Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Natalio, el goleador ausente, hijo de Illueca

Natalio Lorenzo, delantero del Llagostera, es hijo del jugador illuecano del mismo nombre que jugó en la cantera zaragocista en los años 70 y 80 y emigró a Valencia.

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 02/06/2016 a las 09:45
A la izquierda, formacion del Aragón en 1980. En el círculo rojo, Natalio padre. Con él, el portero Pardo, Sanz, Casajús, Arjol y Maza, de pie. Y agachados, Morata, Puértolas, Abad, Orga y, el último, Ríos. A la derecha, Natalio hijo con el Llagostera.Archivo Ángel Aznar/HA

En las filas del Llagostera sobresalen a simple vista dos jugadores con pasado zaragocista. Uno, aragonés, Chus Herrero, del barrio de La Paz de Zaragoza. El otro, Edu Oriol, catalán que militó dos campañas en el último Real Zaragoza de Primera. Pero, oculto tras ellos, el principal baluarte de los gerundenses en la segunda vuelta, su goleador Natalio, también tiene sus raíces bien metidas en la tierra aragonesa. Su padre, con el que comparte el nombre de Natalio Lorenzo, es de Illueca. Y, además, fue futbolista de la cantera del Real Zaragoza durante toda la década de los setenta del siglo pasado. Abandonó el club en 1980 tras llegar a ser un puntal importante en el filial, el Deportivo Aragón durante cuatro temporadas (desde los 17 a los 21 años), llevar a cabo varias pretemporadas con el primer equipo, pero sin tener nunca la oportunidad de debutar en Primera División y no pasar de jugar varios amistosos con la plantilla profesional.

Natalio padre decidió emigrar a Valencia e hizo carrera en equipos de Tercera y Segunda División B. Jugó en el Villarreal, en el Alcoyano y se retiró en el Carcaixent. En ese tiempo de juventud, en tierras levantinas se casó y por eso, Natalio hijo, nació en Valencia ("en el hospital de Alcira", subraya el progenitor). "Toda la familia sigue en Illueca. Mi tío Custodio, los Botanas, los Asensio...", recuerda Natalio padre, que sigue yendo con cierta frecuencia a su pueblo de la comarca del Aranda, del que salió de crío para formarse como jugador en la Ciudad Deportiva recién construida por José Ángel Zalba.

"Muchos de mis compañeros llegaron a jugar en el primer equipo a lo largo de aquellos años en el juvenil y el filial del Real Zaragoza. Soy de la generación de India, Víctor, Barrachina, Camacho padre, Lafita padre, Güerri, Benedé, Crespo, Pérez Aguerri, Zubeldia, Belanche, Casajús, Vitaller, Abad, Arjol...", recuerda con cierta nostalgia. "No tuve la fortuna de que me eligieran a mí en los momentos decisivos y, pese a que entrenaba muchas veces con ellos y participé en todos los 'stages' de verano, al final tuve que marcharme", apostilla Natalio desde su domicilio actual de Canals (Valencia).

Y el padre habla del hijo, que definitivamente no va a estar contra el Real Zaragoza este sábado en Palamós por sanción. "Vio la quinta amarilla en Leganés el último día en una acción al final del partido, fruto de la desesperación por ver que descendían", justifica el veterano Natalio. "El Zaragoza lo va a agradecer porque ha hecho una segunda vuelta tremenda de acierto y goles. Si la liga hubiese durado unas pocas jornadas más, el Llagostera no hubiera bajado, aunque es verdad que han fallado mucho fuera de casa, donde no han ganado un solo partido", continúa contando.

Natalio padre explica cómo Natalio hijo pudo ser jugador del Real Zaragoza hasta en dos ocasiones diferentes. "Empezó en la cantera del Valencia. Con 18 años, Luis Costa estaba empeñado en llevárselo al Real Zaragoza. Un día fue a probar incluso, pero cayó una tromba de agua impresionante en la Ciudad Deportiva y el ensayo no sirvió de nada. Aquello no tiró para delante. Después, con Solana de entrenador, cuando Natalio tenía 21 años, también se negoció su fichaje, pero no cuajó", apunta el patriarca de la familia Lorenzo.

"Marcó muchos goles en sus inicios en el Pego y el Villajoyosa y enseguida lo captó el Castellón de Segunda División, donde se estrenó con 14 tantos en una gran temporada. Después vino su pase al Almería de Primera, al Cádiz, Córdoba, Murcia, Tenerife y los últimos cuatro años y medio en el Numancia. En diciembre no quiso renovar y por eso le dieron salida en Soria y firmó por el Llagostera", narra de carrerilla su padre. Ochenta goles como profesional acredita el Natalio treintañero, los nueve últimos, que no podrá ampliar ante el Zaragoza, con la camiseta del Llagostera.

Goles con solera de Illueca. Paisanos del Papa Luna. Que han acabado teniendo un origen valenciano de primera mano porque Natalio padre se tuvo que ir del Real Zaragoza en busca de fortuna en el mundo del fútbol profesional en 1980 cuando vio que las puertas se le cerraban en La Romareda. Y en tierras levantinas hizo fortuna, tanto deportivamente como en el ámbito particular. Natalio hijo, por la mitad del ramaje de su árbol genealógico, puede considerarse sin ningún problema como otro futbolista aragonés, en su caso de segunda generación, nacido y afincado en otra comunidad.


 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual