Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

López Amaya, la secuela

En una inusual casualidad, el mismo árbitro que dirigió el duelo entre Zaragoza y Tenerife en la primera vuelta ha sido designado para el partido de la segunda.

Chema R. Bravo 04/04/2015 a las 06:00
Etiquetas
3 Comentarios

Rara vez las segundas partes son buenas, así que la cosa se complica cuando la primera ya fue un horror: Juan Manuel López Amaya, sanitario de profesión, del Comité Andaluz, volverá a arbitrar el partido entre Real Zaragoza y Tenerife. Ya impartió la justicia a su manera en el mismo duelo de la primera vuelta, cuando el equipo canario se impuso 2-3 en La Romareda y le sancionó dos penaltis a los aragoneses.

Ya fue inusual aquello, que a un equipo local le pitaran en contra dos penaltis, en su casa, contra su afición y, además, al menos uno de ellos, causado por Borja Bastón, tan excesivo como las atrevidas formas con las que repartió faltas y otras decisiones disciplinarias.
Pero no deja de ser tampoco menos inusual lo que sucederá el domingo: que el comité técnico de árbitros, observadas las circunstancias de entonces y que tanto malestar provocaron en el Real Zaragoza, tuviera la casual e insólita ocurrencia de mandar al mismo colegiado a dirigir el mismo partido con los papeles cambiados, el Zaragoza de visitante, y el Tenerife de local.

Hace una vuelta del calendario, López Amaya puso La Romareda patas arriba. Su actitud sobre el campo, su forma de tratar a los futbolistas y de imponer su autoridad generó pequeñas hogueras durante un buen tramo del partido. Tiene fama López Amaya en el mundillo arbitral y entre los clubes de Segunda, adonde acaba de llegar desde Segunda B, de colegiado osado, de ‘echado para adelante’, de arrojado. Pero lo que terminó de quemar al equipo aragonés y de condicionar la que fue la primera derrota del Zaragoza en casa y el fin de una buena racha de siete partidos sin perder con Víctor Muñoz, fueron los dos penaltis señalados. El resumen fue el siguiente. En el minuto 54, sancionó un forcejeo en el área zaragocista de Borja Bastón con Carlos Ruiz en el lanzamiento de un saque de esquina. No era falta. Era una lucha por la posición de esas que tanto proliferan en ese tipo de jugadas. No hubo nada. Mucho menos penalti. Aquello rompió el ritmo de remontada del Real Zaragoza y levantó el 1-2 en el marcador.


A los diez minutos, en el 64, López Amaya volvió a correr hacia el punto de penalti, castigando un leve contacto de Rubén con Cristo Martín en un balón perdido en un lateral del área que se iba fuera. Existió contacto, pero la exageración de la caída en una acción muy dudosa resultó determinante.


Cuando hace unos días, en el Zaragoza se conoció la noticia de que López Amaya sería el árbitro, de nuevo, contra el Tenerife, la reacción fue de extrañeza y sorpresa. No es habitual que el mismo colegiado sea designado para el mismo duelo en los dos partidos de la temporada, aún menos si en el precedente hubo decisiones tan discutibles.


Pese a todo, Ranko Popovic trató ayer de reducir esta casualidad al hecho de anécdota. «Me da igual, nosotros no podemos influir en eso, así que no me preocupa. Nuestro comportamiento ha de estar por encima de todo.
Representamos a un club grande. Nunca podemos estar por encima de los límites del ‘fair play’, nuestra labor debe ser facilitarle las cosas con nuestro comportamiento y con juego limpio», indicó.

La carrera de López Amaya en el arbitraje no deja de ser peculiar. Nacido en Granada en 1977, tiene, pues, 38 años. A esa edad, en la trayectoria arbitral, lo normal es estar en la cuarta o quinta temporada en Segunda. Sin embargo, López Amaya es debutante esta campaña en la categoría. Este ascenso desde Segunda B a esas edades no es habitual dentro del sistema español de árbitros. López Amaya, en cambio, lo ha conseguido, después de una larga carrera en el fútbol regional andaluz y un paso de cinco años en Segunda B, le llegó la oportunidad en categoría profesional.


  • javier04/04/15 16:24
    Ale¡¡¡ Ir ya calentando a nuestros jugadores contra el árbitro (conviene recordar que es quien manda, o sea, siempre tiene razón aunque no la tenga) y asi terminaremos con 9 u 8 en el campo y vapuleados. Coño , a jugar ¡¡¡ que es nuestra obligación . AUPA MI REAL ¡¡¡¡
  • carlos04/04/15 12:58
    A ver si nos devuelve lo que nos quito en la primera vuelta porque su particular criterio a la hira de señalar penalties fue cuando menos sospechoso. Ya veremos si mantiene ese criterio y en favor de quien lo mantiene
  • jorgito04/04/15 12:55
    Escribo desde Tenerife, donde el tema pasa inadvertido. El CTA demuestra su incapacidad al nombrar a López Amaya para este partido. Árbitro malo, lento, torpe, atrevido... En la primera vuelta pitó un penalti extraño y otro claro que le indicó el auxiliar. Se le pone en una situación difícil, de la que debe atraerse, aunque hay que confiar en su honradez. También en que los jugadores no lo compliquen. No se explica su ascenso --será por la política de los colegios andaluces donde mandan Sevilla y Málaga--, pero querrá acertar por una vez. El domingo no tendrá al habitual aragonés Tresaco, otro factor en su contra. Hasta hoy su temporada no es demasiado mala, pero recuerden al sevillano Santos Pargaña --la que lio en el Sporting-Zaragoza-- y el tiempo que duró en el fútbol pofesional. De todas formas, premio para el trío designador de López Nieto y adjuntos, que, con Victoriano y Díaz Vega, siguen trincando tan campantes...





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual