Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Gil y Tarsi, la ilusión de los jóvenes con raíces

​Los dos canteranos analizan la seductora recta final de la liga que puede devolver al Real Zaragoza a Primera División

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 28/04/2016 a las 18:02
Sergio Gil: "Somos conscientes de que estamos ahí, cerca del ascenso, y que depende de nosotros"

Sergio Gil y Tarsicio Aguado han puesto voz al vestuario a 72 horas del crucial partido de Ponferrada. Los dos jugadores del filial, que vienen trabajando todo el año tanto con el primer equipo como con el segundo, el RZD Aragón, aportan el punto de vista de la ilusión de los más jóvenes de la plantilla, de los chicos que vienen desde abajo soñando con jugar en el Real Zaragoza de Primera División cuando llegue el momento (Tarsi llegó a debutar de manera puntual en la máxima categoría hace tres temporadas, con Manolo Jiménez en el banquillo, en un partido en Valladolid).

“Esta parte final de la liga se vive en el vestuario con mucha felicidad, sobre todo en mi caso. Desde que llegué a Zaragoza, parece que todo había sido malo: descendió el primer equipo a Segunda, el filial también cayó a Tercera… Volver a ver a los dos equipos arriba en la tabla genera mucha motivación. Ojalá, a veintitantos de junio, veamos al Real Zaragoza de nuevo en Primera y al filial en Segunda B”, describe Tarsi.

Sergio Gil también narra un escenario lleno de esperanzas dentro de la caseta zaragocista. “Somos conscientes de que estamos ahí, cerca del ascenso, y que depende de nosotros. Sabemos que tenemos que mirar cada partido como si fuera el último. Y que, si ganamos, estaremos dentro de nuestro objetivo, y que no se puede fallar para no descolgarnos. Los canteranos vivimos estas semanas de manera muy especial porque lo que queremos hace mucho tiempo es ver al Real Zaragoza en Primera, que es donde merece estar siempre”, asegura el de Garrapinillos.

Tarsi considera que las siete jornadas que faltan hasta el final del campeonato son todavía un trecho suficiente como para que se acumulen las sorpresas y los imprevistos. "Queda muchísimo. Si en tres jornadas el Real Zaragoza ha recortado cinco, seis y hasta siete puntos a los de arriba, imaginemos lo que puede suceder en siete partidos. El momento pide ir tachando los partidos uno a uno, sin hacer más cálculos”, sugiere el fino centrocampista de Murchante. “Los de arriba van a pinchar seguro en esta recta final, así que hay que seguir ganando y sumando puntos porque los resultados que queremos en los partidos de los demás van a darse”, vaticina con optimismo Tarsi.

Gil recuerda su titularidad el año pasado en Santander, en un partido similar al del domingo en Ponferrada, ante un adversario apurado en puestos de descenso y con infinidad de bajas en las filas zaragocistas. “Sí, es un choque parecido a aquel. Ojalá se dé el mismo resultado, pues ese día ganamos 0-2 al Racing. Son días en los que todos los rivales van a muerte, son finales”, apostilla Sergio.

Los dos rubios canteranos han subrayado la importancia del mensaje que está transmitiendo Lluís Carreras al equipo ante la llegada del momento de la verdad. “Su mensaje no varía, el míster tiene un discurso que nos da tranquilidad, se juegue bien o se haga peor. Lleva su idea hasta el final”. Gil habla asimismo de la fortaleza mental que está demostrando la plantilla zaragocista: “Cuando hemos tenido alguna mala racha, nunca hemos dado nada por perdido y hemos creído siempre en nosotros mismos, este es un buen grupo que va de la mano, todos juntos”, destaca el zaragozano.

Por último, Tarsi y Gil han reconocido que no viven con extrañeza su constante vaivén entre la primera y la segunda plantilla. Para ellos, este tipo de temporadas en los jugadores más relevantes de un filial, han de ser algo normal. “El despiste, en mi caso, no existe”, dice Tarsi. “Poder entrenar cada día con el primer equipo es un premio, lo mismo que jugar partidos en la categoría superior. Pero si has de jugar en el B, también has de seguir creciendo. No es algo que me genere ningún problema”, asegura el navarro. Por su parte, Gil refrenda esta apreciación: “Este tipo de situaciones se dan cuando estás a caballo entre las dos plantillas. Pero sabemos que, cuando toca jugar con el filial, no te tienes que desanimar y, al contrario, estás obligado a ser el mejor y a dar el 200 por cien en Tercera División para poder volver al primer equipo”, redunda el mediapunta aragonés.

En el desplazamiento a Ponferrada, dadas las múltiples bajas que acumula Carreras a causa de lesiones y sanciones, tanto Gil como Tarsi parecen tener asegurado un asiento en el autocar del equipo. Y quién sabe si algún puesto de titular en El Toralín.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual