Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

ZeC considera que la reforma de La Romareda no es prioritaria

Pablo Muñoz ha emplazado a un "diálogo sosegado" con el club.

Agencias Actualizada 07/06/2016 a las 14:59
Pablo Híjar, en una imagen de archivoAyto. Zaragoza

El concejal de Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Híjar, ha precisado que el problema del Real Zaragoza no es la reforma de la Romareda, sino que no está en Primera División tras perder el pasado domingo contra el Llagostera.

Híjar ha informado de que el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha llamado al presidente del club, Carlos Lapetra, para transmitirle "ánimos al equipo tras lo ocurrido y la desgracia del fin de temporada, pero no es buen momento para plantear" la reforma del estadio de fútbol.

En rueda de prensa, Híjar ha pedido "desvincular" la continuidad del club a la decisión de reformar la Romareda y ha abogado por "pensar piano, piano".

Híjar ha expresado que "prefiero no entrar en este asunto y menos ahora" y se ha mostrado convencido de que "haríamos bien en no vincular el resultado deportivo a esta cuestión".

Por su parte, el consejero municipal de Urbanismo y Sostenibilidad, Pablo Muñoz, ha señalando que el consistorio es "consciente de la difícil situación del club" pero que el nuevo estadio "no es prioritario" y además el Ayuntamiento "no tiene dinero para sufragarlo".

"Somos conscientes de la difícil situación del club, provocada por un fracaso deportivo que ha puesto en peligro el proyecto y, por lo tanto, entendemos que ésa es la prioridad, reconfigurar el proyecto deportivo lo antes posible", ha añadido en una nota de prensa.

Respecto al estadio de la Romareda ha indicado que su remodelación "no es algo que pueda ayudar a corto plazo a la situación deportiva" y que, al contrario, "desvía la atención sobre la reestructuración deportiva del proyecto que se tiene que dar".

Igualmente ha opinado que vincular el futuro deportivo del Real Zaragoza a la remodelación del estadio es "una equivocación".

"El último proyecto redactado en ese emplazamiento costaba 70 millones de euros y hoy la ciudad no los tiene y no es una prioridad. El Ayuntamiento tiene que volcar todo su esfuerzo en resolver la emergencia social y cubrir las necesidades básicas de las personas", ha destacado.

A pesar de ello, el consejero ha mostrado su predisposición al diálogo y a mantener los encuentros que sean necesarios para ayudar al club, como, de hecho, a nivel técnico, se llevan meses produciendo.

Estos encuentros se están manteniendo sobre la base de varias premisas, según ha señalado Pablo Muñoz.

La primera es que la remodelación de La Romareda "no es una prioridad en la actual situación económica y política" y que, por tanto, el Ayuntamiento actuará, como propietario de un equipamiento municipal, en la conservación y mantenimiento del estadio y en la garantía de un estado mínimo que permita su uso.

La segunda de estas premisas sería que si se opta por una remodelación integral del estadio ésta debe ser sufragada por la Sociedad Anónima Deportiva, con la colaboración necesaria de la Federación Española de Fútbol y la implicación de otras administraciones, como el Gobierno de Aragón.

La tercera sería que la solución debe ser "a largo plazo para generar estabilidad y una solución definitiva para la ciudad y para el Real Zaragoza".

"En cualquier caso, y compartiendo que el equipo es la máxima referencia del fútbol profesional de la ciudad, también es necesario dar cabida en La Romareda a otras realidades deportivas, sociales y culturales", ha añadido.

Así, se propone un uso compartido, de manera que el Ayuntamiento pueda autorizar otros usos (a otras entidades, clubes de fútbol femenino, de otras categorías u otros eventos) que no afecten al uso principal, pidiéndole al Real Zaragoza un esfuerzo por habilitar "un modelo que permita compartir el uso".

Igualmente se ha indicado que el expediente de otorgar una concesión administrativa a 75 años está "políticamente cerrado".

A este respecto ha comentado que era un expediente en el que no se conocía quién afrontaba el importe de una costosa remodelación del campo, en mitad de un proceso concursal y, por tanto, con el riesgo de que la ciudad perdiera el control del estadio durante 75 años sin tener ninguna garantía.

"Si hay que buscar una nueva vía, en régimen concesional o con cualquier otra forma, pasará por aclarar previamente en qué debe consistir la remodelación, cuál es su coste, quién debe sufragarla, qué ingresos puede generar y quién debe recibir esos ingresos, además de, evidentemente, aclarar primero el proyecto deportivo y las necesidades deportivas a corto o medio plazo, para poder diseñar un estadio acorde a ellas", ha apostillado Muñoz.

Finalmente, el consejero ha emplazado a un "diálogo sosegado" con el club, cuando se produzca una solicitud formal dentro de unas semanas, y cuando previamente se haya aclarado el proyecto







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual