Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

La LFP provoca la semana más corta posible para el Zaragoza

La plantilla salió de La Romareda casi en la medianoche del martes, el viernes ha de viajar a Lugo, donde jugará el sábado con solo dos días de entrenamientos reales.

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 23/08/2016 a las 17:17
Los jugadores del Real Zaragoza, durante el entrenamiento de este martesP. G.

La 'broma' de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) al Real Zaragoza a la hora de establecer el calendario de las primeras dos jornadas de liga ha comenzado a sentirse en la mañana de este martes en la Ciudad Deportiva. No por esperada, deja de sorprender. El equipo aragonés acometerá el partido de la 2ª fecha liguera con tan solo dos días de entrenamientos reales, ordinarios, en las piernas y cerebros de sus jugadores. A Luis Milla y su plantilla no les va a dar tiempo a más porque, sencillamente, es imposible. Cerraron la 1ª jornada el lunes por la noche y disputan la 2ª en Lugo el sábado, con el obligado y pesado viaje por carretera hasta Galicia que ocupará casi todo el día del viernes. Una aberración logística de la LFP.


Los zaragocistas se enfrentaron en la noche del lunes al UCAM Murcia en La Romareda, a cola de la 1ª jornada, en el último duelo programado por la LFP en el estreno de la competición. Salían del estadio municipal pasadas las 23.00, tras la ducha y las preceptivas ruedas de prensa pospartido. Cerca de la medianoche, del salto al martes. En la mañana de este día, Milla y sus colaboradores solo han podido llevar a cabo el habitual trabajo de tonificación muscular que los futbolistas acometen al día siguiente del esfuerzo de un partido de competición. Poca cosa, nada de táctica, nada de carga de esfuerzo, imposible elaborar un ensayo de verdad apenas 10 horas después de jugar ante el UCAM.

A Milla y sus muchachos les quedan el miércoles y el jueves para poder desarrollar un programa de entrenamientos acorde a la lógica y los métodos que imperan en el fútbol profesional en el siglo XXI. Porque, para jugar el sábado en Lugo, deben invertir la jornada del viernes en un largo desplazamiento por carretera hasta la esquina del noroeste de España, más de 800 kilómetros de ida que luego tendrán su multiplicación por dos en la vuelta. Aunque puedan trabajar algo antes de partir hacia la capital lucense el viernes, ese entrenamiento nunca podrá ser exigente por motivos obvios. Ni tampoco lo será el que puedan prever para la matinal del sábado en Lugo, que solo servirá para estirar las piernas y activar la musculatura para el partido nocturno en el Anxo Carro.


Se trata de una alteración tremenda del rigor de un plan de entrenamientos normal en cualquier equipo. Y el Real Zaragoza va a ser víctima del capricho de algún programador de la LFP que no ha tenido en cuenta todos estos pormenores, de primer nivel de importancia en el día a día de un club de fútbol en una liga de alto rango. La patronal del fútbol, que tanto mira los detalles que rodean a cada choque, tanto dentro como fuera del campo, ha extraviado el sentido común en la ubicación de estos dos primeros partidos del club zaragocista en la liga 2016-17.


Milla y el vestuario ya sabían desde hace días que esta sensación de agravio iba a surgir por lógica tras este partido contra el UCAM. Desde este primer entrenamiento 'light' del martes, la previsión es ya una realidad que se vive de forma efectiva y sin poder hacer nada. A Lugo, el Real Zaragoza acudirá tras cubrir la semana más corta posible de entrenamientos. Y la responsabiildad de tal hecho no está en sus manos. Viene de fuera. De la propia organización de la competición. Las plantillas de Segunda División, constreñidas bajo una estricta lupa de control económico de la propia LFP, ni tienen la amplitud de las de Primera, ni el fondo de armario de los grandes equipos que juegan en Europa y están estructurados para jugar cada tres o cuatro días partidos de competición. Para equipos como el Real Zaragoza, lo que sucede esta semana es una extorsión evidente y, lógicamente, inexplicable.


 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual