Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

El Real Zaragoza aprende a ganar

No jugó el equipo aragonés en Valdebebas un partido para recordar. Precisa enmendar graves errores, pero la victoria era fundamental para la formación blanquilla.

M. Gay. Zaragoza Actualizada 22/09/2013 a las 23:01
0 Comentarios
Los jugadores celebran un gol ante el TenerifeG. M.

 No hizo el Real Zaragoza en Valdebebas, en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, un partido para enmarcar. Ni mucho menos. El encuentro hay que recordarlo sólo para corregir errores, para enmendarse de un juego espeso y sin ideas; el regreso a aquel arranque obtuso del equipo de Paco Herrera.

No es fácil jugar en ese estadio. Hasta la falta de ambiente se hace enemigo. Duele saltar a campos como el Mini Estadi o el Alfredo Di Stéfano, en donde se acomodan los filiales y en donde es más complicada la concentración y la intensidad. EL entorno nubla al rival y no son campos donde va a ser fácil ganar. El equipo aragonés ya perdió en un escenario similar ante el Barça B y sufrió muchísimo este sábado para ganarle al filial blanco.

El encuentro deja una estela que es preciso analizar, de la que debe tomar nota Paco Herrera. El técnico no consigue dar solidez y consistencia a la retaguardia. Es verdad que el equipo juega a ratos bien atrás, pero no hay continuidad y se transmite una permanente sensación de endeblez. No hay que engañarse: el sábado el Zaragoza ganó por la inocencia y bisoñez de una escuadra a la que le cuesta convertir las ocasiones –algunas clarísimas- de las que dispone.

Parecía que el entrenador catalán había dado con la tecla en la zona medular. Pero la ausencia de Víctor, con un proceso vírico, puso de relieve la falta de cohesión del centro del campo. Como una semana antes, tuvo que recomponer la media –de nuevo con acierto- para frenar las acometidas de un grupo de jóvenes que llegaban sin problemas y en oleadas a la meta de Leo Franco. Cidoncha –más calmado- y Acevedo mejoraron las prestaciones en el centro. Barkero, que volvió a ser el cambio de Herrera, precisa dar un salto y asumir un papel de mayor trascendencia en el equipo.

Lo que nadie duda es que, como él mismo reconoce, Víctor está en racha, tira del carro y hay que sacar el máximo provecho del jugador zaragocista. Que además motiva y mueve a futbolistas claves como Montañés o Henríquez –aunque el sábado entró el uno por el otro-.

Al margen de lo que aún queda por avanzar, ganar era lo importante en Madrid. Dos triunfos consecutivos sirven para consolidar a la plantilla, dar confianza y seguridad, levantar el ánimo de un zaragocismo muy afectado y llamar la atención de los rivales. El Real Zaragoza empezó muy mal, pero ya da sensación de querer levantar la cabeza, de enmendarse. Es verdad que aún no es por completo un equipo, pero también hay que saber echar mano de la clase. Se la brinda Víctor o Henríquez o Montañés… Hay fútbol, aunque se suministre con cuentagotas.

El refuerzo moral resulta fundamental. Ha sido llamativa la ansiedad en la que se asentaba el equipo hasta lograr su primera victoria. El Valdebebas la refrendó con un segundo triunfo consecutivo que asienta al equipo y permite trabajar con más tranquilidad; sin las angustias y necesidades en las que se encontraba hasta hace apenas diez días.

No puede dormirse ni bajar el pistón. El Real Zaragoza necesita seguir ganando. Ya sabe hacerlo. El domingo, en La Romareda, se le exige una nueva victoria: llega el Recreativo.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual