Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

A Morán le va a tocar resetear su papel de medio centro

El vasco, que gusta de jugar como pivote único por delante de los centrales, no va tener ese papel principal con Milla.

Paco Giménez. Boltaña (Huesca) Actualizada 26/07/2016 a las 08:25
Erik Morán

Erik Morán, uno de los pocos futbolistas que continúan en el vestuario del Real Zaragoza respecto del curso anterior, parece estar abocado a una readaptación táctica en el engranaje que está montando Luis Milla, el nuevo entrenador del equipo, de cara al año venidero.

El espigado medio centro vizcaíno gusta de jugar como pivote único por delante de los centrales. Con espacio abierto a sus lados. Con un área de influencia en forma de cono invertido de atrás hacia delante. Así lo explicó él varias veces la pasada campaña y así lo había definido Ángel Martín González, el anterior director deportivo del club, que fue su mentor. Sin embargo, en los primeros ensayos tácticos de la pretemporada, una de las cuestiones que más está llamando la atención es que Milla no lo está ubicando ahí, en su lugar natural. Y eso que sí apuesta por un esquema 4-1-4-1 de partida en el que Morán tendría su plaza favorita definida. Milla cuenta, por el momento, para ese papel con Zapater y Wilk.

A Morán le está tocando (así se vio ante el Boltaña el viernes pasado) jugar de volante derecho, de interior, por la parte de dentro del carril del extremo diestro. Solo cuando de defender se trata, Morán ha de dar un paso más atrás. Pero lo hace para hacer línea de dos con el pivote único. Nunca él solo. El año pasado, cuando Ranko Popovic probó un sistema 4-2-3-1 con Morán compartiendo terrenos con otro pivote gemelo, el vasco chirrió. Ahora, Luis Milla le advierte de lo que puede estar en puertas de sucederle y le invita a un cambio mental importante para ser útil al equipo.

"Yo creo que los jugadores se tienen que adaptar. Ese dibujo 4-1-4-1 que estáis viendo, luego puede ir cambiando a un 4-3-3 o un 4-2-3-1. Y los jugadores han de saber adaptarse a cada movimiento, unas veces hacia dentro, otras hacia fuera. No tengo ninguna duda de que Erik Morán se va a acoplar a jugar donde le pida", indica Milla.

"Morán tiene que amoldarse a jugar con otro compañero como vértice. Y, a lo mejor, según cómo vaya determinado partido, decido jugar con tres pivotes defensivos para cerrar un marcador. Y ahí también deberá adaptarse a jugar. Estas cosas nos han pasado a todos cuando hemos jugado a fútbol. Hay que saber desenvolverse en varios puestos o movimientos", redunda Luis Milla. Es una evidencia que a Morán, al que el nuevo entrenador conoce de las selecciones inferiores de España (a las que llamó cuando era jugador de los equipos base del Athletic de Bilbao), le conviene reconsiderar su posicionamiento único sobre el césped, el que tuvo la mayor parte del tiempo el año pasado desde que llegó al Real Zaragoza. Esta vez va a tener que ofrecer más prestaciones y darle al equipo más valores como centrocampista.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual