Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Real Zaragoza

Más tiempo en inferioridad que en superioridad numérica

El Zaragoza ha jugado en lo que va de liga más del doble de minutos con un hombre menos (145) que en ventaja por expulsión de algún rival (67)

Paco Giménez. Zaragoza Actualizada 13/04/2016 a las 08:03
Etiquetas
Momento en el que Cabrera, cabizbajo, abandona el campo expulsado en el partido de hace 17 ante el Girona en La Romareda.Oliver Duch

El Real Zaragoza viene de aprovechar convenientemente una superioridad numérica, provocada por una expulsión de un rival, para decantar un triunfo fundamental en su pelea en la liga. Lo hizo el pasado domingo ante el Mallorca, al lograr el 2-1 nada más ver la tarjeta roja el central balear Aveldaño, cuando faltaban 27 minutos para el final del choque. Se trata de una de las cuestiones importantes que, en el discurrir del torneo, un equipo debe saber rentabilizar: el hecho de jugar una serie de minutos con un jugador -o dos- más.

El equipo aragonés, solo cinco jornadas atrás, había hecho lo mismo ante el Lugo. Sacó provecho con pericia al hecho de que los gallegos perdieran a su pivote Seoane a falta de un cuarto de hora y remontó un 0-1 adverso hasta imponerse por 3-1. Aquel equipo lucense acabó, incluso, con nueve jugadores porque el lateral Cendrós también vio la roja ya en el tiempo de aumento.

En otros dos partidos, los rivales zaragocistas dejaron en superioridad a los blanquillos. Una, de modo testimonial y ajena a cualquier análisis, ya que fue en el triunfo por 2-0 ante el Tenerife, en cuyas filas fue expulsado su capitán, Suso Santana, ya en el minuto 93, con el duelo acabado por completo. No influyó en nada esa roja. La otra, sí que significó un apuntalamiento de una victoria zaragocista, la de Albacete por 1-3 en la primera vuelta, en la que el manchego Jason fue echado del campo por el árbitro en el minuto 65 -a falta de 25 para el final- cuando los zaragocistas ya mandaban con poderío por 0-3.

Pero el Real Zaragoza, en el cómputo global de las 33 jornadas que se han jugado hasta ahora, ha tenido que acometer más del doble de minutos en inferioridad de los que ha disfrutado en la referida superioridad. Los perjuicios arbitrales han sido más sensibles que los beneficios en este sentido.

Está reciente el encuentro en el que el cuadro zaragocista tuvo que afrontar más minutos con un hombre menos. Fue el choque contra el Girona, hace 17 días, en el que Cabrera abandonó el campo tras ser expulsado directamente en el minuto 27. Hasta 63 minutos estuvo obligado a bregar el equipo blanquillo en manifiesta inferioridad. Ya perdía 0-1 cuando estaban 11 contra 11. Acabó derrotado por 0-3.

El anterior episodio similar ocurrió en Vitoria hace seis jornadas. Culio fue expulsado en el minuto 44 de la primera parte. Más de medio partido, el Zaragoza lo combatió ante el líder, en su estadio de Mendizorroza, con un jugador menos. Y ahí, pese al quebranto táctico que supuso, logró arañar un meritorio punto a través del 0-0 inicial.

También en esta segunda vuelta, el Zaragoza acabó con 10 la noche de Pamplona. Fue mucho menos tiempo, apenas 3 minutos y el descuento, pero tras la roja que vio injustamente Cabrera (la sanción le fue retirada semanas después), el equipo aragonés padeció para sujetar el 1-1 que rascó ante el Osasuna en un día complicado. Ya contra los osasunistas, en los albores de la liga en el duelo de La Romareda, el Zaragoza había acabado con un expulsado: Wilk. El polaco, no obstante, se fue del campo en el minuto 90 y solo se jugó en desequilibrio el tiempo extra. Aquel día, los navarros ganaron 0-1 en el campo municipal zaragozano.

La otra jornada que falta por reseñar con el Real Zaragoza en inferioridad es la del derbi ante el Huesca en La Romareda. Fueron 41 minutos con uno menos en las filas zaragocistas, casi medio partido de nuevo. Esta vez, fue Ángel el expulsado en el minuto 44, aunque el tiempo final de 10 contra 11 se limó algo al término del choque cuando el oscense Fran Mérida también fue excluido del juego por doble amarilla en el minuto 85. En condiciones muy adversas, en esa cita el Zaragoza también pudo sacar un punto con el 3-3 final que, realmente, supo agrio pues la victoria por 3-2 estaba en sus manos hasta la última acción visitante, en el minuto 93.

Así pues, el Real Zaragoza, por ahora, no puede ser señalado por haberse visto beneficiado por los arbitrajes en cuanto al balance de tarjetas rojas en su contra y las vistas por los contrarios. Al revés, sale sensiblemente perjudicado por los números y las rentas: apenas 67 minutos ha jugado el equipo aragonés con superioridad por 154 en los que lo ha hecho en inferioridad.

El análisis definitivo habla de una excelente actitud del Real Zaragoza cuando ha tenido que abatir a los rivales heridos por las expulsiones: ha sabido ganar los cuatro partidos en los que los contrincantes han visto mermadas sus fuerzas al quedarse con uno o dos jugadores menos. Cuatro duelos, 12 puntos. Pleno en el saldo favorable de los zaragocistas. Cien por cien de solvencia en superioridad.

Y, en el lado contrario de la balanza, los blanquillos pueden presumir de haber sabido rebañar en condiciones adversas 3 de los 15 puntos disputados en los cinco choques en los que algún futbolista del Real Zaragoza ha sido expulsado.

 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo