de la semifinal de esta promoción en Gerona, donde el papel de víctima le sirvió para bordar una remontada única.

Esta vez toca hacerse mayores como equipo. Saber jugar con una ventaja importante. Ser listos para no caer en los cepos ambientales que los rivales y el público canario va a colocar en cada centímetro del deteriorado césped del deslavazado estadio de Gran Canaria. Nada de acudir a provocaciones. Nada de correr a destiempo, de llegar tarde por nervios o canguelos. Es un partido para adultos, para tipos que quieran llegar lejos en el mundo del fútbol profesional.

En las filas del actual Zaragoza, solo asoman con experiencia en este tipo de envites los centrales Mario y Rubén, el pivote Dorca y el mediapunta Pedro. Los demás, nunca se han visto en una de estas jamás. Hoy se van a graduar. Para Bono, Fernández, Rico, el juvenil Vallejo, Basha, Galarreta, Eldin, Willian José, Borja Bastón, Álamo, Cabrera, Alcolea, Jaime, el mismo Insa... esta final, jugada en campo ajeno, en una olla a presión de un millón de atmósferas, es un curso acelerado para madurar. Un día que jamás olvidarán en el futuro, ya salgan triunfantes de Las Palmas o conozcan la decepción final.

La de hoy es la gran oportunidad que la competición de Segunda le ofrece al Real Zaragoza para encontrar la salida del laberinto mucho antes de lo programado. Esta promoción lograda con sangre, sudor y lágrimas, in extremis, con la carambola de Leganés y Ponferrada el último día, puede saber a gloria para la afición zaragocista si el equipo culmina el milagro de eliminar a LasPalmas tras haber dejado epatado a todo el fútbol español la semana pasada en Gerona.

Popovic no ha dejado de insuflar confianza entre su tropa. Nada hace sospechar que las piernas vayan a temblarles en el infierno que los canarios preparan en su estadio y, horas antes, en toda la ciudad en busca de una remontada en la que confían. El serbio prepara un equipo similar al que protagonizó el 3-1 de la ida. En todo caso, queda la duda de si jugará Cabrera –suplido enseguida el miércoles pasado tras su error que supuso el 0-1 momentáneo– o entrará Basha como titular en la media. Rico es, en esta incertidumbre, el comodín para moverse, bien como lateral zurdo, bien como interior.

El Real Zaragoza afronta, pues, un día para la historia. Un partido de la relevancia de cualquier título logrado en el pasado. El trofeo de hoy no es de metal. Es una larga vida para la SAD. Algo grandioso, de frutos positivos intangibles.


  • Mardano21/06/15 17:48
    Lo del primer comentario son ganas de querer sentar cátedra y tocar partes viriles masculinas. Ahora voy yo y hablo de la fabricación del tomate frito por aquello de que nuestro Real Zaragoza va a vestir de rojo...
  • Silverado21/06/15 14:58
    Si sucede -que está por ver-, indudablemente será algo histórico para el Real Zaragoza, para su historia. Y más, teniendo en cuenta, las circunstancias actuales. Hace un año estuvo al borde de la desaparición. Hoy puede subir, de nuevo, a Primera, con lo que ello conlleva, a nivel deportivo, social, emocional y, en especial, económico...por tanto, el calificativo sí me parece adecuado. Estamos leyendo la sección de deportes, querido. Y, socialmente (el tiempo lo dirá), veremos si el Real Zaragoza no se convierte en una entidad histórica de Aragón, por la repercusión social que tiene, por el apego emocional y por la representatividad que personifica en Aragón....dicho esto y parafraseando al gran Ortiz Remacha...VAMOS A SUFRIR COMO PERROS!!!!
  • Francisco21/06/15 11:59
    Yo creo que adjetivizar permanente algo calificándolo de histórico es un error y un error mayúsculo. Los historiadores, quizá sean los mas apropiados para decir si tengo o no tengo razón- Pero últimamente cualquier chorrada y creo que el Zaragoza ascienda a primera no deja de ser algo "sin mayor importancia" y sin importancia "histórica" no debería ser calificado como tal. Se hace un mal uso y predicación de ese término y al final por ejemplo llegaremos al momento en que una  defecación de un presidente de un gobierno sea algo "histórico" y no estoy comparando ambos hechos eh?, que conste.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual