Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Un clásico Real Zaragoza-Real Oviedo vuelve 14 años después

Compañeros de viaje desde 1940, tanto en Primera como en Segunda, no se enfrentan en campo aragonés desde octubre de 2002

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 28/05/2016 a las 13:29
Ficha del partido Real Zaragoza-Real Oviedo de octubre de 2002 y fotografías del 1-0, marcado por Galletti, y del 3-0 logrado por Corona, que está obstaculizado por Paredes.HERALDO DOCUMENTACIÓN

Históricamente, este Real Zaragoza-Real Oviedo que se disputa este domingo en La Romareda no es un partido cualquiera. Se trata de un enfrentamiento clásico, entre dos clubes con poso y larga trayectoria en la vanguardia del fútbol español desde sus primeros pasos. Más veterano en vida el cuadro astur, más laureado el aragonés cuya fundación, por cómo fue en aquel 1932, siempre queda más tardía que la de los habituales en Primera División a lo largo del tiempo. Y, lo llamativo en este caso, es que el Oviedo regresa a Zaragoza tras 14 años de ausencia en el ámbito profesional.

El último Real Zaragoza-Real Oviedo fue, como lo será esta vez, en Segunda División. Era el 20 de octubre de 2002. Una barbaridad de tiempo atrás. El equipo zaragocista de la era Soláns se había caído de Primera y, con Paco Flores al frente, peleaba con problemas en los inicios de aquella temporada por regresar a la élite cuanto antes (lo conseguiría a duras penas meses después). El Oviedo vivió aquel curso 2002-03 su mayor pesadilla de la historia. Bajo deportivamente a Segunda B al quedar 21º y penúltimo en la tabla. Y, de tacada, la Liga de Fútbol Profesional lo descendió a Tercera División por su cúmulo de deudas y problemas fiscales. Desde entonces, junio de 2003, hasta esta campaña, el cuadro ovetense ha malvivido en la categoría autonómica de Tercera y, en los años más cercanos, en el pozo de Segunda B, del que le costó sudores y largo tiempo salir de nuevo hacia el fútbol de plata. Los del Carlos Tartiere han estado 12 temporadas alejados de los focos de las dos primeras categorías profesionales.

Catorce años son una vida. Una generación entera. Lo mismo que para los jóvenes seguidores carbayones ver al Oviedo en Segunda es un hecho ilusionante e impactante, porque no tienen noción del gran Oviedo reciente de Primera (el que llegó a jugar la UEFA en los años 90, con una eliminatoria recordada ante el Genoa italiano), para los jóvenes aficionados zaragocistas este es también un duelo engañosamente novedoso. Y es que, aunque han pasado casi tres lustros sin cruzarse por el camino, Zaragoza y Oviedo van de la mano desde 1940 y tienen sus historias entrelazadas desde hace ocho décadas. En 26 temporadas coincidieron en Primera División.

La retrospectiva de aquel último choque entre zaragocistas y oviedistas en La Romareda nos ubica en la verdadera dimensión temporal que supone el paso de 14 años en el mundo del fútbol. El Real Zaragoza de Flores formó aquel día con Laínez; Ferrón, Paco, Rebosio, Toledo; Aragón, Soriano; Galletti (Cani, 63), Juanele (Corona, 46), Vellisca; y Drulic (Yordi, 61). El Real Oviedo, que entrenaba el asturiano Enrique Marigil, alineó a Dorronsoro; Ibán Pérez, Gurrutxaga, Fran, Paredes; Geni (Pablo Díaz, 73), David Cano (Jaime, 75); Losada, Engonga, Idiakez; y Oli.

El primer tiempo acabó sin goles y entre pitidos del público aragonés por el feo juego de su equipo. Todo sucedió tras el descanso. En apenas 15 minutos, el Zaragoza se puso 3-0. El primero lo hizo Galletti en el minuto 4. El segundo, Aragón en el 13. Y el tercero, Corona en el 15. El Oviedo acortó distancias a falta de 12 minutos con un tanto anecdótico del ariete Oli. Arbitró el vasco Delgado Ferreiro, que después ha estado unas cuantas temporadas en Primera. En La Romareda, la entrada no pasó de 20.000 espectadores, lo habitual en aquellos tiempos.

De todo ese elenco de protagonistas, solo cuatro, los que eran más jóvenes aquella tarde, siguen en activo dando sus últimos coletazos al fútbol profesional. Cani ha jugado este año en el Deportivo de La Coruña. Corona, que empezó en el Almería, se fue a Australia al poco de iniciarse la temporada. Soriano también va a completar su última temporada en el Almería, donde desde hace 15 días ejerce como entrenador-jugador. Y el asturiano Paredes, que debutaba entonces con los azulones antes de ser fichado por el Real Madrid-Castilla y que sería más tarde capitán zaragocista tras pasar siete temporadas en la entidad blanquilla, está a punto de concluir la temporada actual en el Albacete. Los demás, en su mayor parte, han quedado desvinculados del ámbito futbolístico de primer nivel. Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano en los últimos cuatro años y técnico emergente, es sin duda el más llamativo. Solo Laínez, que dirige este año al RZD Aragón, el filial zaragocista, en Tercera, está intentando hacerse camino en los banquillos.


 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual