Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

La plantilla zaragocista concluye la mañana en el restaurante de la concentración

El paseo al mediodía ha sido la única actividad fuera del hotel. La tensión aumenta con el paso de los minutos.

Paco Giménez. Las Palmas de Gran Canaria Actualizada 21/06/2015 a las 18:42
Etiquetas
0 Comentarios

Los futbolistas y técnicos del Real Zaragoza concluyen la tensa mañana de espera las 13.30 (hora insular) con la comida en el restaurante del Hotel AC Gran Canaria. Un restaurante panorámico en la 24ª planta de la torre circular que sustenta el cuartel general del equipo aragonés desde la noche del pasado viernes. Es el colofón a la mitad del día en el que el club zaragocista puede volver a Primera División, que comenzó con un desayuno abundante a las 9.00 y tuvo, a partir de las 12.00, el habitual paseo por las calles de alrededor del hotel como única actividad externa a las cuatro paredes del cuartel general del equipo zaragocista en la capital grancanaria.

Desde las 11.30, muchos de los aficionados blanquillos desplazados a la isla en el vuelo chárter fletado por la Federación de Peñas han pasado a saludar a los miembros del vestuario que se han dejado ver por la planta baja del hotel. Después, la playa de Las Canteras, a solo 5 minutos de la torre, ha sido el destino de toda la hinchada zaragocista.

En la planta 23ª, la de la cafetería y el mirador, los técnicos, Ranko Popovic y su inseparable Vlado Grujic, ha visto distendidamente por televisión el partido de baloncesto de la final de la Liga ACB entre el Madrid y el Barça. Con ellos, los ejecutivos del área deportiva Ángel Martín González, Luis Carlos Cuartero y Javi Suárez, además del ex delegado Juan Morgado, departían sosegadamente de mil asuntos, casi todos ajenos al crucial partido de esta tarde.

Los futbolistas han esperado la comida en sus habitaciones. Todos menos Natxo Insa, que ha preferido sentarse a solas en una mesa para leer y hablar por telefóno largo rato. Los métodos de concentración, en estos casos, son personales e intransferibles.

A diferencia de ayer sábado, esta mañana ya sí se notaba la trascendencia de lo que hoy pone en juego el Real Zaragoza en Las Palmas. De la calma tensa se ha pasado a la tensión explícita. Rostros de responsabilidad. Seriedad extrema en todos los profesionales. Escasa voluntad de entablar conversaciones fuera del grupo. Un ejercicio de introspección que corrobora la importancia que tiene el envite de hoy en el estadio de Gran Canaria.

Mientras los futbolistas liberaban nervios por las aceras de Las Palmas, los utilleros se desplazaron a la caseta visitante del coliseo amarillo para preparar el vestuario, como es habitual en los prolegómenos de cada partido. Allí dejaron preparadas las indumentarias de los futbolistas, todas rojas por primera vez en muchos años. Han sido los propios jugadores los que han pedido jugar este partido, donde el Real Zaragoza está obligado a cambiar de uniforme al coincidir el pantalón azul con el equipaje de Las Palmas (amarilla la camiseta, celeste la pantaloneta). La plantilla ha rehusado vestir de negro, la segunda uniformidad oficial del club, aludiendo al valor talismán de la tercera, la roja, con la que ganaron últimamente en Santander (0-2) y Valladolid (1-3). En el club, además, gusta mucho más el tradicional rojo de respeto –herencia eterna del Zaragoza tomate- que el atípico negro, desviación del avispa que, en época de Soláns padre, se recuperó para rememorar las raíces del Iberia en la constitución del Real Zaragoza en 1932.

Todo está ya preparado. Tras la comida, llegará la clásica hora de siesta de los jugadores. Y, en torno a las 16.00, dos horas antes del partido, está previsto que el autocar recoja al Real Zaragoza en el hotel y lo lleve al estadio, un viaje que durará alrededor de 25 minutos.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual