Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

¿Y si Ángel se queda solo en ataque?

Médicos y técnicos aguardan con incertidumbre la evolución de la rodilla derecha de Dongou. Este lunes se diagnosticará el alcance de la lesión.

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 07/08/2016 a las 19:05
Dongou, durante un entrenamiento en Boltaña.José Vidal

¿Cómo reaccionaría el Real Zaragoza si Ángel se queda como único delantero para el inicio de la liga, dentro de 15 días? La respuesta a esta pregunta tendrá lugar en las próximas horas si la lesión que sufrió Dongou en el partido ante el Alavés en la rodilla derecha lo deja fuera de combate para un tiempo que, ahora, es todavía algo indeterminado. El hispanocamerunés recibió un fuerte impacto en la articulación en una entrada involuntaria del aragonés Laguardia, que primero despejó el balón y luego arrolló al ariete zaragocista con la mala fortuna de golpearle en la zona rotuliana. Era el minuto 90. Fue atendido sobre el césped de Olaranbe por el médico y los fisios y, pese a intentarlo, no pudo seguir en los instantes finales del amistoso de Vitoria. Se marchó al vestuario cojeando, sin poder apoyar apenas su extremidad sobre el suelo.

Las pruebas radiológicas están programadas para este lunes. En este tipo de traumatismos no sirve de nada precipitarse en hacerlas. Es mejor dejar pasar 24 o hasta 48 horas hasta que la inflamación interna, propia del golpe, se reduzca por propia naturaleza de las cosas. Solo así, una resonancia nuclear magnética o una ecografía tienen sentido y fidelidad de diagnóstico en el caso de que haya un daño importante. Si no es así, circunstancia que en el seno del Real Zaragoza esperan que sea la realidad final, ese tiempo que transcurre sirve para aliviar el dolor en la zona lastimada y el movimiento en la articulación puede ir recuperándose paulatinamente hasta desaparecer con el paso de varios días. 

Lo ocurrido en Vitoria en este quinto amistoso del verano en la figura de Dongou, sea cual sea al final el calado de su lesión, es un detalle a analizar en el final del proceso de composición de la nueva plantilla. El africano es, junto a Ángel, la mitad de la delantera actual de la plantilla. La que ya afrontó la segunda parte de la liga el año pasado. Están solos los dos. Y si, como ahora puede suceder, se produce una lesión en alguno de ellos, el puesto más importante del mecanismo ofensivo del equipo queda disminuido a la mínima expresión.

Juliá, el director deportivo, advirtió en su día de que el club busca un tercer delantero, un perfil diferente a Ángel y Dongou, posiblemente un tanque, un ariete clásico, cabeceador, hombre de área. Pero, según lo anunciaba, añadía que era un fichaje abocado al último día del mercado estival, el 31 de este mes de agosto, cuando los descartes de los equipos de primera conviertan esas últimas horas el mundillo del balompié en un zoco del compro-vendo-cambio vertiginoso para que nadie se quede sin asiento en el último juego de las sillas que es ese día. Es decir, si esto se cumpliera, ese '9' diferente no estará ni ante el UCAM Murcia en La Romareda (lunes, 22), ni frente al Lugo en el Anxo Carro (sábado, 27), las dos primeras jornadas de liga que se disputan antes de la clausura del mercado.

La lesión de Dongou ha llegado a 15 días del inicio liguero, con la fortuna añadida en este caso de que el Real Zaragoza es el último en estrenarse, en el nuevo horario de los lunes a las 20.00, lo que le deja un poco más de margen para la recuperación de los tocados o lastimados en el caso de que los plazos de rehabilitación vengan muy ajustados (es el caso del central uruguayo Marcelo Silva, cuya participación ante los murcianos es aún una incógnita). A nada que necesitase una semana o diez días de baja o tratamiento personalizado -en una de las mejores previsiones-, su concurso estará en entredicho. A partir de ahora, cualquier pequeño problema físico ya repercute en el arranque de la competición oficial, que está a la vista en el horizonte. 

El panorama de la delantera, con escaso olfato goleador durante todo el tiempo de preparación, si además pierde a uno de sus dos únicos especialistas, generará una visión preocupante del presente de manera inevitable. Por eso, desde el mismo viaje de regreso de Vitoria en la pasada madrugada del sábado al domingo, todos los ojos de médicos, técnicos y dirigentes están puestos en la rodilla derecha de Dongou. Y, por derivación, se han activado ciertos sentidos cerebrales que estaban apagados. Los que describen una situación harto complicada en caso de que, en la precariedad de medios para elaborar una plantilla nutrida, haya un puesto tan importante como el de la delantera que, en un momento puntual del torneo, se quede desguarnecida. Es algo semejante a lo que pasa ahora al ver solo a Ángel para el puesto de '9' si lo de Dongou requiere un tiempo de reparación.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual