Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

El compromiso con el gol

La falta de acierto ante la puerta rival exige una dedicación completa a todo el equipo, no sólo de los delanteros; la implicación del resto de las líneas de la formación blanquilla.

M. Gay. Zaragoza Actualizada 15/10/2012 a las 12:19
0 Comentarios
Postiga celebra su gol frente a OsasunaJOSé MIGUEL MARCO/ASIER ALCORTA

Cinco partidos sin marcar de los siete disputados. No hay que ser analista fino para descubrir una cuestión clave en la línea del Real Zaragoza esta temporada. Que se adereza, además, con otra indiscutible realidad hasta ahora: ha recibido gol en todos sus partidos.

Son parámetros básicos sobre los que trabaja Manolo Jiménez, que se ha hartado de insistir en cuestione fundamentales, como el peligro de las jugadas a balón parado y los córners, en los que tirita sin remedio el equipo.

La mentalidad, la concentración, la solidez y la contundencia defensiva contribuyen a mejorar el trabajo de retaguardia. Y en eso invierte una buena parte del tiempo el técnico sevillano, consciente de que todos los equipos saben por dónde hace aguas la defensa zaragocista.

Pero, ¿se puede ensayar el gol? El Zaragoza tiene un hombre-gol de referencia, Hélder Postiga. El portugués lo ha puesto de manifiesto en un arranque de temporada enchufado con dos goles en su equipo y otros dos con su selección –no marcó el viernes, en la derrota de Portugal ante Rusia (1-0)-. 

Postiga huele el gol, lo lleva dentro. Pero no sólo de Postiga puede vivir el Zaragoza. Necesita la aportación de la llegada de los hombres del centro del campo. Y se nota la falta de convicción, la seguridad, su implicación directa con el gol.

Apoño ha marcado dos goles desde el punto de penalti –desde donde se muestra casi infalible, lo que es un alivio-. Pero se le requiere más. A los dos de Postiga y a los dos de Apoño se le une ese extraño tanto de Víctor Rodríguez que desatascó el partido con Osasuna. Y ahí se para el bagaje del Real Zaragoza.

Decía Nayim con seguridad que lo que le preocupaba era la necesidad de crear ocasiones; si el equipo llega con peligro, si disfruta de oportunidades, el gol llegará sin duda. Y es verdad que el Real Zaragoza las crea. Sin embargo, falta, tal vez, la mentalidad del gol, contagiarse del hambre de Postiga o, al menos, compartirla. 

Manolo Jiménez tiene que pedir gol a otras líneas; entre otras cosas, porque no está sobrado de delanteros específicos. Y ha de suplir ese hueco con la llegada de hombres de atrás. Y aprender, además, de cómo los rivales sacan partido de las jugadas de estrategia: hay que adornar de peligro las faltas y los saques de esquina, con implicación clara de los defensas –como han aprendido a hacer los rivales del equipo blanquillo-. Y aprovechar otras estrategias que ofrece el fútbol.

El Zaragoza ha ganado cada vez que ha sido capaz de marcar. El equipo adquiere forma, juega con sentido, define ya sus perfiles. Pero le falta el compromiso con el gol, que es una exigencia de todos. El reto, el de todos, es buscarlo.
Más información







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual